Opinión Nacional

Los grumos de Venezuela

¿Cuántas veces te has visto enzarzado en un embrollo cuyo origen y objetivo ignoras? Porque se explica, aunque no se justifique, que alguien quiera quitarte la camisa porque le gusta más que la suya. Pero que te la quite y la tire a la basura es algo que no tiene explicación. En mi experiencia el 99% de los conflictos que me han rodeado son de esa naturaleza. Tal vez los más campechanos han sido los ladrones, que querían uno mi Volkswagen anaranjado y otro mi Trinitron y por eso me los quitaron. Pero no entiendo a los demás, porque jodiéndome no han ganado ni dinero, ni prestigio, ni fama, ni posiciones. También puede ser que soy demasiado bruto y a veces me doy cuenta años después de cosas que me querían decir, cuando ya no tiene utilidad entender nada.

De pronto el que hasta hace cinco minutos era tu hermano del alma comienza a mirarte torcido, como que le pegaste a su mamá en vez de dejarle ese privilegio. Entonces comienza una hilera de perfidias, plazos traicioneros, maldades de este mundo que son cosas correlativas, vete de mí, sombras nada más, toma este puñal y ábreme las venas, yo sigo siendo el rey, ya no vuelvas a buscarme, de tu alpiste me cansé, yo sé que mi cariño te hace falta, se me olvidaba que tampoco yo te quise, porque jevas como tú yo las tengo por montones y demás telenovelas. Una cosa enardecida, delirante e interminable que absorbe el 95% de tu energía, como un abismo negro —el 5% restante se lo lleva la vida vegetativa.

Por eso cuando veo los pleitos políticos, que si 40 años de cúpulas podridas y que si año y medio de Apocalipsis, me pregunto si no será más bien que se trata de ese proceso grumoso aleatorio y permutativo que vengo prosando. Siempre lo repito: tengo la pesadilla recurrente de que no he podido declinar el cargo de (%=Link(«http://www.me.gov.ve/»,»Ministro de Educación»)%). Despierto dando gritos desgarradores y bañado de sudor frío en medio de un temblor incontrolable. Porque enfrentar las vendetta inagotables del ministerio educativo debe deprimir hasta a una estatua. Dar una orden allí debe ser peor que lanzar una botella al mar. Y lo más terrible debe ser que te obedezcan, porque seguro que encontrarán el momento más inoportuno y la circunstancia más inconveniente para ello.

Por eso mis dos héroes venezolanos son (%=Link(«/bitblioteca/bolivar/»,»Simón Bolívar»)%) y José González Lander. Siempre he imaginado este diálogo de Bolívar con (%=Link(«/bitblioteca/paez/»,»José Antonio Páez»)%):

—Mira, José Toño, ¿tú crees que tus muchachos suban Los Andes?

—Claro que sí, esos suben, Boli.

—Pero allá hace mucho frío.

—Sí es verdad, Simón José, esos no van a subir nada.

—Pero yo los veo muy patriotas.

—Así es, esos suben muertos de la risa.

Y así. Sin contar las veces que el propio Simón José de la Trinidad atrasaba o adelantaba una campaña porque había una falda que lo trastornaba, como cuando el Desastre de Ocumare. Y para no hablar de los pleitos que le montaron Mariño, Bermúdez y el mismo Páez, más tarde que temprano.

El caso de González Lander es más espectacular: hacer un (%=Link(«http://www.metrodecaracas.com.ve/»,»Metro como el de Caracas»)%), que si los franceses fueran gente seria nos hubieran imitado servilmente, y hacerlo en medio de estos grumos revela que Pepito era de una estirpe muy superior a la humana.

(%=Link(«/bitblioteca/hchavez/»,»Hugo Chávez»)%) ha ordenado una investigación de varios ministerios para ver por qué hay corrupción y no sirven. Le deseo suerte. Se encontró por fin con el que lo puede derrotar.


Carolina Espada, (%=Link(«/bitblioteca/espada/soberana_decision.asp»,»Soberana decisión»)%)
(%=Link(«mailto:[email protected]»,»[email protected]»)%)
(%=Link(«/bitblioteca/roberto/»,»RHM en La BitBlioteca»)%)

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba