Opinión Nacional

Ludvig Holberg (1684-1754)

«Niels Klim se cruza en sus peregrinaciones con monos

locuaces y vanidosos, seres que ignoran el dolor

y por eso viven en una monotonía intolerable,

hombres esclavos en un reino de mujeres;

pueblos siempre felices, pueblos siempre tristes,

otros siempre sanos o siempre enfermos….»

LA VOZ DEL PADRE DE LA LITERATURA DANESA

Con Holberg, noruego por el nacimiento, pero completamente danés por las
cualidades de su talento, la literatura nacional triunfa en el teatro. A
Holberg se le llama el Plauto de Dinamarca y también el Molière, pero lo
que decidió principalmente su vocación fue el ver representadas algunas
traducciones de éste último (como la de El avaro), de quien se reconoce
discípulo. Manejaba muy bien la sátira moral y la política, y vale por
sí solo por toda su época. Su poema Peder Paars (1719), calificado de
epopeya burlesca, le abrió las puertas de la fama y de la fortuna a los
treinta años. Su obra es aún considerada como uno de los más originales
monumentos de la literatura danesa. Las veinticinco comedias que le
siguieron completaron su reputación, a la cual acabó de poner el sello su
Viaje subterráneo de Niels Klim, especie de cuadro satírico cuya idea
principal está inspirada en el Gulliver de Swift.

Ludvig Holberg, barón de Holberg nació en Bergen, Noruega, el 3 de
diciembre de 1684 y falleció en Copenhague el 28 de enero de 1754.

Huérfano desde muy niño estudió Teología en la Universidad de
Copenhague. Viaja por Europa, Holanda, Inglaterra, Alemania e Italia,
formándose en las ideas de la Ilustración, y es desde Dinamarca el
propugnador en Escandinavia del racionalismo, escepticismo y enciclopedismo.

En Inglaterra asistió a la Universidad de Oxford. En 1717 se convirtió en
profesor de metafísica y rector de la Universidad de Copenhague, se hizo
propietario de una hermosa hacienda, y recibió en 1747 el título de
barón, él que tanto había ridiculizado a la aristocracia. Considerado,
rico y casi convertido en un avaro, murió, pues el que, además de los
calificativos mencionados, mereció el de padre de la literatura danesa,
aunque también figura en la historia de la noruega, que se lo disputa a
Dinamarca.

Autor muy prolífico, cultivó diversos géneros literarios pero sobresalió
en la comedia, obteniendo un enorme éxito en su país y ejerciendo gran
influencia en la lengua y literatura noruegas. Está considerado el mejor
poeta cómico escandinavo y el fundador de la literatura danesa.

Con el seudónimo de «Hans de Mikkelsen», Holberg escribió el poema
heroico-cómico Peder Paars (1719), así como Cuatro poesías cómicas y
sus Comedias, que señalan el llamado «periodo de Holberg» que marca el
inicio del teatro nórdico moderno. Las comedias más notables son: El
hojalatero politiquero (1722), Juan de Francia (1722), El labriego
convertido en señor y El ocioso (1931). Completan su producción la novela
satírica El viaje subterráneo de Niels Klim (1741) y algunos ensayos de
carácter filosófico, histórico y divulgativo, como Introducción a la
Historia de los Estados de Europa, El derecho natural y el de las gentes,
Los historiadores daneses, Descripción de Dinamarca y de Noruega, Historia
de la Iglesia, Historia de los judíos y Vidas paralelas de hombres
ilustres.

Su Viaje subterráneo de Niels Klim, es una de las más felices utopías
satíricas de la literatura. La novela describe el viaje del Niels Klim,
joven estudiante de filosofía y espeleólogo aficionado, que cae por un
agujero de la Tierra y recobra el conocimiento en un universo subterráneo
que posee un sol y pequeños planetas que le orbitan, y responde
fielmente a lo que más tarde se llamaría «literatura utópica».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba