Opinión Nacional

Maduro cava su tumba (I)

La entrega de Leopoldo López es y será objeto de reflexiones, de reacciones y manipulaciones de diversa índole. Probablemente no pocos sufrirán el desgarramiento del fracaso, son aquellos a quienes la desesperación, provocada por el terrorismo de estado que malévolamente, pero con eficacia, ejerce el gobierno y todo el conjunto de sus aparatos, fuerzas armadas, poder judicial, electoral, legislativo…medios de comunicación estatizados, etc. al servicio del propósito de la implantación del tal socialismo pero, además y quizá con mayor ensañamiento en la creación de miedos, pánico, a través del terror que se siente ante las bandas, sectas, etc. que muy bien armadas y protegidas ha creado el gobierno y todo ese universo de aparatos paramilitares, los llamados colectivos, tupamaros, la piedrita… las comunas, todas con marcadas tareas orientadas para producir y provocar pánico, terror, en la conducta individual y social.

Otro importante sector puede estar conformado por quienes han creído o que tienen una fe “epiléptica”, es decir, cada vez que surge un movimiento con garra, con fuerza, con audacia creen factible el derrocamiento del chavismo-madurismo, lo cual esperan normalmente sin mover ni un dedo y sin nada en la lengua. Viven en la complicidad del silencio que esconde su cobardía en la prudencia. Son miembros de esa masa marcada por la inercia y alguna vez con arrebatos de esperanza pero sin correr riesgos. Cada día de ese grupo se alimenta el primero. No son de ignorar a quienes la resignación los ha convertido en posesos del nihilismo. Vale decir, aquellos para quienes este régimen no cae por las buenas, que el modo electoral nunca dará resultados dado que todos los poderes están en manos del ejecutivo, del presidente, por tanto nunca será posible salir, sino por la muerte del sátrapa pero no por su manos, ellos prefieren la resignación del siervo … Y en estas circunstancias no falta quienes esperan sin mover un dedo el desenlace, si triunfa el gobierno continuarán al lado del régimen del cual reciben directa o indirectamente volúmenes inmensos de dinero o como bagres sin inmutarse, devoradores de su propio estiércol, vendrán corriendo con la adulancia oportunista que siempre les ha servido de piso para ocupar posiciones burocráticas como “expertos” gerentes, técnicos, esos que en la IV detentaron elevadas posiciones montados en la misma inmoralidad de siempre, venderse al poder, ser su sirviente pero para garantizarse con ello sus bolsillos repletos. Viven emboscados los placeres e idilios del poder.

Pasto será de “intelectuales” de todos los géneros y sexos que copan los programas para, como sabios, explicar como hacer bien las cosas y que de una u otra forman bien cobran por todo eso. Napoleón, el corso con talento y soberbia los llamaría ideólogos. Beneficiarios son de todo esto. Yo no se si estoy por mi ignorancia cerca de este juego, pero pido a cada lector que me lo grite! Y, eso sí, nunca he cobrado por eso y por nada…

Desde luego, el grupo del chavismo se erigirá como el gran vencedor. Leopoldo se entrega a la justicia, ergo, existe justicia, no es verdad que el poder judicial no tenga autonomía. La vida de Leopoldo preso, está garantizada. Que paradoja, no así en la calle! Leopoldo confirma, aseguran, la autonomía de las instituciones que saldrían fortalecidas. En esa línea, ya el presidente habló no de la entrega de Leopoldo, en medio de prevenciones elementales, sino que la tal entrega de Leopoldo se hizo bajo la tutela y generosidad del régimen. Y tanto sería así que la entrega de Leopoldo aparece como una persuasiva negociación que ha hecho directamente Diosdado con Leopoldo y su familia. No habrá medio que no alabe la salvación de Leopoldo en las manos sagradas de Diosdado. Este se convirtió en el ángel de la guarda de Leopoldo y como tal evita que lo asesinen, nadie sabe quien, pero ellos sí, el imperio y sus lacayos de este suelo. Uribe en Colombia mueve sus tentáculos y se convierte el gran ejecutor de las decisiones de los EU, mientras otros presidentes son los castrati del coro, Santos, Insulsa, etc. La grandeza heroica del régimen queda testimoniada por la voz autorizada de Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua. Irán… seráficos líderes del paraíso de la soberanía, la independencia, la libertad, la paz, la democracia, etc.

Análisis más finos, más toscos, menos o más profundos aparecerán. Bienvenidos porque de esa suma de opiniones puede hacerse inferencias que ayuden a mejor comprensión de la situación y a buscar respuestas de mas pertinencia teórica, que abren mayores posibilidades a la acción política. A riesgo de incurrir en muchos errores, me permito hacer algunas consideraciones que pudieran ser de utilidad, si no por sus aciertos sí por sus deficiencias que usted, lector, pudiera superar. Dentro de esa línea, quiero observar, primero, la movilización de los estudiantes si bien su gran masa actuó por decisión propia, el liderazgo de Leopoldo ejercía en ellos una dosis moral y justa ira. Liderazgo que se afinca en la abstracta MUD, enredada en sus dificultades, que se generan de las dos derrotas aun no debidamente asumidas, a saber, reconocer el dubitable triunfo de Maduro a pesar de la sensación del éxito de Capriles, muchos, yo entre ellos, estamos convencidos de este hecho que unido a las elecciones municipales donde, a pesar de haber crecido muy considerablemente la MUD y de haberse posesionado de las ciudades de mayor significación política, cultural, económica del país, no se pudo dar sensación de triunfo, gracias al dominio absoluto de los medios y su manejo por parte del gobierno, que convirtió en un triunfo mediático la pérdida de muchas alcaldías del PSUV. Pero, acentúa la situación de la MUD sus propias dificultades, las propias de cada partido que la integran, las propias del conjunto, las cuales del mismo modo, obstaculizan levantar una respuesta mas coherente y con mejores posibilidades. La ausencia en ella de otros factores fundamentales que la harían más rica y más confiable por todos y para todos, es sin duda relevante.

La segunda, quizá sea la primera lección, es el que la lucha de los estudiantes y de la sociedad que se volcó en su ayuda, tiene un carácter esencialmente político trascendente, si por tal entendemos toda acción consciente por la conquista y reafirmación de la libertad. Los estudiantes no pedían transportes, becas, servicios, atacar inflación, acabar con la inseguridad. Ello está implícito, pero el núcleo de la lucha fue la libertad como esencia de la democracia, lo cual es obvio, lleva implícita la lucha contra el régimen autoritario, centralista, fundamentalista; fundamentalismo que, si bien no se asienta sobre alguna teoría, se apoya en la concentración del poder hegemónico, arbitrario, autoritario, totalitario y en la idolatría al jefe supremo, al comandante eterno, libertador del pueblo.

La tercera, podría verse en la estrategia empleada por los estudiantes en las manifestaciones. Lejos de crear repudio por los obstáculos a los desplazamientos y otras molestias, la gente, el ciudadano vivió sus molestias, pero fue mayor la comprensión porque entendía como justa, oportuna la conducta de los estudiantes, la gente en ellos vivieron la esperanza de superar la crisis. De salir de esto. Significación alcanza la forma para obstaculizar la movilización en la ciudad, de modo que le resultaba casi imposible el dominio “militar”, policial, represivo a estos muchachos, que lograron multiplicar sus acciones en la multiplicidad de espacios y la simultaneidad de acciones. Las técnicas comunicacionales superaron el aislamiento de la población y la inteligencia superó las cadenas.

Para mi, quizá de mayor trascendencia fue el haber constatado que la edad promedio de esos muchachos gira entre los 20, 22 o 23 años. Cuando Chávez llego al poder, hace 15 años eran unos niños de 7, 8…quizá menos años. La conducta de estos jóvenes no ha sido marcada por el discurso del chavismo, no tienen huella alguna de fundamentalismo y sí una gran pasión y amor por la libertad. Seguro estoy que podemos ampliar las inferencias, los padres de esta muchachada son igualmente muy jóvenes, tantos de ellos vivieron el entusiasmo del “por ahora”, tantos de ellos pusieron sus esperanzas en el liderazgo de Chávez, en el respeto prometido a las universidades, a la libertad de cátedra, de expresión, a la propiedad privada, la democracia participativa… Pero ese primer Chávez dio paso muy pronto a la sumisión a Fidel, se hizo títere de ese juego que, quien puede dudarlo ahora, tiene marcada presencia física e ideológica en el chavismo y en todas las esferas de poder. Obsérvese, pues, que los padres de esos muchachos deben andar a las alturas de la edad de Capriles, de Leopoldo… en fin de ese nuevo liderazgo se erige con mayor amplitud que la de sus predecesores, en ellos no ha hecho mella el odio como arma de lucha y la idolatría oficial al ególatra Chávez.

Los jóvenes chavistas que pudimos ver, oír, sentir, viven una inmensa tragicomedia. Nada pueden decir, salvo lo que Maduro vocifera y su padre supremo impuso. Fascistas, gritan, y colman sus anhelos en la destrucción del capitalismo imperialista y un odio a la libertad que se huele, que está en su piel. A ellos se debe atender como sumo cuidado y mucha reflexión. Con mucha comprensión. A ellos hay que llegar con la verdad como la única “arma” de aproximación. Ni idea tienen de Irán, de Gadafi y hasta oran a Fidel y aplauden a sus líderes cuando maldicen. Creen que un día de estos caerá el capitalismo satánico como en un apocalipsis. Para ellos la realidad no existe. La violencia y la muerte, la escasez, la corrupción son ficciones creadas por los fascistas, la burguesía, los acaparadores, los apátridas etc. que hábilmente hacen que la mentira parezca ser verdad. Y si algo admiten defectuoso, malo, se reafirman gritando que en la IV era peor. Les asquea la autonomía universitaria, porque desdichadamente les asquea la libertad de pensar. Chávez es el supremo Dios y maduro y Diosdado… sus profetas. Justifican el dominio de los medios de comunicación y creen a pie juntillas que El Nacional, Tal Cual, El Universal, son medios de la burguesía, traidores a la patria que ponen en peligro el proceso revolucionario, por ello hay que aniquilarlos.

Estas lecciones anotadas no son las únicas, probablemente ni las mas pertinentes, empero, me atrevo a pensar que la entrega de Leopoldo es un acierto político. Para el habla del Maduro, Diosdado, etc.… el gran negocio habría sido mantener el lenguaje de la blasfemia, de la difamación, de la calumnia, de lo prosaico, coprolàlico, ello le habría servido, con tanto provecho, para mantener la falacia de la conspiración, del golpe de estado en manos de Leopoldo y en la mágica belleza de Mariacorina. Banquete para evidenciar el contubernio de la guerra económica con la guerra política de la conspiración, de la desestabilización, del golpe de estado. Pero la entrega de Leopoldo sacude las premisas de esas falacias, de sus sofismas. Mas, desbaratadas estas falacias darán paso a otras, ya apareció la primera, en manos y cerebro del señor sociólogo y encuestador, tiene barbas y manos de sabio, creo que se le identifica como Schemel, para quien la entrega de Leopoldo y todas las acciones protagonizadas por los estudiantes son parte de un macabro juego para provocar una enfermedad psicológica acumulativa, virus, bacterias de odios, proyectos de venganzas que concluirán con una catástrofe en proporciones de confrontación apocalíptica. Todos estos actos serían episodios de ese aberrado juego para sacar del poder a Maduro, pero más, acabar con la revolución… etc. Ah! Pero, naturalmente le dijo qué debía, qué tiene que hacer…para exterminar a estos desalmados.

La conducta del gobierno en el lenguaje y represión permanece invariante. Procurará relanzar nuevas falacias que, como las anteriores, lo exculpen de culpabilidad y excusen sus responsabilidades. La violencia es de otros, el régimen es seráfico y claro, Satanás está del otro lado. Entre tanto los responsables de estas manifestaciones, sus manipuladores, son el imperialismo y el señor Uribe. Su cadena del 19 no puede ser peor, agresiva, prepotente, perversa, difamarte, injuriosa… Ese discurso no tiene otro fin que cohesionar a los suyos a través de la goebeliana fòrmula: mentir y mentir mil veces para convertir en verdad el enunciado. Y al resto de la sociedad, amedrentarlo, intimidación para profundizar el terrorismo de estado y con ello la abulia, la indiferencia.

En este marco trataremos de hacer algunas sugerencias para ser objeto de la crítica, lejos del consejo. Suele esconder el consejero sus intereses, en cada consejo vela por ellos y si tiene cómplices no les importa tirar al infierno a los aconsejados si en ello va la realización de su sus intereses, políticos, religiosos, económicos, sexuales…

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba