Opinión Nacional

Los millardos de Chávez

A Hugo Chávez Frías le encanta llenarse la boca con de todo. Desde la malversación administrativa (“Eso tiene que acabarse de una vez y para siempre. El tesoro del pueblo no es para jugar con el.”) hasta los referenda con los que amenaza a cada rato.

Respecto al “tesoro del pueblo”, fuentes confiables me informaron que -en lo que va de año- Hugo Chávez Frías , el Presidente de la República- ha gastado más de Bs. 1.080 millones en dádivas, ayudas y otras “beneficencias” , gracias a la inagotable e incontrolada caja chica que tiene en Miraflores. El monto equivale a casi Bs. 4 millones diarios de dineros públicos, que nadie -menos Chávez y sus portamaletines- saben a quién benefician y porqué. Este humilde reportero no quisiera inferir que los apestosos recogelatas quartarepublicanos, ésos del Frente bolivariano Simón Bolívar (los del panfleto), hayan sido subsidiados desde Miraflores por ésa vía.

La sospecha es legítima porque, a pesar de la protesta generalizada nacional y hasta internacional, por parte del Ejecutivo y del MVR solamente José Vicente Rangel y Luis Miquilena se han pronunciado en términos críticos. Pero nada se ha escuchado al respecto de nuestro usualmente locuaz Chávez o de sus adulantes adláteres.

Como, según la undécima atribución de las responsabilidades presidenciales (según su propia constitución), Chávez es “responsable de la administración de la Hacienda Pública”.

Recordemos

Alberto Esqueda Torres. El 23.9.00, este personaje entregó 113 contratos de obras, por valor de Bs. 36 mil millones, ¡a dedo!, brincándose los parámetros de la Ley de Licitaciones y las del sentido común. Los 113 contratos se ejecutarán en obras de vialidad, de infraestructura y equipamiento.

“Yo tomé la decisión de adjudicar directamente las obras. Si éstas hubieran pasado por el proceso de licitación general o selectiva, las obras hubiesen comenzado en febrero o en marzo del próximo año. Por eso yo asumo la responsabilidad ante el país, ante el Contralor interno, ante el Contralor General de la República. Pero las obras tienen que hacerse. No podemos seguir esperando”.

Pero independientemente de la buena o mala intención de Sequeda Torres, -y de su heroica disposición “de asumir la responsabilidad” por ésos reales, pareciera que se trata de patrón en la gestión administrativa del régimen que ya se ha beneficiado de una veda de dos años en el control de su gestión administrativa.

-Por ejemplo, el nuevo avión presidencial -cuyo costo es de $42 millones- hubiese debido ser licitado y fue asignado a dedo.

-El faltante de la administración del Congresillo –Bs. 4.000 millones- todavía está sin un responsable.

-El faltante -sin hablar del déficit de Bs.137 millardos- de los 57 millardos en la Gobernación del Distrito Federal que tiene boquedando a Alfredo Peña y a Freddy Bernal (30 millardos y 27 millardos respectivamente), aún está buscando un padre. El ex Gobernador, Grüber Odremán acudió al CTN del MVR para “aclarar” la situación. ¿Y la Contraloría bolivariana?

-Los 60 millardos perdidos con ocasión del “28M” hasta ahora eludieron absolutamente las lupas investigativas de la Fiscalía y de la Contraloría. Y ya vamos para 130 días desde que ocurrió aquel estrupro político-financiero.

-La suerte o desgracia de los fondos que, por ley, el Ministerio de Finanzas debe destinar al FIEM. La cosa es difícil de entender pero ésa es la situación: En teoría y por ley, el FIEM debería tener recursos por $ 2.53 millardos de contantes y sonantes norteamericanos. En febrero y marzo pasados, Finanzas traspasó al FIEM $.1.1 millardos para el Gobierno Central y la entidades regionales ($561 millones y $487 millones respectivamente) correspondientes a los recursos extraordinarios recibidos en 4to trimestre del año pasado. Pero el hecho es que el FIEM registró -para el 21.9.00- solamente un depósito: US$ 651 millones, la tajada correspondiente al Gobierno central. ¿Y el resto, equivalente a US$ 1,699 millardos?. Conclusión: las finanzas públicas en la IV República fueron un paradigma de transparencia y pulcritud.

– Y, sin mencionar la corrupción y malversación señaladas en el Plan Bolívar 2000, lectores me recuerdan que, aduciendo “urgencia” en la construcción de viviendas, el presidente del Fondo de Desarrollo Urbano adjudicó a dedo contratos por más de Bs. 40 mil millones . Entre ellos, Bs. 5 mil millones en baldosas compradas a Balgrés “porque los dignificados no pueden pisar con sus suelas bolivarianas, pisos de cemento”.

Fidel, Fidel,…

Como los venezolanos no se han trasladado masivamente al “mar de felicidad” cubano, más adelante la sociedad venezolana tendrá la dudosa distinción de recibir -por más de una semana- al dictador más longevo del planeta, Fidel Castro- quien está cumpliendo 41 años de opresión de su pueblo. Es improbable que una mayoría calificada de los venezolanas/os aplauda ésa visita de Estado que incluye giras a ciudades del interior amenizada –sin duda- por los recogelatas bolivarianos. Será fascinante observar la reacción de la oficialidad de la FAN respecto ésa visita. Pero sobre este polémico hecho, que ningún provecho traerá para el país y su gente, no está planteada consulta refrendaria alguna al “soberano”. Como tampoco esta planteado ningún referendo respecto al proceso de adoctrinamiento político del que son víctimas cada vez más jóvenes en las escuelas públicas “bolivarianas”.

Cada día se escuchan más -y llegan más denuncias- sobre el lavado de cerebro al que somete este régimen a los jóvenes que no tienen más alternativa que asistir a la escuelas “bolivarianas”. Discursos de Chávez, de Castro y la glorificación de asesinos sanguinarios como el Ché Guevara (ahora convertido en “Ejemplo de Juventudes“) forman parte de la dieta que allí se imparte, costeado con dineros públicos. Pareciera que para los “bolivarianos” Venezuela no tiene valores propios –desde el maestro Simón Rodríguez hasta José Félix Ribas, pasando por Andrés Bello. Si las comunidades de maestros y padres de los sectores populares no se oponen a esta meningitis intelectual, sus hijos amanecerán en el tercer milenio con una programación mental de todo lo fracasado en este continente.

Con razón

Este año, de bonanza petrolera, el gobierno tendrá $25 mil millones. Por concepto de importaciones –bienes de consumo- se irán $16 mil millones. Por fuga de capitales: $ 9 mil millones. Con razón no queda un centavo para invertir.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba