Opinión Nacional

Los venezolanos debemos recobrar la emoción popular

Los días pasan en la misma situación….parece mentira como un país se ha inmovilizado tras un hombre. Por veinte años yo llevé como periodista el pulso de Venezuela desde  los medios de comunicación con programas interactivos y equipos periodísticos que recorrían de un extremo a otro el territorio nacional  para su producción. Eran programas críticos, que no escapaban a la política y sus aciertos o debilidades. En el canal  del Estado, el día que Luis Herrera Campins como candidato presidencial de COPEI recibió un “cabillazo” en la frente, fue invitado de inmediato y allí apareció, en una cabal repuesta a esa violencia que el país entero rechazaba.

Pero uno no se ahogaba en  la exigencia política. Había tras el quehacer oficialista una Venezuela que compartir que esperaba ser tomada en cuenta. El esfuerzo humano, de pescadores, artesanos, artistas, personalidades, micros motivacionales, entrevistas.  En “Venezuela Vibra” se  presentaron por primera vez paneles de periodistas en programas  interesantes de participación, en “Operación Contacto”, operaciones quirúrgicas importantes, se descubrían talentos y se respetaban, en “nosotros, Venezuela”, no temblaba la voz del televidente ya para reclamar. No se trataba de depender del personalismo del  político de turno , el canal hacía grandes esfuerzos para defenderse del peso agobiante del  poder. Y en Radio Caracas  se cumplía con esa pauta histórica  del  taller que tras sus cámaras  forjaba el marco  trascendente   de la televisión venezolana.

 

Hoy, es terrible el sopor que envuelve la cotidianidad venezolana , la falta de brillo, la menguada calidad , todo se ha detenido en el tiempo, como si exhausta, la voluntad creadora y el impulso de  Venezuela   cayeran abatidas por esa ala negra de un destino sombrío que no encuentra luz. No es posible que ante este manoseo estratégico de la  salud del poderoso, esta manipulación perversa de su información, Venezuela no pueda hacer nada más que  encerrarse en  su maltratada esperanza  hasta que llegue el 7 de octubre. El reiterado  insulto, la amenaza, la desnudez corrupta de  jueces, ministros, “analistas”  graduados en  la mentira que es cartilla de una revolución que  no puede  demostrarse a sí misma sino en lo más degradado de Venezuela.  Ser “espectadores” mientras llega el “parto” de la democracia, deteniendo el correr del control sobre la pantalla para  rebuscar una imagen que nos despierte el alma mientras en cien otras pantallas nos repiten las mismas mentiras, amenazas y  agravios,  es lo cotidiano.

 

Ya que Aponte Aponte corrobore lo que suponíamos , que se asesinen  aquí y allá “ cómplices” molestos, que Velásquez Alvaray cuente más cuentos, que Chávez  no vuelve, que hoy se  lea que  tiene una metástasis y mañana él lo niegue  jugando bolas criollas y “bochando al mingo” que Aissami anuncia que llegará al país en pocas horas y el Twitter  avisa de una “cistitis sangrante” que no le permite viajar, mientras Capriles en Barinas afirma que este gobierno es como “la saliva del chivo que  todo lo que toca lo seca”  para ser aplaudido por  los barinenses que  coreaban entusiasmados: “Capriles Presidente”!, no deja de mantener viva la pregunta: ¿Hasta cuándo? ¿Hasta cuándo puede una Nación aguantar ¿ Cómo  vamos a retomar la impaciencia, las ganas, la ilusión?

¿Hasta dónde somos cómplices de este destino  que otros acechan como aves de rapiña? ¿Estamos listos? O es que  ahora es el consejo de Estado servil, mediocre,  encabezado por  ese hombre que ha esperado todo el tiempo la oportunidad   macabra del “aleteo” de la fortuna que no siempre  acierta en la vida de los pueblos  va a  callar la voz libre, el pensamiento  audaz. Falta la emoción popular, falta la voluntad viva, falta el hombro compartido, falta mirarse a los ojos. Falta  asombrarse, reír y llorar juntos, de alegría, de ansiedad. Falta demostrar que somos una misma cosa. Un mismo anhelo. Que estamos aquí.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar