Opinión Nacional

Los periodistas somos objetivo de guerra

Caracas, Venezuela, 11 de Diciembre, 2002 – Tal como lo señaló el presidente del Colegio Nacional de Periodistas, Levy Benshimol, poco antes de salir la marcha convocada por educadores y comunicadores sociales, «los periodistas somos objetivos de guerra y como tales, vamos a luchar por el derecho a la información y por la libertad de expresión».

Es de hacer notar que la mayor parte de los reporteros de calle, no llegan a los 30 años de edad y tienen que salir con chalecos antibalas, cascos y máscaras antigás por los ataques de la Guardia Nacional y los grupos violentos pro Chávez.

Justamente hoy se cumplen ocho meses de la «Masacre del 11 de abril», en la que murió Jorge Tortoza, fotógrafo del diario 2001 y 19 personas más, baleadas, presuntamente, por francotiradores apostados en azoteas de edificios donde funcionan oficinas de diferentes entidades públicas, entre ellas el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Alcaldía Libertador, cuyo Mayor es el ex policía Freddy Bernal, adepto al oficialismo y quien recientemente fue captado por un aficionado que lo filmó en video mientras organizaba la toma de la zona de la Avenida Libertador, donde está la sede principal de PDVSA, en la madrugada previa a la anunciada marcha de la sociedad civil opositora que llegaría hasta allí en apoyo a la gente de la petrolera.

Este video, que fue transmitido por (%=Link(«http://www.globovision.com»,»Globovisión»)%)
(cuya sede fue atacada hace un mes con una granada fragmentaria), donde aparece claramente el alcalde Bernal. También captó a Joao Goveia, el hombre que disparó a mansalva a la gente que pacíficamente acompañaba a los militares que se declararon en desobediencia legítima hace aproximadamente un mes y medio y se ubicaron en la Plaza Francia, de la urbanización Altamira. Este asesino confesó haber disparado. No se sabe aún quienes más dispararon y mataron a cinco personas e hirieron a 29 seres humanos más.

Este hecho fue descalificado por el Presidente Hugo Chávez en su último programa dominical, «Aló, Presidente», al considerarlo como un «montaje». Además, sus constantes ataques a los medios de comunicación -los mismos que cubrieron su campaña electoral y entonces sí eran «serios»- más reiteradas amenazas con quitar las concesiones a las plantas de TV y radio, aparentemente desataron la ira de sus adeptos.

Digo «aparentemente» pues han sido detectadas conversaciones entre personas que comandan grupos armados por el régimen incitándolos a «salir a la calle y acabar con esos periodistas y medios».

Sabemos que trajeron a Caracas, autobuses con gente afecta al oficialismo desde varias ciudades cercanas, y amenazaron simultáneamente la noche del lunes a Radio Caracas TV, Globovisión, Televén y Venevisión. Y al mismo tiempo, atacaron, esta vez con actos vandálicos, las sedes de Globovisión en Maracaibo, Promar, en Barquisimeto, TVS en Maracay, y TRT, en el estado de Táchira. Además de los diarios El Siglo y El Aragueño y, cerca de Caracas, La Voz.

Así mismo, cercaron en el estado Aragua, en la población de La Victoria, una estación que sirve a quienes transitan por la autopista hacia el centro norte del país (Estado Aragua y Carabobo).

Reiteradamente tanto en su programa como en sus cadenas y alocuciones, Chávez arenga contra los periodistas y los medios que hacen crítica a su gestión y denuncian la más grande corrupción de que se tenga noticia en este continente y con su verbo agresivo y su populismo, hace uso de lo que la filósofa (%=Link(«http://memory.loc.gov/ammem/arendthtml/arendthome.html»,»Hanna Arendt»)%) calificó como «fascismo ordinario». Todo lo que hacen él y sus colaboradores, se lo endilga a la oposición, llamándoles «golpistas», «fascistas», «mentirosos», «incitadores al odio» y «racistas», entre otros epítetos con los cuales humilla, veja e irrespeta nuestra dignidad.

El diputado a la (%=Link(«http://www.asambleanacional.gov.ve/ns2/index.asp»,»Asamblea Nacional»)%)
, Alberto Jordán Hernández, también periodista de larga trayectoria gremial, ex adepto a su causa, tiene en su poder aproximadamente 300 denuncias de ataques a periodistas, camarógrafos y trabajadores de los medios de comunicación social de Venezuela. Sin contar los últimos acontecimientos. Muchos periodistas solicitaron medidas cautelares a la OEA que les fueron otorgadas pero el gobierno no cumple con esto porque secuestró a la Policía Metropolitana.

Según escribo esto, cuando son las 5 de la tarde en Caracas, miembros de los violentos Círculos Bolivarianos tienen asediados a los periodistas en el estado de Bolívar y le tumbaron la señal de microonda a la periodista Lorena Cañas, quien reporta para Televén y el Circuito Unión Radio, en Caracas, porque, según Cañas, ellos no quieren que se sepa lo que está pasando allá.

Miriam Freilich es una veterana periodista y presentadora venezolana del programa Cara a Cara de la emisora caraqueña Radio Capital. En 2001 obtuvo una mención al Premio Nacional de Periodismo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba