Opinión Nacional

Los huecos y la política

Los vecinos no podían creerlo. Los taladros que retumbaban en nuestros oídos, allí estaban, haciendo su milagrosa penetración en la olvidada Av. Arístides Calvani, renombrada así en honor de un reconocido Canciller Venezolano quien falleció en un accidente aéreo en Guatemala a principios de 1986. En mi época de niño la vía de 0.7 km era conocida como la Av. Los Castaños, corta y estrecha vía de circulación, que atraviesa el sector del mismo nombre y que nos llevaba a la mágica caída de agua que hoy es parte del poco mantenido parque “Los Chorros”.

Si, al fin, después de más de quince años las autoridades municipales se recordaron y percataron que rompiendo el asfalto con ese sonido tembloroso, la pequeña comunidad, que incluye, además de maravillosos arboles de mango , una fauna en vías de extinción, a más de doscientas familias, una iglesia, un colegio, los vestigios de la emigración rusa, un vivero, la sede de un partido político, un club para los originarios de Uruguay y una clínica siquiátrica que además es centro para los alcohólicos, fumadores y jugadores anónimos, sentirían estos la presencia del estado y la respuesta a una vieja aspiración; tapar los huecos de una arteria que se convierte en un rio con los fuertes aguaceros ,que se resiste a que sea convertida en espacio para los negocios y en donde circulan diariamente miles de vehículos sin distinción de tamaño, marca o inclinación política de los conductores.

La “Calvani”, como popularmente es referida ,si bien es parte de nuestro acceso comunitario, es una vía de circulación obligada para muchos caraqueños , especialmente para aquellos que se transportan en las desbaratadas unidades llamadas, ”camionetas para los chorros” que desde la estación del metro en Los Dos Caminos se encargan de humillar a todos aquellos que de una u otra manera tenemos que abordarlas, por su deterioro, incomodidad y porque a pesar de la construcción de un espectacular centro comercial en su lugar de origen no hay señales que alguien esté interesado en dignificar el medio de acceso desde el metro a cualquiera de las zonas adyacentes; Los Dos caminos, Montecristo, Sebucán, Los Chorros.

El comentario comunitario del día. Al fin van a tapar los huecos de “la Calvani”. Entonces, los ingenuos vecinos se plantearon porque no aprovechar y pedir que arreglaran una alcantarilla al inicio de la vía que por años es la “rompe sueños” de los vecinos. Además, en las transversales hay huecos que contribuyen a las famosas lagunas sin cisnes. Entonces, con esa lógica se abordo a los “encargados” de taladrar, previo a la llegada de los “asfaltadores”, para que tomaran en cuenta esas aspiraciones. La respuesta tan aturdida como las del sonido de los taladros. El encargado informo: la instrucción es, donde no hay “votos “no hay asfalto. En otras palabras! no había posibilidad de asfaltar algunos huecos de la urbanización ¡No sé si refería a los votos del pasado o a los del futuro, o quizás a que una comunidad pequeña no da muchos votos.

La historia de la conversación posterior con el amigo “taladror” jefe es larga, pero la reflexión es la siguiente. Si la política es el arte de sumar, mas no el de repartir prebendas, entonces debemos recordar, que por la avenida no solo la circulan los “votos” de nuestra comunidad. La orientación de esos “votos”: la transitan muchos “votos”, que son las víctimas del mal estado de las vías, no solo por el perjuicio a sus vehículos, sino muchos entregan parte de la salud que cada vez que sienten el golpe en una vía mal mantenida. Existen ya los estudios urológicos relacionados con el impacto en la salud de esa realidad en las vías de transporte de personas en el mundo.

Después, es una buena conseja, que si a los “votos” a que se refiere son a los de una tendencia en particular, que es precisamente allí en donde hay que demostrar una buena gerencia. Incluso los “votos” afines se castigan por falta de buen mantenimiento. Por último, no tiene por finalidad el pago del derecho de frente y de otros impuestos precisamente contar con mejores servicios y calidad de vida en nuestras comunidades. Espero que este sea un hecho aislado y no una nueva manera de contabilizar el derecho por igual de disfrutar de una mejor gerencia pública. Si de verdad alguien dio esa orden , reflexiona.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba