Opinión Nacional

Maduro Bros

A la manera del plomero aquel que catapultó la fama de Nintendo en 1985 y es hoy considerado el videojuego más vendido del mundo, Nicolás Maduro no gobierna sino que salta de un lugar a otro, como si atravesara obstáculos y peligros, ya no para rescatar a la princesa Peach, sino para validar una credibilidad que él mismo sabe que es más falsa que un billete de 3 bolívares.

Esta semana recibió un premio insólito en Roma porque, según la FAO, en Venezuela está resuelto el problema del hambre y que, aparte de esos pequeños asuntos de escasez de la harina precocida, aceite y papel tualé, los venezolanos se alimentan de lo mejor. Seguidamente, nuestro Mario Bros salta al Vaticano y se toma una foto con el pícaro de Francisco, a quien le promete una alianza de la Santa Sede con esa entelequia que llaman el ALBA, además de apadrinar la Misión Milagro para hacer visible la imagen del «comandante eterno» en todo el mundo.

El asunto es que, al regresar, se va tropezar con un país que cada día se sorprende ya no con el desabastecimiento de productos alimenticios ­desde luego «orquestado por la derecha»­ o la «conspiración desde Colombia» para envenenarlo, sino con la indetenible marcha de la inflación, o la creciente inseguridad, a pesar de los soldados atravesados en las avenidas, y la sospecha ya confirmada entre los mismos oficialistas de que el hombre no está apto para sacar a Venezuela del hueco donde la dejó el difunto.

Digámoslo de una vez, Nicolás Maduro no gobierna sino que, como si estuviera todavía en campaña electoral, va de salto en salto, tras las pisadas de Henrique Capriles, bien sea para sabotearle su labor en la gobernación de Miranda, o para sacarle provecho a su investidura presidencial y responderle «yo también me reúno con gente importante». Como se ve no es nada serio, y desafortunadamente Tibisay Lucena y su combo avalaron la continuidad de una década que los venezolanos tendrán que dar por perdida, al investir como presidente, sin haber siquiera contado los votos del exterior, a un improvisado que incluso aburre cuando advierte que tiene algo importante que contar.

¿Cuánto le durará a Venezolana de Televisión, Telesur y las televisoras satélites repetir el encuentro de Nicolás y Francisco? ¿Cómo hará el Presidente ­el mismo que le dijo al Papa que su gobierno está basado en el diálogo­ para enfrentar el conflicto universitario si su premisa es precisamente la de ignorar las peticiones de las universidades nacionales? ¿Ampliará el diálogo que inició con Lorenzo Mendoza hacia otros sectores de la producción, escuchará a los ganaderos del Sur del Lago, todavía amenazados por grupos de expropiadores oficialistas? Estas aventuras de Maduro Bros están por verse.

Todavía no ha pasado del primer nivel de dificultades.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba