Opinión Nacional

Los nuevos republicanos, adalides de la “impunidad revolucionaria y bolivariana”

No es la primera vez que vemos a un grupo de “revolucionarios” comandados por Lina Ron en plena faena. Esta vez identificados con banderas de la Unidad Popular Venezolana, pretenden entrar por la fuerza a la sede de Globovisión. La primera vez que los vimos fue, al menos, hace 8 años, atacando a una manifestación pacífica de la oposición frente al Tribunal Supremo de Justicia. En aquel momento se identificaban como Círculos Bolivarianos, después lo hicieron como Unidad Popular Venezolana, pero también se identifican como Frente Bolivariano de Liberación, cuando desarrollan sus faenas cerca de la frontera.

Se trata de un grupo que entiende la dinámica política como una guerra y el “activismo” político como la imposición de su posición, al resto del país, a punta de violencia. Se identifican como “verdaderos revolucionarios”, salen a las calles armados con palos y piedras como su “artillería liviana”; alguna vez utilizaron ácido para agredir a la gente. Sin embargo, prefieren los artefactos modernos, esos que disparan balas, al parecer, porque son más efectivos. Últimamente se han mostrado también partidarios del uso del “gas del bueno” que imaginamos que, como las armas de fuego, podrán adquirir en cualquier botica.

Algunas veces estos “verdaderos revolucionarios” hacen sus apariciones encapuchados: Otras, la mayoría de ellas, se exhiben de cara al viento, sin pudor, amenazantes, desafiantes. Señalan sus objetivos, políticos y militares, dan declaraciones, hasta ruedas de prensa[1] y nada pasa.

Son 8 años Tareck y Luisa, 8 años de exhibición, 8 años de tristes y lamentables incidentes, 8 años de amedrentamiento y violencia, 8 años de impunidad, pero también, son 8 años retratándose con el Presidente, por tanto, 8 años de “impunidad revolucionaria y bolivariana”.

Y es que a pesar de las esporádicas declaraciones de algunos funcionarios gubernamentales condenando el uso de la violencia por parte de estos grupos, la impunidad y el precedente y recurrente discurso presidencial, incitando al odio y a la violencia para defender su “proyecto revolucionario” y para garantizar que este se mantenga en el poder, son los más claros incentivos para su formación y sostenimiento. Por ellos subsisten, por ellos se mantienen. Forman parte de su estrategia.

¿Serán estos adalides de la “impunidad revolucionaria y bolivariana”, los que han surgido al fragor de la “revolución bonita”, los nuevos republicanos? ¿Serán éstas las características que se espera tenga la “nueva ciudadanía” tan anhelada por el proyecto revolucionario y tan mentada en la política educativa bolivariana? ¿Serán, en consecuencia, éstos los modelos a seguir cuando se trata de formar al “nuevo republicano”? ¿Serán éstos Navarro?

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar