Opinión Nacional

Los Diputados 2.0

“El pueblo legislador”, con esa premisa llegó ayer el PSUV y sus diputados electos a la Asamblea. “Llevar el debate a las calles, pulsar las necesidades de los electores” decía Aristóbulo Iztúriz en un Plaza O’ Leary medio mojada por la lluvia -y las fuentes-. Resulta que en este debate, en este llevar la comunicación de parlamentarios y electores a un mano-a-mano ha surgido una nueva-vieja herramienta: El Twitter.Twitter es mayoría calificada en el Poder Legislativo Venezolano: 125 de los 165 asambleistas poseen cuenta en la red social (aunque tres aún están por confirmar). La bancada del PSUV sigue liderando esta Tw-Asamblea, con 65 curules por 61 de la MUD. ¿El PPT? Ninguno de sus diputados ha “trinado” en el ciberespacio.

La fracción oficialista es, en este campo, la menos experta: Entre todas las cuentas han tuiteado un total de 18.499 veces (eso es menos que yo, pero yo soy un adicto a estas cosas) para un promedio de 284,6 tweets por cuenta. Del otro lado de la talanquera hay 65.216 actualizaciones, para un promedio de 1.086,93 tweets. “Esos escuálidos se la pasan vagueando en el Twitter”, me respondió una amiga simpatizante del proceso al comunicarle mis resultados. Pues no: la gran mayoría actualiza sobre asuntos de interés nacional que tendrían algún tipo de consecuencia sobre sus electores. Igual pasa con el PSUV. De ambos bandos son cuentas informativas.

María Corina Machado, posando como si fuera para el perfil de Facebook. Foto: @MariaCorina2011

Esta Tw-Asamblea Nacional estaría dirigida por Miguel Ángel Rodríguez (MUD-TAC), el más tuiteador de todos (aunque es una de esas cuentas que no se ha podido verificar). En orden del equilibrio de poderes, Robert Serra (PSUV-DC) sería el primer vicepresidente con sus casi 4 mil tweets. Biagio Pilieri (MUD-YAR) saldría de su limbo legal para asumir la segunda vicepresidencia, producto de una dura lucha a favor de su caso en las redes sociales. Al frente del hemiciclo, se sentarían orgullosas las delegaciones de Anzoátegui, Bolívar y Cojedes, pues todos sus parlamentarios están inscritos en la red social.

El «autopicture» de los diputados del PSUV-Portuguesa. Foto: @NelsonEsc

Una fila más atrás, refunfuñantes, estarían los estados más poblados. En Distrito Capital, Cilia Flores es la oveja negra pues, de comprobarse su cuenta, dejó de tuitear hace casi un año y sólo sigue a Luis Tascón (Q.E.P.D). El diputado Carlos Escarrá (PSUV-ARA) sería un asambleista silente, pues sus 25 tweets lo hacen del tipo callado (al contrario de la realidad). Su archirrival, Ismael García (MUD-ARA), sigue siendo tan elocuente como en el Hemiciclo, aunque acá no le van a cortar el micrófono. Lo que si debería solucionar, tanto Ismael como Hernán Alemán (MUD-ZUL) es el problema de sus cuentas duales: ambos están inscritos dos veces en Twitter.

Del lado del PSUV, Juan Carlos Alemán (DC), Hugbel Roa (TRU) y Nelson Escobar (POR) buscarían impulsar un concurso fotográfico tuitero dentro de la asamblea. Su contraparte estaría en María Corina Machado (MIR), Deyalitza Aray (CAR) y Juan Carlos Caldera (MIR), quien ayer batió el récord de fotos. Tomó tantas que subió un álbum a Facebook. En este apartado, los chavistas llevan una ventaja de calidad: sólo Roa y Loidy Herrera (PSUV-COJ) usan Twitpic.

En la parte de atrás del Salón de Sesiones se sentaría la delegación de Amazonas, único estado sin Twitter. Unas pocas filas más adelante, los diputados que abrieron sus cuentas ( o se las abrieron), pero nunca tuitearon: en este grupo se incluye Earle Herrera (PSUV-ANZ), Elvis Amoroso (PSUV-ARA), Miriam Pérez (PSUV-CAR) y Loa Tamaronis (PSUV-D.A.) por el oficialismo. Gabino Paz (MUD- TAC) representa a la oposición en esa comisión. Tal vez Diosdado Cabello (PSUV-MON), tuitero desde que era superministro y Julio Montoya puedan enseñarle a Diógenes Andrade (PSUV-MER) o a Braulio Álvarez (PSUV-YAR) a quitarle el “candadito” a sus cuentas, o a que Liri Sol Velásquez (PSUV-BOL) no tuitee en mayúsculas. Otros lo usarán para ventilar sus quejas sobre el procedimiento parlamentario, como ya lo hizo Abelardo Díaz acerca de la ubicación de su oficina

Ya dejándonos de bromas,  hay que reconocer que en este aspecto ha ganado el pueblo, el pueblo legislador: Con solo 140 caracteres, puede acceder a la gran mayoría de sus parlamentarios y plantear sus inquietudes, los problemas de su comunidad. En una Venezuela donde el fenómeno Twitter no ha dejado de ganar terreno (ya nos acercamos, si no es que pasamos, el millón de cuentas) es una herramienta que pone en los ciudadanos la oportunidad (que debría convertirse en responsabilidad) de hacerle contraloría a sus representantes electos.

Abajo inserto una lista de todos los diputados, con o sin Twitter. Tomen esto como una oportunidad para seguir a sus representantes electos y hacerles saber lo que piensan en esta legislatura. Y si no lo están usando, alerten a alguno de sus compañeros de bancada para que lo active y se ponga también a legislar por allí. Ese también es el pueblo legislador.

Como Postdata, el lector Raúl Escalante me informa que Vestalia Sampedro no se fue de twitter, sino que lo cambió. Muchas gracias por ese detalle. También me apuntan que he confundido a María León con una guapa -y joven- morena. Tal vez ella era así cuando joven.

Puede seguir la lista de @Naldoxx de diputados del PSUV acá

Puede seguir la lista de @Naldoxx de diputados de la MUD acá

Diputados 2.0

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba