Opinión Nacional

Los vampiros sí existen

En su artículo «Chávez resucita al Che Guevara», Armando Frontado dice: «La peligrosidad del presidente Chávez aumenta todos los días. Muchos sectores internacionales fundamentales se niegan a ver la realidad venezolana. Siguen despreciando y subestimando la capacidad del comandante.

Y quienes piensan así deben recordar la célebre sentencia de Bram Stoker, autor de Drácula: «La fuerza más importante del vampiro radica en que nadie cree que existe».

Me parece una cita acertada. Yo lo diría de esta forma:

La posibilidad de que Chávez lleve a cabo el proyecto del Foro de Sao Paulo de resucitar el comunismo en América Latina aumenta en la medida en que, creyendo que el comunismo murió y que en el siglo XXI eso no puede ser posible, le permitamos seguir adelante, sin impedirlo y sin resistir su proyecto hegemónico, confiando en que «va a cambiar», que «la cosa no es tan exagerada», que «va a caer por si solo» o «esas son paranoias». Y mucho menos que «los Estados Unidos no lo van a permitir». No nos sigamos cayendo a cuentos: el proyecto marcha viento en popa, el Foro de Sao Paulo está utilizando a Venezuela y sus recursos para resucitar el comunismo en el mundo y nosotros seguimos esperando que las cosas cambien por sí solas. Pues no van a cambiar en la medida en que sigamos a la espera sin hacer nada y que nos hagamos los ciegos para no ver que estamos perdiendo nuestro país.

El plan se está llevando a cabo como está previsto. Si nos ponemos a sumar las cosas que vemos en forma aislada, el panorama queda así:

1.- Escuelas bolivarianas en las que se exalta la identidad nacional contra el neoliberalismo salvaje y la globalización, el militarismo, la «revolución pacífica» y la figura de Chávez como el realizador de las ideas de Bolívar y forjador de la «democracia participativa y protagónica».

2.- El sindicato único bolivariano. En poco tiempo, el que no forme parte de este sindicato no encontrará empleo.

3.- La iglesia bolivariana, que ya cuenta con 100 sacerdotes.

4.- La Federación de mujeres bolivarianas, juramentadas por el mismo Chávez

5.- La exacerbación del odio de clases: pobres contra ricos, explotados contra explotadores.

6.- Las cadenas y el Aló presidente, repitiendo hasta el cansancio el «mensaje bolivariano» y definiendo los sucesivos campos de batalla.

7.- La descalificación de organizaciones de la sociedad civil como «elitescas», «no representativas», «cupulocorruptas» o ejecutoras de las trasnacionales, ya que reciben fondos del exterior». El TSJ ya ha fijado pautas al respecto, con el dictamen en el que afirma que no forman parte de la sociedad civil las ONG que reciben fondos externos y al decir que los Veedores no representan a la sociedad civil. Solo serán representativas las sino OG (Organizaciones gubernamentales financiadas con fondos del Estado).

7.- La Fundación Juventud y Acción, guevarista, bolivariana y revolucionaria, está formando «milicianos», jóvenes de 14 a 24 años. También lleva a cabo el Concurso acerca de El Ché Guevara, héroe y ejemplo de juventudes

8.- El que no haga el Servicio Militar no podrá obtener empleo en el sector público ni en el privado tampoco.

9.- El Proyecto educativo Nacional basado en ideas fascistas, cuyo ideólogo (asesor) es Carlos Lanz, guevarista bolivariano gramcista cimarronero, secuestrador de Niehous, encapuchado y, dicho por él mismo, guerrillero no pacificado.

10.- La xenofobia que se ha desatado, con panfletos y libros «no aprobados» por el Ministerio de Educación. Y el régimen chavista se hace la vista gorda y no se pronuncia en contra. Bien dice el refrán: «el que calla otorga».

11.- Las acusaciones de «traidor a la Patria» por un quítameesapaja. A los maestros, por hacer huelga, a los diputados, por negarse a votar la Habilitante, a los trabajadores petroleros, por querer manifestar en la Cumbre, a los médicos, porque «dejan al pueblo sin atención médica», etc, etc, etc.

12.- Se aprobó la Ley Habilitante para que Chávez haga las leyes que quiera en los «ámbitos» que quiera, cercenando la posibilidad de participación ciudadana y raspándose de nuevo la Constitución del 99, que les está resultando muy fastidiosa.

13.- La nueva ley propuesta de las Fuerzas Armadas, en la que los militares son una casta de intocables y no pueden decir ni pío sin autorización del Ministro de la Defensa. Y además, todo será secreto (las compras, las armas, los aviones), así que el país no podrá saber qué armas tenemos, qué compramos ni cuánto pagamos por ello (ni quién se embolsilló la comisión).

14.- La brigadas de alfabetización juramentadas por Chávez están recorriendo el país para inocular el «mensaje revolucionario».

15.- Los poderes electoral (CNE) y Moral (Contraloría, Fiscalía y Defensor del Pueblo) serán designados por los diputados oficialistas y los que se pongan de acuerdo para no llevar a cabo lo que ordena la constitución en cuanto a la participación de la sociedad civil en el proceso de postulaciones.

16.- El ahogamiento progresivo de los medios de comunicación (autocensura e información filtrada, así como endiosamiento de la figura presidencial, que tiene que estar siempre en primer plano), Ahora el gobierno, con el pretexto de «los niños», quiere «regular» los medios.

17.- La cada vez mayor consolidación del gobierno como el que todo lo decide en el país. Todo el mundo pendiente de lo que hace y dice Chávez, que tiene en sus manos todos los hilos del poder.

18.- La instrucción premilitar obligatoria basada en conceptos xenófobos, de subordinación total del individuo a la seguridad y defensa de la patria.

19.- La toma progresiva de las universidades, que se está haciendo en forma casi inadvertida, pero que camina con paso firme, ante la ceguera de muchos.

20.- El ahogo progresivo de la gente que se opone, de la disidencia, por la vía del empleo. Si ellos tienen el bozal de arepa y te rebelas, te quedas pelando. Y el que está pelando solo tiene una idea: Sobrevivir. O se doblega, o se va del país.

21.- El empreño de Chávez de conformar una confederación política y monetaria latinoamericana, con ejército incluido, en la que el dólar no pinta nada y que siga las ideas «bolivarianas».

22.- La Cumbre de la OPEP, en la que Chávez agasajó a los gobernantes de países muy pobres con gobiernos excesivamente dispendiosos que no se ocupan de su gente. Y, sobre todo, TOTALITARIOS y discriminadores de las mujeres.

Estoy segura de que todavía me faltan cosas por enumerar. Probablemente ustedes conocen más.

Todo lo enunciado está ocurriendo o se están gestando. Y todo ello conduce a un mismo fin: el control total del país, para que siga los dictámenes del régimen o sea desechado, descalificado y convertido en paria. Para luego continuar con el resto de Latinoamérica, en especial los países bolivarianos.

Los vampiros sí existen. A combatirlos, pues

Es mejor actuar ahora que tener que callar cuando ya no se pueda hablar

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba