Opinión Nacional

Maduro nació en cinco lugares, no tiene ni un documento

Chávez dentro del oficialismo, era el líder con mayor popularidad, derivada de su exagerado protagonismo en los golpes del 92, de su condición de primordial beneficiario del enfermizo presidencialismo que afecta a los sistemas de gobierno latinoamericanos, y del respaldo del régimen castrista, que desde el 2003 dejó de ser solapado, e intervino con creciente intensidad en los asuntos internos de Venezuela, impulsando aún más el estalinismo que rige en Cuba, basado en el culto a la “personalidad” del caudillo y el monopolio del poder, centralizado y personalista. Pero ni así logró su propósito contranatura, de disolver todos los partidos del llamado Polo Patriótico y las diversas corrientes del aluvional movimiento chavista, en el PSUV, partido creado y mantenido desde Miraflores [en la Cuba castrista sólo existe y funciona el Partido Comunista, consideran delictiva cualquier otra forma de organización y pensamiento, y los hechos demostraron que no les fue posible establecer una estructura similar en nuestro país. Por el contrario, se han multiplicado las nuevas formas de disentir, y el gradual pero sostenido aumento de los opositores, que son Mayoría desde hace tiempo, aunque lo maquillen con manejos irregulares de ciertos factores del proceso electoral. que aún le permiten al régimen cometer cientos de miles de intervenciones ilegales y, con temporal impunidad, adulterar la voluntad mayoritaria].

Hay una maraña de partidos, y de corrientes surgidas en el seno de cada uno, incluido por supuesto el más voluminoso, el PSUV (donde hasta usted lector, y yo, pudiéramos estar inscritos, sin saberlo ni desearlo. La Nómina del PSUV y el REP son parte de la Dimensión Desconocida del régimen). Al anunciarse la muerte de Chávez (ocurrida mucho antes), comienza a resquebrajarse ese aparente equilibrio, y los mantiene débilmente unidos la necesidad compartida de sobrevivir, pues apenas colapse esa colcha de retazos, por el peso de sus propias contradicciones, la mayor parte de ese todo unido con saliva de loro, irá distanciándose de la médula que se benefició en mayor medida de los repartos monetarios y las cuotas de poder, pero que también es la élite responsable de los hechos de Corrupción y las pésimas ejecutorias que causaron el estancamiento del país y el descontento popular, algunos divorcios notorios y hasta el amancebamiento con la tolda opositora, convirtiéndola en mayoritaria. Los vergonzosos saltos de talanquera de mediocridades como William Ojeda, Heliodoro Quintero, Herman Escarrá y Hernán Núñez, son gotas insignificantes (y positivas para la Oposición, que se deslastra de ese bagazo), frente a los enormes deslaves causados por las separaciones del MAS, PODEMOS, el PPT (a pesar de las maniobras infames con la colaboración del TSJ, para que unos pocos pudieran robarles los nombres a esas organizaciones partidistas) y de importantes individualidades que han ido dejando a un lado sus simpatías y respaldos por el “socialismo del siglo 21”, al desnudarse y quedar como franquicia del fracaso fidelista (Raúl intenta impedir la implosión, que ha sido retardada por la constante y entreguista transfusión de petróleo y dólares desde la Venezuela secuestrada por sus agentes, pero por allá “tierravatemblá”).

Al Cisne negro de la sorpresiva enfermedad e inconveniente muerte de Chávez (tan inconveniente que tuvieron que postergar la fecha oficial, mientras reacomodaban los peroles dentro del mamotreto rojo), se suman otros factores, que pudiéramos llamar Gansos Grises, que constituyen grietas formidables bajo la línea de flotación del buque pirata chavo-castrista: Las miles de irregularidades formalmente denunciadas, ocurridas antes, durante y después del proceso electoral del 14 de abril, las candentes revelaciones del más sucio delfín de los que Chávez amaestró, Mario Silva en su arrastrado Reporte al G2, las torpezas y burradas de Maduro desde que se posicionó como vocero y sucesor designado y, desde que la Oposición lo desconoció y exigió investigar las irregularidades del proceso, auditar los Cuadernos, ante la presunción de FRAUDE, las torpezas y burradas han arreciado, en vano intento de desviar la atención de la Opinión Pública, internacional y local, con las insólitas declaraciones y acusaciones que a diario lanzan él y su indigente corte (intentos de magnicidios, sicarios y paramilitares de diversas procedencias, pretensión de descalificar autoridades y gremios de las genuinas Universidades, la falsa campaña contra la corrupción que detiene chivitos expiatorios y no le toca un Cabello a los Capos que controlan la madeja importante, “denunciar” que opositores compraron 18 aviones de combate, y la tapa del frasco de la desesperación y el cinismo, al responsabilizar a la Oposición por la terrible tragedia ocurrida en Amuay, donde ellos ni siquiera han iniciado investigaciones y el Capo di Tutti Capi pasó alegremente la página diciendo que “la función debía continuar”).

Para colmo, el panorama se le complica al régimen con la TRIPLE ILEGITIMIDAD de Nicolás Maduro, pues tiene tres caras, las nombraremos por orden de aparición; 1. En virtud de las rivalidades internas violaron la Constitución al no cumplir lo que en ella se establece para el caso de ausencia del presidente electo (no cumplieron la Juramentación que debíó darse el 10 de enero como la Carta Magna señala, la incumplieron de nuevo al no permitir que la primera magistratura fuese ocupada, como establece la Constitución, por el presidente de la AN, así como fue violentado el principio legal de que no puede ser candidato quien esté ejerciendo la Vicepresidencia Ejecutiva). Todo eso para reforzar al candidato escogido en La Habana e impedir simultáneamente que quien comanda uno de los grupos contrarios, dentro del chavismo, Diosdado Cabello, pudiera aumentar su cuota de poder efectivo y desde la presidencia serrucharle la escasa popularidad que Maduro tenía, que su falta de carisma, tacto y cultura general se encargó de disminuir aún más, al punto de que ni con las trampas permitidas por el CNE y su originalísima forma de producir resultados, pudieron mantener el ESPEJISMO de la ventaja que acostumbraban asignarle al que embalsamaron, se convirtió en pajarito y pronto será una incómoda referencia, hasta para quienes se beneficiaron de sus loqueteras y arbitrariedades (como Lula, que ya declara cuestionando al engendro del siglo 21, marcando distancia prudente y pragmática, antes del Tsunami que se avecina).

2. La costumbre de actuar sin respetar leyes y normas, les hizo pasar por alto un trámite que hoy les revienta en las narices. Tanto la Nomenklatura raulista (otrora fidelista), preocupada por colocar en el puesto de mando a otro agente incondicional, que les garantizara la continuidad de la ruinosa política de ayuda a la agonizante dictadura cubana, como la Nomenklatura roja que ya sabemos es como una Hidra y tiene varias cabezas, cuyo objetivo inmediato era mantenerse a flote (para luego tratar de superar las diferencias), y el propio Maduro, que se sentía como la Cenicienta bailando con el príncipe, pero pendiente de la medianoche que le pudiera arrebatar esa divina fantasía que lo colocó en la inmerecida posición de Manager temporal del equipo, con posibilidades de un contrato por seis años, a firmarse el 14 de abril. Ninguno de esos tres elementos pensó en la Nacionalidad del candidato, y los del CNE, con el inefable Díaz incluído, ni remotamente procuraron revisar toda la documentación, a ver si el hijo más recientemente reconocido, llenaba ese requisito que la Constitución vigente, enjundiosa y prolija como ella es, exige con carácter excluyente y sinequanon: “Para ser elegido Presidente de la República se requiere ser Venezolano por Nacimiento, no poseer otra nacionalidad” (Art. 227). Y no creo que se atrevan a alegar, como hicieron cuando se incumplió groseramente el requisito de Juramentarse ante la AN el 10 de enero, descalificando lo que establece la Constitución como un mero trámite burgués y decadente, ¡ al que no tienen ellos que pararle bolas !.

Maduro declaró que nació en Los Chaguaramos, en Caracas, pero también en Casigua del Zulia. Vielma Mora, declaró que Maduro nació en El Palotal, Táchira, Estado dónde el declarante es el gobernador rojo. Jaua por su parte señaló que fue en la parroquia El Valle, de Caracas, pero muchos aseveran que nació en Cúcuta y pasó sus primeros diez años en el Barrio Carora de esa ciudad colombiana. Sabemos que hay partos múltiples, pero esa denominación se refiere a una mujer que gesta en su útero durante un lapso de 6 a 9 meses, generalmente de dos hasta seis criaturas, que pudieran ser morochos si cada uno tiene su propia placenta, o gemelos univitelinos, si comparten la placenta y los rasgos básicos que incluyen el sexo. Pero NO ha ocurrido jamás en ninguna parte del mundo un parto de UNA misma criatura en más de un sitio, mucho menos en cinco. Como tampoco es normal, desde comienzos del siglo 20, que no se registren los datos esenciales del nacimiento, Nombre, edad y ocupación del (los) progenitor (es), nombre que le asignan al recién nacido (a, os, as), hora, LUGAR (sitio, pueblo, ciudad, Parroquia, Municipio, Estado, si fue en vivienda particular, Hospital, Clínica, asiento trasero o delantero del vehículo que no llegó a tiempo), y hasta se acostumbra indicar por lo menos DOS testigos del evento, de todo lo cual se expide un documento debidamente autenticado, como proveniente de alguna autoridad legal y reconocida para tales efectos (no se aceptan elaborados en el Bar de la esquina, ni en las oficinas del Partido en esa Jurisdicción, por ejemplo).

3. Se ha solicitado, formalmente, por diversas vías, ante el CNE y el TSJ, AUDITAR LOS CUADERNOS para verificar que cada renglón haya sido utilizado por un elector real, válido, autorizado, vivo, sin Multicedulados abusadores, fallecidos que salen de sus tumbas aprovechando la cola y los viáticos del uno por diez oficialista, electores que sólo existen en el plano virtual, afines, similares y conexos, que bien pudieran producir varios cientos de miles de Votos a favor del candidato triple ilegítimo, y relegar al pobre Capriles a un segundo puesto, medalla de plata que lo incita a dudar de los orígenes lícitos de esa ventaja, habiendo visto la profusión de autobuses que amenizaban cada concentración del apéndice castrista en Venezuela. De aquel mueble, el CNE revisó las gavetas que le convenían, menos la gaveta que los denunciantes señalaban como la que contenía las pruebas del FRAUDE. No es normal que el sospechoso le diga a la policía en cuáles bolsillos puede registrar en busca de la droga que presumen carga y trafica. Y que no haya forma de imponer que se revise el bolsillo en que el sospechoso no permite que siquiera atisben de lejitos. Como tampoco es normal que ante la razonable duda en torno a la nacionalidad de Maduro, obtengamos diversas y diferentes versiones de parte de sus camaradas y de él mismo, pero no muestren la Partida de Nacimiento ni den la información fundamental sobre dónde está registrado ese nacimiento múltiple, que bien merece un especial de National Geographic.

Aclaremos algo; Una persona que diga que nació en Mérida, no puede adjudicarse de forma automática las nacionalidades venezolana, española y mexicana, tan sólo porque en cada uno de esos países hay una ciudad con ese mismo nombre. Si Maduro vivió sus primeros diez añitos en Carora, el barrio de Cúcuta, eso no lo faculta para considerarse nativo por Iutis Tocayensis, de Carora la del estado Lara, Guarolandia. Por otra parte y conociéndolos, es probable que ya mejjmo estén varias brigadas rojas rojitas buscando espacios libres en los Libros de Registro de Nacimientos de varias poblaciones nuestras, donde asentar nacimientos antiguos sobrevenidos, y que por falta de coordinación, en Ruedas de Prensa simultáneas (y esperemos que en democrática CADENA de radio y TV), nos muestren sendas Partidas de Nacimiento bien fresquitas, que demuestren que Maduro nació en El Furrial, en El Palotal, en Sabaneta, en Carora la guara y, para mantener la relación con el mejor amigo de su apá, también en Bogotá. Para expresarlo en palabras del propio Nico, estaríamos frente a un sobrecalentamiento de la Oferta de Partidas de Nacimiento para satisfacer todas las Demandas, actuales y futuras.

Vea su merced, estamos supremamente interesados en que muestren la Partida y demuestren que el paisa es nacido del lado de acá, y también en revisar los CUADERNOS, aunque sea para saber si el 14A no votaron los del más allá. Y no nos muestran ni los Cuadernos ni la Partida de Nacimiento….¿ Cómo así ? ¡¡ Qué berraquera !! Toca que seguir insistiendo, vea.-

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba