Opinión Nacional

Los toros en venezuela

La fiesta de los toros es un espectáculo de profunda raíz popular en el que el hombre desafía la muerte, creando belleza.

Juan Belmonte, piedra angular del toreo moderno, interrogado por un aprendiz sobre lo que había que hacer para torear, le respondió simplemente “para torear, olvídate que tienes cuerpo”. Valle-Inclán, le dijo un día: “Para ser perfecto no te falta sino morir en la plaza”, a lo que Belmonte respondió: “Don Ramón, se hará lo que se pueda”. Cuando Belmonte supo la noticia de que un toro había matado a Joselito en la plaza de Talavera de la Reina, exclamó: “No…. si el que tenía que morir era yo”. Un día un aficionado le preguntó si era cierto que Joselito le había ganado la pelea en Cádiz, contestándole Belmonte: “A mí donde me la ganó fue en Talavera”.

Estas anécdotas evidencian la especificidad de la fiesta de los toros, en la que todo el que se viste de luces tiene plena conciencia de que se juega la vida cada tarde. La muerte del animal es segura, de manos del torero o en el matadero. La del hombre no es una simple eventualidad. El toreo es un arte de una belleza única que surge en un recinto lleno de emoción y riesgo.

Al contarles esto, pienso en algunos que dicen que la corrida de toros es un espectáculo salvaje (qué dirían del boxeo, de la cacería o de la pesca), y que van siempre a favor del toro y en contra del torero. Tal y como si se tratara de un enfrentamiento entre un gladiador con un león en el coliseo romano. Si lo viésemos en esos términos podríamos recordar la muerte en la arena de toreros famosos, como Joselito, Sánchez Mejías, Manolete, El Yiyo, Paquirri y tantos otros. Los toreros son verdaderos héroes que continuamente arriesgan su vida, en aras de una afición y en la búsqueda de gloria y éxito, que sólo unos pocos privilegiados alcanzan.

La corrida de toros es una fiesta de luz, pasión y alegría, que como la propia vida, puede convertirse en tristeza y dolor en cualquier instante. El peligro y la tragedia están en las astas del toro.

En Venezuela, la fiesta taurina ha sido muy popular, especialmente en Aragua y los Andes. Los aspirantes a torero tenían la oportunidad de aprender el oficio paulatinamente. En el pasado se celebraban muchos festejos con reses criollas previamente seleccionadas que tenían la bravura necesaria para practicar el toreo. Con el ganado cebú, el ganado bravo criollo fue menguando y así las oportunidades de que surjan nuevos toreros venezolanos. Podemos recordar a toreros venezolanos desde comienzos del siglo pasado, tales como Eleazar Sananes (Rubito) y Julio Mendoza. Ambos nacieron en 1900 y se presentaron en la vieja plaza Circo Metropolitano de Caracas, en el año 1915 y 1918, respectivamente. Ambos torearon con éxito en España. Un nuevo ídolo fue el Diamante Negro (1925) que toreó con éxito en España, Colombia y México, además de su país. Posteriormente surgieron, Joselito Torres, los hermanos Girón, Carlos Saldaña, César Faraco, Morenito de Maracay, Luis de Aragua, Carlos Martínez, Celestino Correa, Leonardo Benítez, Bernardo Valencia y Erick Cortés, entre otros. Los más destacados, por haber sido primerísimas figuras, tanto en España, como en el resto del mapa taurino, lo fueron César y Curro Girón. Sin duda necesitamos que surjan nuevos toreros venezolanos que tengan la calidad y el valor necesarios para triunfar en esa difícil profesión.

En el desarrollo de la fiesta brava en Venezuela, tuvieron significativa importancia el General Juan Vicente Gómez y sus hijos, Juan Vicente y Florencio Gómez Núñez. Fueron grandes aficionados y tuvieron la primera ganadería de toros de casta del país, denominada Guayabita. Con el tiempo cayó en manos inexpertas, hasta su virtual desaparición hoy en día. Actualmente, quedan en el país muy pocas ganaderías de bravo que hayan podido sobrevivir. Entre ellas podemos mencionar a Rancho Grande- El Prado, Los Aranguez, Tierra Blanca, La Cruz de Hierro, Camoruco Españolero y Los Marañones. Contamos con cuatro plazas monumentales de primera categoría, inauguradas en la década de los años sesenta. Ellas son, San Cristóbal, Mérida, Valencia y Maracaibo, donde actualmente se celebran las principales ferias taurinas del país, con presencia de los mejores toreros del mundo. Además, está la Maestranza de Aragua (“Maestranza César Girón”) en Maracay. Esta hermosa plaza de toros fue diseñada por el arquitecto Carlos Raúl Villanueva e inaugurada el 20 de enero de 1933 con ganado de La Providencia de los hermanos Gómez Núñez y la actuación de don Antonio Cañero como rejoneador (el más famoso de la época) y los toreros Rubito, Manuel Bienvenida y Pepe Gallardo. Mejor imposible!. Aquí la cuarteta que Leoncio Martínez “Leo” dedicó a la Plaza de Maracay, el día inaugural:

“El Sol arriba, una fragua
el ruedo, abajo, una hornilla
el Corazón de Sevilla
se está quemando en Aragua”

Caracas, increíblemente ya no cuenta con ninguna plaza de toros en la que pueda seguir celebrándose corridas de toros. El Nuevo Circo de Caracas está abandonado y queda en el recuerdo algunas maravillosas tardes de toros vividas allí. El Nuevo Circo de Caracas fue diseñado por el arquitecto Alejandro Chataing y se inauguró el 26 de enero de 1919 con ganado criollo del General Gómez y los toreros Serafín Vigiola (“Torquito”) y Alejandro Sáez (“Ale”). Las fechas citadas evidencian que nuestra afición taurina es de vieja data.

También hemos contado en el país con muchos aficionados prácticos, que posiblemente en algún momento de su juventud soñaron con ser toreros. Entre ellos recuerdo a Anán Salas, hermano de nuestro gran pintor Tito Salas. Anán tuvo una escuela taurina, en la que se formó el propio Eleazar Sananes (Rubito). Cuentan de Anán que llegó a torear más de cuatrocientas reses y que en su casa de Los Palos Grandes tenía un novillo. José Giacopini Zarraga, Juan Vicente Ladera, Alfonso Álvarez López (padre de los hermanos Álvarez Gallardo), Germán Báez (“La Gallineta”), Pepito Pichín, Ratón Pérez, mi profesor de obligaciones, Oscar Palacios Herrera, su hermano Gonzalo Palacios Herrera, gran amigo de mis tíos Miguel y Pedro Torres-Cárdenas, Alfredo Puyana, Vicente Amengual Badaracco, Raúl Izquierdo, Julio Vicente García Vallenilla, Elías Borges, Eloy Anzola E., Edmundo Fernández , Domingo Guzmán, Ricardo Pérez Quintero y Rubén Valdespino. Mis hijos, Julio y Ricardo Torres Ayala, que recién comienzan a enfrentarse a las vacas, continuando con la afición paterna. Además, están mis dos maestros y mejores amigos, Tobías Uribe y Carlos Ladera. Ambos han toreado mucho, con una tremenda afición, arte y valor para repartir. Tobías ha toreado más de quinientos animales. En el año 1950, Carlos toreó en España más de setenta vacas con los matadores: Gitanillo de Triana, Carlos Arruza, Antonio Velásquez, y Manolo dos Santos.

Entre los buenos aficionados que han contribuido con la fiesta de los toros a través de su participación en el Congreso Nacional y en la Comisión Taurina Municipal de Caracas, recuerdo a José Antonio Pérez Díaz, José Manuel Pérez Pérez, Arminio Borjas Hernández, Gustavo Bravo Conde, Eloy Dubois y César Rondón Lovera, además de los ya nombrados aficionados prácticos, Tobías Uribe y Vicente Amengual Badaracco.

Mis deseos son, que la fiesta no desaparezca en el país y que podamos competir con Colombia, Perú y Ecuador en la realización de espectáculos taurinos; en la mejora de nuestras ganaderías de toros de lidia y sobre todo, en la aparición de otras figuras del toreo. Para que surjan nuevos aficionados, especialmente entre la gente joven, es necesario incentivar y fomentar la construcción de más plazas de toros, hoy en día de uso múltiple y cubiertas, fundamentalmente en Caracas, Barquisimeto y Margarita, ampliando así las condiciones turísticas de la Capital y de esos dos hermosos estados. Ganaría el público, las alcaldías, los ganaderos, los toreros, los empresarios y así continuaríamos con esa maravillosa tradición popular. OOOOOOOOOOOOOOOle.

(%=Image(7692838,»C»)%)

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba