Opinión Nacional

Los inicios del 2006

Hay varios acontecimientos que pueden marcar el comienzo del año que ya entra. Sobre todo en el campo de las realidades políticas, cuya dimensión debe tener una gran importancia porque la letra de la Constitución de 1999 establece que el 2006 es año de elecciones presidenciales.

El día 5 de enero, al menos hasta ahora, ha sido fijado para la instalación de la «nueva» Asamblea Nacional. Un parlamento monocolor y monocorde a contracorriente de los valores de nuestra cultura democrática. Desde los tiempos de la última dictadura, hace casi medio siglo, no ocurría un hecho semejante.

A partir de ese momento, formalmente hablando, se habrá cerrado el círculo de control absoluto del régimen bolivariano sobre el desempeño de los poderes públicos. Un estreno en nada compatible con la naturaleza plural y contestataria de la sociedad venezolana.

El lunes 23 de enero se celebrarán los 48 años de una de las fechas históricas más decisivas de nuestro siglo XX: el 23 de Enero de 1958. Oportunidad sin igual para el vasto sentimiento opositor se haga sentir a lo largo y ancho del país, y para que el mensaje silencioso del 4-D se llene de contenido y actividad.

Diversos factores de la oposición política y de la sociedad civil se preparan para que el 23-E adquiera la relevancia que merece. No se trata de una efeméride para el recuerdo y el discurso de estrado, sino una ocasión para reivindicar la lucha por la democracia social y ciudadana, pensando en el aquí y ahora del 2006. Ha sido convocado, por ejemplo, un Congreso de Ciudadanos Libres que seguro tendrá impacto.

El 2 de febrero se cumplirán 7 largos años de Chávez en el poder. Su mandato llegará a septenio, siendo el período de gobierno más largo desde la época del general Gómez. Ojalá y se logre generar un amplio debate al respecto, no tanto en el plano de la teoría sino en el de las situaciones concretas que vive el conjunto de los venezolanos.

Es obvio que la gran maquinaria de propaganda oficial se redoblará para cantarle loas a la «revolución bolivariana». De allí el esfuerzo indispensable para que la gente conozca a ciencia cierta donde están las promesas y los resultados en materia de desempleo, inseguridad, falta de vivienda, confrontación política, servicios públicos y calidad de vida.

La gran pregunta es qué se ha hecho con los 400 mil millones de dólares que el señor Chávez ha recibido y gastado. La fortuna más gigantesca que gobierno alguno haya dispuesto en Venezuela. Al fin y al cabo, y gracias al mercado internacional, el barril de petróleo se cotiza en un precio 500% mayor que hace 7 años.

El sábado 4 de febrero el oficialismo conmemorará el aniversario 14 del 4-F. La antesala será la Cumbre Social que de Porto Alegre-Brasil se trasladará a Caracas, con el debido fondeo de recursos disponibles. Frente a la imposición del llamado «socialismo del siglo XXI» se debería plantear la tesis de la «democracia del siglo XXI».

Además de todo el tema de la contienda presidencial no estará ausente. Como vemos, los inicios del 2006 serán de intensa actividad y esperemos que también de proyección para las expectativas de cambio de millones de venezolanos.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba