Opinión Nacional

Los pobres mantendrán a Chávez en el poder

El sistema político democrático venezolano ha sobrevivido a tres grandes crisis políticas: una la crisis cívico-militar abierta con el golpe de estado contra el Presidente Rómulo Gallegos en 1947; dos, la crisis del Pacto de Punto Fijo a partir de 1983 y, tres, la crisis del modelo democrático, participativo y protagónico.

Las dos primeras crisis se superaron a partir de los procesos de institucionalización de la democracia como sistema regulador de las confrontaciones y contradicciones de los actores políticos movilizados en la lucha por la influencia y el control democrático de las posiciones donde se adoptan las decisiones que afectan a toda la sociedad en su conjunto.

La tercera crisis en curso, tiene como escenario el 7 de octubre. Se trata de nuevo de un escenario democrático. Será la voluntad política de 19 millones de venezolanos quienes, decidirán el destino político del sistema democrático venezolano. A diferencia de muchos, no se trata de una crisis terminal de la democracia, gane Chávez o su contendor, la democracia centrada en el voto sobrevivirá una vez mas.

Tampoco se trata de una lucha existencial como insinúan los extremos del espectro político. No esta en riesgo el modelo capitalista de mercado, ni se trata de escoger entre socialismo y capitalismo. Esta en juego como lo dijera Harold Laswell en 1936, “quien obtiene que, cuando y como”. Si ninguno de los candidatos asume la condición de derecha y esta se encuentra en su máxima soledad declarativa; y por el contrario la izquierda se encuentra abrumada por viejos y nuevos visitantes. ¿Dónde esta la fuente de las contradicciones irreconciliables? ¿En qué nos diferenciamos? ¿Cómo entender y explicar la polarización, la extensión de la intolerancia y los odios acumulados?

Chávez es la garantía de las políticas públicas favorables a la inclusión de los pobres en una justa distribución de los recursos del poder. Para muestra bastarían las Misiones y en particular la Misión habitacional. Su oponente promete que las legalizara. También afirma que mantendrá la política de pensiones y así sucesivamente. Chávez mantiene una política exterior de independencia, de soberanía, de integración regional “sin los EE.UU”. En esta materia el oponente guarda silencio. Entonces ¿porque cambiar de director de orquesta?

Para certificar “quien obtiene que, cuando y como” es necesario colocar a los actores políticos que mas lo garanticen. Por lo pronto, el domingo votare por el Presidente Chávez, sin ser chavista.

`Coordinador de la especialización en Procesos y Sistemas Electorales de la UCV.

 

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba