Opinión Nacional

Maduro el caza corrupto

En los tiempos de la Asamblea Nacional Constituyente y cuando Maduro también se consideraba hijo putativo de Luis Miquilena, tuve la oportunidad de mantener una conversación privada con él. Todo esto a propósito de las denuncias, que yo había realizado en mi condición de Director de Auditorias de la Contraloría General del Estado Zulia, sobre irregularidades administrativas de algunos funcionarios, en el primer gobierno de Arias Cárdenas. Allí estaba frente a mí, como un perro sabueso tras la presa convertida en hecho punible, preguntándome sobre la veracidad de mis denuncias y las ordenes que traía de Don Luis, de investigarlo todo y de ir a fondo en esa lucha contra la corrupción.

De aquel encuentro fiscalizador del erario estadal y su pase por la administración pública, hasta el sol de hoy, su carrera ha sido tan vertiginosa, productiva y victoriosa, como impactante, degradante y también victorioso, ha sido el flagelo del fenómeno que hoy desde su condición de candidato presidencial; y por supuesto, ya no frente a un mortal funcionario de contraloría, sino ante todo el país, promete combatirla y extirparla con los temibles Comandos Anticorrupción, que creará en su futuro gobierno, aséptico y conformado por gentiles hombres probos e incapaces de tocar el dinero, emanado todos los días de nuestros pozos petroleros.

Como quien nombra el mecate en la casa del ahorcado, el sobrevenido candidato presidencial dejó colar: “quien esté dentro del Estado robando y utilice el poder en el nivel que sea, para cometer actos de corrupción, será castigado. Sencillamente, eso es traición”. Que sus palabras y acciones vayan por delante, y en su caso nadie debe ponerlas en duda, pero he aquí que quien ha jurado ser su hermano del alma, hasta ahora anda súper envalentonado, a pesar de que tiene en la Fiscalía General de la República, desde el 2009, 17 denuncias de irregularidades cometidas en la Gobernación de Miranda, durante su administración, por un daño patrimonial de 480 millones de bolívares.

«Vamos a crear un cuerpo especial anti-corrupción, va a tener todo el poder del Estado para seguir, investigar, perseguir y castigar la corrupción». Ha dicho con mucha vehemencia Nicolás, al igual cuando recuerda que tuvo una militancia en el partido de Douglas Bravo, Argelia Melet y el Flaco Prada; y las dos afirmaciones también hay que creérselas, sólo que desde hace mucho tiempo ha debido ser consecuente con ese legado, que con mucho orgullo recuerda haberle dejado su líder fundamental; y en consecuencia como el que sacó los mercaderes del templo, no debe perder la oportunidad que por estos treinta días, la vida y la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia le dio. Salga ya excelentísimo presidente Maduros Moros, salga a cazar y saque los corruptos que en estos catorces años, más de una vez denunció como boliburgueses, el consecuente, defenestrado y olvidado camarada Luis Tascón.

Vamos, tenga el gesto, ahora que tiene todo el poder del Estado a su disposición, quizás entonces hasta los que activábamos en los días de la dura militancia del PRV-FALN, y que hoy mantenemos el viejo sueño libertario, terminemos el restos de nuestras vidas, apoyándolo con la satisfacción de que por fin, hubo alguien en este proceso, que reivindicó aquellos días azarosos del combate por la liberación nacional y el socialismo.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba