Opinión Nacional

Los hombres son manejados por juguetes

La ratificación por parte de la Asamblea Nacional en el día de ayer de Francisco Arias Cárdenas como embajador de Venezuela en la ONU es algo más allá que un simple nombramiento mas, pudiera ser el pago al disimulo de “pelea” electoral previamente arreglada como pareciera que fue, ya que en el año 2000 había la necesidad de religitimar a Chávez tanto nacional como internacionalmente, y ante la falta de un candidato opositor de peso para enfrentar a Chávez, había que fabricar un contendor que a su vez fuera “peso pesado” como para ese momento lo era también Arias Cárdenas, , porque para que haya “un vencedor” tiene que haber a la vez un “vencido”, es decir, no hay un “vencedor” si a la vez no hay un “vencido”, y ante la escasez en aquel momento de un candidato opositor que le diera la pelea a Chávez, hubo que fabricar un Arias Cárdenas para que se prestara para aquella patraña electoral, como en efecto se prestó.

El asunto de fondo no fue que Arias Cárdenas haya traicionado o no al jefe de Estado ya que supuestamente se trató solo de “diferencias” de tipo político”, o que se trataba o no de “un acto de apertura del presidente con la oposición”, como Arias Cárdenas declarara, como que si Arias Cárdenas fuera de la “oposición”, (?), o de las oposiciones; ni tampoco de lo que dijeron los “soberanos” diputados en el sentido que se trataba de una “reconciliación”; hasta hubo un diputado que tuvo la osadía, la cursilería y el fanatismo de comparar la devolución (si es que fue “devolución” lo que realmente hubo) de Arias Cárdenas con la conversión de San Pablo, en el sentido que cuando Arias Cárdenas combatió a Chávez actuaba similar a cuando Saulo de Tarso perseguía cristianos, y como actualmente “se había caído del caballo” tumbado por Chávez (prácticamente Jesucristo) y había “vuelto al buen camino”, y ahora era una suerte de “San Pablo” revolucionario.

Siempre he pensado que este tipo de discursos son unos actos de adulancia disfrazada, una jaladera subliminal que en el fondo compara a Chávez con nuestro Señor Jesucristo; al fin y al cabo los actuales diputados de la “soberana” Asamblea” Nacional” y demás dirigentes de las otras “instituciones” oficiales andan en un torneo de jaladera, como si fuera un juego de bolas criollas donde tratan de ser la bola que mas se pega al mingo (Chávez), tratando de ser el que mas y mejor jala y adula; ayer mismo “la Fosforito” Iris Varela dijo que lo que decía Chávez era incuestionable, incontestable, que se obedecía ciegamente, que era “Santa Palabra” y que las decisiones de Chávez no se podían poner en duda, que si Chávez decía que Arias Cárdenas iba como de embajador a la ONU pues Arias Cárdenas iba de embajador a la ONU y punto; asunto que una vez mas nos demuestra que no hay independencia de poderes: si Chávez les hubiera dado la orden que le abrieran una averiguación a Arias Cárdenas y luego lo condenaran, así hubieran hecho; sin embargo, lo paradójico de este caso que fue la excepción que confirmó la regla, la de Luis Tascón; el genocida laboral, autor de la famosa lista que es un apartheid político y que ha causado mucha infelicidad a mucha gente, sin embargo ayer dio una sorpresa ya que rechazó el nombramiento de Arias Cárdenas por considerarlo un «traidor» y salvó su voto…

Una de las cosas que también se ve aquí es el hecho de como una persona es capaz de arrastrase por un cargo como hace Arias Cárdenas: se ha comentado mucho que Arias Cárdenas se despechó porque Chávez no lo nombró ni Vicepresidente o Ministro de la Defensa, y ahora agarra aunque sea fallo…

Por otra parte, salvando las inmensas distancias entre Napoleón Bonaparte y Chávez, Napoleón fue muy dado a repartir condecoraciones, medallas de la Legión de Honor, etc., en base a esto alguien lo acusó de repartir “juguetes” y Napoleón contestó: “los hombres son manejados por juguetes”.

Además de las condecoraciones y la sobadera que tanto le encanta a Chávez, éste hace lo mismo con las embajadas ya que las trata como juguetes de premio, por ejemplo: Roger Capella, ex Ministro de Salud y Desarrollo Social hoy en día es flamante embajador en Argentina; Roger Capella es aquel ministro que cuando en los días del Referendo Revocatorio dijera que funcionario publico que “osara” firmar contra el presidente Chávez tendría que ser botado “ipso facto” de su cargo.

El personaje de infeliz memoria y triste recuerdo como lo es Lucas Rincón y que tiene muchas cosas que explicar sobre el 11-12 y 13 de abril, el mismo que dijera “la cual aceptó”, acaba de ser nombrado por Chávez embajador en Portugal.

Adán Chávez es embajador en Cuba, habiendo sobre este nombramiento innumerables rumores, etc.

Hasta donde puede llegar la infelicidad y la miseria humana que Arias Cárdenas se tuvo que arrastrar para conseguir dicho “juguete”…

Pero dejando a un lado la jaladera, la arrastradera, la miseria y la infelicidad humana, los juguetes de las embajadas, etc., lo de Arias Cárdenas es algo que debe investigarse históricamente a ver si nos encontramos (como pareciera) que en las elecciones del año 2000 también hubo un fraude electoral (aunque secreto) como dijimos en la introducción:las elecciones del año 2000, aquellas que inicialmente según el ex rector Eduardo Semtei iban a ser el 28, el 28, el 28 de Mayo y que terminaron siendo el 30 de julio, donde Chávez supuestamente derrotó a Arias Cárdenas tiene todos los síntomas que fue una pelea arreglada al mejor estilo de las mafias del boxeo, una pantomima electoral, una patraña eleccionaria, un acto de mutua hipocresía entre dos “hermanos del alma” del sangriento golpe de estado del cuatro del febrero de 1992 en contra un gobierno legítimamente constituido como era el en ese momento nos gobernaba, al simular una falsa pelea entre dos supuestos contendores y que todo aquello de la gallina fue un show para disimular algo que ya estaba arreglado.

Si esto fue así como pareciera, estamos ante un fraude electoral peor que el que nos hicieron el pasado 15 de agosto de 2004 y el que le hicieron a Jovito Villalba en diciembre de 1952, porque al menos estos dos fraudes son reconocidos históricamente como tal por la mayoría de los venezolanos y venezolanas; en cambio si el 30 de julio del año 2000 hubo un acuerdo secreto entre Chávez y Arias Cárdenas para disimular una farsa electoral donde Chávez quedara “religitimado” por seis años como supuestamente quedó, si eso fue así, eso es un fraude secreto, porque engañar a un pueblo, mentirle a un país, estafar a una nación y burlarse electoralmente de una república, es sencillamente un fraude a través de negociaciones secretas.

Tenemos que estar alertas ante las “elecciones” de este año para que no se vuelva a producir otro fraude secreto, hay serias denuncias que hay algunos “líderes” que se auto denominan de “oposición” que secretamente se están reuniendo en la oscuridad de la noche con José Vicente Rangel, el denominado grupo de “la Viñeta”, en la residencia La Viñeta, hoy en día sede oficial del Vicepresidente de la República, y según denuncian se están llegando a acuerdos secretos para ir sin condiciones a las venideras elecciones presidenciales, es decir a que se presten cual tontos útiles electorales como en el año 2000 hiciera Arias Cárdenas.

Los que hacen estas denuncias son viejos zorros y veteranos políticos como lo son Ramos Allup y Ezequiel Zamora, estemos con los ojos bien abiertos para que nunca se vuelva a dar un (os) Arias Cárdenas II.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba