Opinión Nacional

Los resentidos

En el artículo titulado “Secuestrados”, publicado el 19-05-2010, invité a blindar la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para garantizar la derrota del Bellaco en Jefe y de los resentidos. Hoy hubiera preferido pasar por sobre eso y ocupar este espacio en algo constructivo. Opinar sobre la situación ruinosa y de conflictivilidad social, herencia quemante dejada por el castro-chavismo. Deslizar alguna que otra sugerencia sobre cómo enfrentar el crónico desempleo y el mejor desempeño de las misiones, de manera que cumplan el cometido de elevar la calidad de vida de la población con menos recursos, lo cual implicará trastocar de parasitaria a productiva la actividad de los trabajadores, atrapados entre los desmanes del patrón gubernamental y el imperativo de la subsistencia familiar.

Pero el camino del opinante está sembrado de casamatas y en política éstas abundan. Por eso, como queda dicho, en contra de mi voluntad he de ocuparme de algo que bien podría calificar como menudencia pero, a pesar de lo microscópico, siento el deber de ventilarlo.

En el debate para definir la forma de escogencia de los candidatos a diputados a la Asamblea Nacional se barajaron dos posibilidades. Elecciones primaria totales o primarias donde fuera indispensable y consenso donde las condiciones de advenimiento o la precariedad económica así lo determinaran.

Leopoldo López apostó a las primarias totales, sin admitir razonamiento en contrario. Llevó el debate a los medios, como puede hacerlo quien tuvo sonado éxito en un pequeño municipio, con no despreciable respaldo financiero-social y vilmente atropellado por el castro-chavismo, al inhabilitarlo para el desempeño de cargos públicos. Junto con él abominemos la canallada, sin poner en riesgo el triunfo electoral del 26S que la MUD viene construyendo con habilidad de orfebre experimentado.

La prepotencia lo empequeñece. El acaecer político enseña que, como decían nuestros mayores, “todo lo que brilla no es oro y la soberbia es mala consejera”. Nada más huidizo que el amor colectivo. El mozo de Chacao debe comprender que salió del juego por bellaquerías del totalitarismo gobernante. De allí que le correspondería “encampañarse” al lado de los líderes de MUD, en lugar de tirotearla.

López no es un oportunista sino presa de un resentimiento casi pueril. Es saludable que recapacite. Esa corrosiva carga es propia de seres frustrados. Déjesela a Mendoza y otros, de prestigio cuestionable, también pasaditos de edad. El adversario, o enemigo, al gusto del Bellaco en Jefe, esta en Miraflores.

Conceptúo que le ha llegado el momento de aguardar. Quien, con formación socio-académica, asume el liderazgo con humildad, más temprano que tarde se verá coronado por el reconocimiento colectivo. 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba