Opinión Nacional

¿Madura la liquidación del chavismo?

El artículo anterior produjo algunas preguntas. La principal fue:¿podrá Nicolás Maduro (NM) mantenerse en el mando-poder o avanza hacia su liquidación?

Sostenemos que al enfrentar el ‘modelo Chávez’, el actual gobernante, hijo y heredero del ‘trono’, toma medidas ‘preventivas’ ante el contexto de ilegitimidad, inestabilidad, ingobernabilidad y conspiración.

Pero ¿puede derribarse este régimen en el corto o mediano plazo por un movimiento que no comulgue con la vía electoral?

Entendemos que esa salida no está planteada para esta fecha y que sólo podría activarla un levantamiento-explosión social cuyo previsible escenario, mantiene en alerta al régimen y con las FA en la calle para la “seguridad de todos”, incluso para el gobierno. Aportamos los siguientes puntos para el debate:

1.- El cuadro económico actual, que registra la caída del aparato productivo, deuda, déficit fiscal, inflación, escasez, es una clara amenaza contra la estabilidad gubernamental y su socialismo del siglo XXI. Y ante este realidad, vemos un NM que intentó demarcarse de su antecesor.

2.- El principal problema de NM no es dejar atrás la política económica de gasto-inversión interno y externo, implantada por el golpista presidente (GP), sino enfrentar en el PSUV a quienes consideran errada su gestión y a los radicales que ya lo consideran como un traidor al ideario y ejecutorias de su progenitor y elector.

3.- Para los ‘simples críticos’ del PSUV este gobierno no puede mantenerse en medio de una situación económica definida por la carencia de dólares para el impulso y mantenimiento de una actividad económica que tiene en las importaciones su objetivo supremo. De ellas depende hoy la satisfacción de las necesidades alimentarias del grueso de la población y la obtención de materias primas para activar el aparato productivo.

4.- Para estos señores la salida está en adoptar una nueva política económica. Y en esta dirección parece colocarse NM, aun cuando su discurso sigue aludiendo al nuevo salvador de la patria y gloria eterna de la revolución.

5.- Se entiende que la exaltación al héroe-caudillo-mártir-mito es indispensable como referencia ante un movimiento carente de una verdadera y concreta posición política e ideológica.

6.- El PSUV en este sentido es un partido que encuadra en el poli-clasismo característico de la socialdemocracia.

7.- Hasta en el caso de Chávez, y mucho más en el PSUV, es materialmente imposible hablar de militancia en el marxismo-leninismo. Él se adscribe a una ‘doctrina’ que tiene disímiles entradas o componentes. Desde el planteamiento-acción de los romántico-positivistas, liberales y marxistas de los siglos XIX y XX y algunos supuestos innovadores que le venden el llamado socialismo del siglo XXI.

8.- Y en la medida en que queda atrás el llamado socialismo del siglo XXI, se hace más evidente que el grueso de la militancia nada tiene que ver con marxismo y que se ubica más bien en las corrientes neoliberales.

9.- La única forma de vender aquí el mensaje socialista es aplicando un ardid de corte populista. Otorgar una tarifa que hace aparecer como igual a quienes son portadores de riquezas. Para nada se aplica la ley de ‘a cada quien según su trabajo’. En este caso la activación del aparato productivo no es un objetivo inmediato.

10.- Así, para muchos el socialismo es como un ‘reino del regalo’, bien alejado de todo sacrificio. Algo que no adquiere plena realización y que, por tanto, tiene que desaparecer. Y eso se concreta con la muerte de Chávez. El colectivo -pueblo siente que ya no será lo mismo. La ausencia de quien identificaba el socialismo con el regalo que se daba, termina por confirmar el fin de un régimen marxista-revolucionario.

11- El objetivo de la gente ahora no es alcanzar la plena libertad y la igualdad sino tener posibilidades de empleo y de lo que se conoce como una vida decente.

12- No es verdad que aquí se perfila una profundización de la revolución y el socialismo. No se puede profundizar lo que no ha sido ni es. Por ello, más allá de desmontar, NM simplemente declara con su actitud la inexistencia de lo que se ha dado en llamar proceso revolucionario y socialista del siglo XXI. Y en este punto se crea la inmensa confrontación con los radicales del proceso. Para ellos NM ha venido a acabar con la revolución.

13- Esta situación no es inédita. Los enfrentamientos y divisiones tienen larga data en los partidos venezolanos. Cualquiera de nuestras organizaciones de ayer o de hoy ha pasado por múltiples enfrentamientos y divisiones y el PSUV no es una excepción.

14- Pero la crisis-implosión se había mantenido a nivel del comentario-especulación hasta que la descarnada exposición de Mario Silva a un camarada miembro del G2 cubano, presenta una realidad dominada por grupos de intereses entre los cuales destaca el que comanda Diosdado Cabello a quien sólo le falta controlar a PDVSA.

15- A partir de esta denuncia-ataque de los radicales a una situación que no comparten y que están dispuestos a enfrentar, comienza una refriega dura y sostenida. Implosión de altos niveles. Silva y su Hojilla en VTV se quedaron sin parrilla. Y aliados como Toby Valderrama y su ‘Grano de Maíz’ fueron sacados del aire y de las páginas del diario ‘VEA’.

16- La falta de Valderrama, consiste en haberle lanzado a NM ‘alertas’ de este tenor: …“China es un capitalismo bestial, no es ejemplo para la Revolución mundial, ni para la nuestra, al contrario, es su enemiga.” (VEA, 01/06/13). Es decir, estás aliado con un enemigo. Y al referir los recientes acuerdos con Mendoza y la Polar, agrega: …“afirmamos que él, Santos y Capriles son todos caimanes del mismo capitalismo.”…

Y termina con esta sentencia: …“Hemos alertado que el camino de la debilidad con el enemigo oligarca es el camino al fascismo.” (Idem). O lo que es igual: quien se junta con fascista es fascista.

17- La situación a lo interno del PSUV y ‘la revolución’ es cada vez más difícil. Hasta ahora se había mantenido por la incidencia del mito Chávez y por la fuerza de la renta petrolera. Pero desaparecido el ídolo y en presencia de una de las situaciones económicas de mayor caída, aflora un gran vacío que obliga a tomar medidas de emergencia. Es el recorte obligado del regalo a lo interno y externo. La situación de Venecuba es muy difícil. La estabilidad y gobernabilidad en nada están aseguradas.

18- Pero salva este cuadro de dificultades la ausencia de una organizada y coherente oposición. Su protesta por los resultados de las presidenciales del 14A termina en un reconocimiento al ente electoral, al acusarlo de ladrón y a la vez pedirle un nuevo conteo de votos.

19- Es la misma oposición que por encima de los pedidos no respondidos de auditorias, impugnaciones y nuevas elecciones ya llamó a participar en las elecciones regionales del 08D/13. Unas oposiciones-MUD que ya miran hacia el año 19 y que sólo aspiran aumentar cada vez más sus votos para algún día obtener el mando-poder. No son capaces de elaborar otra política, vía o destino.

20-Y es posible que en el mediano o largo plazo logren el mando-poder pero en el contexto de la creciente implosión del régimen. Porque, en definitiva, esta llamada ‘revolución’ la mantiene hoy aquí (¿hasta el 19?) esta terrible ausencia de oposición. ¡Qué historia amigos! Twit: @ablancomunoz

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba