Opinión Nacional

Los tres mosqueteros

No, no me refiero a la reunión marabina de Teodoro Petkoff, Julio Borges y Manuel Rosales, que le dio un chorro de aire fresco al clima político del país, porque buena parte de los venezolanos aspira a la unidad de los factores políticos. En otra oportunidad me referiré a tan importante tema.

Ahora hablo de los tres solitarios que en medio del Caribe acaban de confirmar el pacto que los hermana: Chávez, Fidel y el tanto relegado Evo Morales quien, como escribiera Vargas Llosa, tiene la astucia de una ardilla.

La excusa para esta enésima reunión habanera del año, fue darle bomba mediática a dos inventos del mismo tenor que sólo son posibles gracias al manejo más que irresponsable de la caudalosa botija petrolera del Estado venezolano: el Alba y, no faltaba más, el «tratado de libre comercio de los pueblos».

Este último, ocurrencia del mandatario boliviano, y paradójicamente «suscrito» en un país, Cuba, que tiene prohibido y condenado el libre comercio entre sus propios habitantes. Todo un sainete digno de la hilarante imaginación de Laureano Márquez.

En un reciente noticiero de Telesur se presentaron los logros del Alba en términos de los 90 mil barriles diarios de petróleo que le suministramos a Cuba, y de los centenares de millones que de seguro costará comprarle a Bolivia su producción de soya. También se incluyeron los gaseosos planes del gasoducto del sur, y el financiamiento energético-político que la supuesta revolución bolivariana dispensa a varios países caribeños.

El propio señor Chávez reconoció que eso del Alba había sido un invento suyo para contraponerlo al Alca y que, en las primeras de cambio, sólo se trataba de una consigna. Confesó que Fidel Castro se había interesado mucho en el asunto, y que juntos fueron dándole forma y contenido.

Ni qué decirlo, porque si algún significado práctico tiene la cosa es, precisamente, darle oxigeno a una de las economías más desvencijadas del plantea, la cubana fidelista, que en verdad apenas empezará su verdadera recuperación cuando el dinosaurio se encuentre varios metros bajo tierra.

Mientras tanto, Chávez retira a Venezuela de la Comunidad Andina de Naciones, quizás la experiencia de integración regional más positiva de América Latina, al tiempo que su ministro de Comercio Exterior, Gustavo Márquez, anuncia que se hará lo propio con el Grupo de los Tres o G-3 que reúne a Venezuela, Colombia y México.

Si el pretexto para salirnos de la CAN fue que Colombia y Perú firmaron un tratado de libre comercio con Estados Unidos, cómo explicar que Chávez, hasta hace nada, alabara tanto el G-3 siendo que México ya tenía su acuerdo comercial o Nafta con Washington y Ottawa. Una perla más en el rosario de contradicciones que «adornan» esta demencia destructiva.

Con el barril de petróleo rondando los 60 dólares, el «gobierno bolivariano» puede darse el lujo de las loqueteras internacionales que le caracterizan. A costa, desde luego, de quitarle recursos valiosos a las necesidades de Venezuela y, peor aún, a costa de acelerar un retroceso que quién sabe cuánto tardará en superarse. Los tres mosqueteros están unidos no tanto por la espada de sus discursos sino por una billetera tricolor.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba