Opinión Nacional

Los hijos de la patria

YO, el Padrote ideológico, el Semental omnisciente, el Ductor de multitudes, el Salvador de las generaciones actuales y por venir, en amplio Consejo con mis innumerables Ministros, ya no sé cuántos tengo, presentes todos los Círculos, Cuadrados, Rectángulos y pelotones, teniéndome por y para siempre como su Centro Indiscutible, por la felicidad de los hijos de los demás, de los ajenos, de los tuyos, que desde hoy asumo como míos, de la Patria que soy y encarno, ordeno:

1. A partir de la presente fecha los niños de la Patria no nacerán más rosaditos y rozagantes sino rojo – rojitos.

2. Se deroga la oligarca práctica de las canastillas azules para los varones y rosadas para las hembras, desde la presente fecha se instituye la Misión Canasta Infantil Bolivariana que proveerá a los recién nacidos de monitos, escarpines, fajitas, trencitas, cintillos, pañales, todos los artículos serán de un único color, por supuesto, el de la Patria Nueva: Rojo- rojito.

3. Desde su inscripción en el registro civil caribeño quedarán a cargo del Ministerio de Guerras Asimétricas para gatear rampando, dar sus primeros pasos militares en forma de ganso, caminar derechitos y perfectamente alineados para adentrase, poco a poco, pero intensamente, en esa hermosa disciplina que es el entrenamiento para el combate, nuestra exitosa destreza de rodilla en tierra, el mayor deporte de aventura que Patria democrática alguna haya conocido.

4. En las ruidosas y oscuras noches de nuestros esplendorosos tiempos, los Cuenta – Cuentos de la Pujante Revolución Infantil, formados en la Misión Juventud Gloriosa, le narrarán con deleite a los chiquillos desde la más tierna edad, mi infancia campesina, la manera en que comía mangos y pelaba topochos, mis primeros cólicos por las caraotas caldúas, mis primeros picheos, lo bello que me veía con mi uniforme de cadete rebelde y contestón. A estos fines, el Ministro de la Cultura Superior queda encargado de elaborar el material instruccional necesario: comiquitas, videos, cortometrajes, disfraces, muñecos y cuanto sea necesario para que los Niños de la Patria se parezcan por dentro lo más que se pueda a MI.

5. Cada niño desde los 4 años de edad dispondrá de su Kit revolucionario, su libreta para anotar a los disidentes e incorporarlos a la Lista de rigor, su fusilito de balas auténticas, de verdad verdad, para defender al indiscutible Padre de la Patria Nueva, su uniforme escolar verde oliva y su boinita colorá para hacerse las fotos de la nueva generación que engalanará por siempre las álbumes de recuerdos de las gozosas familias bolivarianas.

6. Todos los niños llevarán de primero mis dos nombres y de tercero el que sus padres escojan de una terna que les propondrá el Comité de Barrio, los nombres deberán ser epónimos de los más gloriosos revolucionarios de la humanidad, y de preferencia el de los Presidentes de nuestros Estados Asociados.

7. A los doce años, todos los niños, adolescentes ya, pasarán a formar parte de la familia bolivariana, sus padres biológicos podrán visitarlos una vez al mes, previa presentación de la Solvencia de Moralidad Paternal o Maternal que será expedida los primeros lunes de cada mes, los lunes del amor, en las respectivas casas del Partido Único e Insustituible.

¡NIÑOS DE LA PATRIA; LOS AMO CON FRENESI!
YO, EL Padre Verdadero

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba