Opinión Nacional

Maíz tóxico: un problema de salud pública

Hace pocos días la opinión pública se enteró de la muerte de centenares de mascotas, causada por la ingesta de alimentos para animales de la marca Purina-Nestlé.

La compañía explicó que se trató de un brote de hepatitis tóxica en perros, gatos y aves, provocado por un lote de maíz nacional contaminado con hongos del grupo Aspergillus. Esta cepa de hongos, muy frecuente en el clima caliente y húmedo del trópico, puede resultar altamente peligrosa debido a que produce aflatoxinas, sustancias cancerígenas capaces de destruir el hígado y el sistema inmunológico de animales y seres humanos. Una falla injustificable tratándose de una empresa con la experiencia de Ralston Purina, dedicada a la fabricación de piensos para animales desde 1894.

En sus avisos de prensa, la compañía ha sido enfática al asegurar que la contaminación sólo afectó a los productos concentrados para animales de su planta de La Encrucijada. Sin embargo, el Ministerio de Salud y Desarrollo Social ha tomado la precaución, hace pocos días, de exigir a todos los fabricantes de alimentos para consumo humano que utilizan maíz amarillo y maíz blanco (entre ellos la misma Nestlé, Alimentos La Lucha, Alfonso Rivas, Polar y Snacks), que informen a la brevedad posible acerca de la procedencia de la materia prima utilizada para la preparación de sus productos.

En diciembre del año pasado, un grupo numeroso de agricultores del estado Guárico denunció que las semillas de maíz amarillo suministradas por las empresas de asistencia técnica del Plan Siembra 2004 del Ministerio de Agricultura y Tierras, estaban contaminadas con el hongo Fusarium monoliforme. Igualmente advirtieron que la presencia de esta clase de hongos en el maíz significaba “un potencial problema de salud pública por contaminación de imprevisibles consecuencias”, y que ya se había comprobado “el fallecimiento de reses que han sido alimentadas con la soca de la cosecha del maíz” (Aporrea, 20/12/04).

También Fedeagro, en el mes de noviembre, hizo fuertes críticas a los resultados del plan oficial para el maíz amarillo, señalando que debía investigarse, entre otros factores, la calidad de la semilla importada entregada a los agricultores (El Universal, 14/11/04).

Dada la gravedad de estos antecedentes, las autoridades del M.S.D.S., el M.A.T. y la Subcomisión de Salud de la Asamblea Nacional debieran efectuar una investigación exhaustiva sobre el caso e informar ampliamente a la colectividad. Quienes hemos sido afectados por la muerte de nuestras mascotas ya hemos comenzado a organizarnos para exigir que se sancione a los culpables. Queda ahora de parte de los organismos competentes tomar las medidas necesarias para que estas acciones irresponsables, en el manejo de un alimento esencial en la dieta del venezolano como lo es el maíz, no vuelvan a repetirse.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba