Opinión Nacional

Mambrú, se fue a la guerra, que dolor, que dolor que pena

Desde hace mucho tiempo, once años, hemos escuchado por boca de nuestro presidente, en muchas oportunidades, que si va a una guerra ¿ con y contra quien? que si va a armar un ejercito con las diferentes fuerzas militares de algunos países del área, que compramos unos patrulleros nuevos para vigilar nuestras costas contra enemigos, que vengan los Rusos a visitarnos con sus grandes barcos de guerra, que ahora compramos unos aviones “Sukhoi su-30mk-2”, y lanza cohetes Rusos, para defender nuestra patria contra los enemigos, y así, seguir intimidando, y distrayendo al pueblo, de las realidades, que se han convertido en un flagelo para todos los habitantes del país, además, de querer convertirse en el lides salvador del continente americano.

Nos hemos preguntado mucho en estos once años, que cual o cuales son nuestros enemigos que nos invadirán, o que nos van a declarar la guerra. Hemos llagado a pensar, que el señor quiere tener ¡su guerrita! con quien sea y cuando le provoque. No nos debe extrañar mucho esto de la “Guerrita”, ya que como buen militar que es, ¿tendrá mente de guerrero? Lo que nos demostró, en su asonada militar golpista no fue eso, sino mas bien, de mente poco guerrera y mas de cobarde, escondiéndose por allí. Uno entonces se pregunta, ¿para qué es esto de estar intimidando y hablando tanto de prepararse para la guerra?

El pasado domingo 08, en su programa Alo Presidente, el líder máximo, acompañado por los mismos de siempre, entre ellos algunos militares, intimido, no solamente al hermano país, sino a su pueblo, molestándolo con sus palabras, de que se vallan preparando para ir a una guerra. No se si el señor Presidente, conoce de verdad a su pueblo y a sus fuerzas armadas, que son gente sencilla, trabajadora y por supuesto nada guerrera; los buenos guerreros que tuvimos en una época, fue en la guerra de la Independencia; como es posible, que haga un llamado de esta magnitud a la gente, y en momentos, cuando estamos padeciendo una gran cantidad de penurias internas. ¿Será que el señor Presidente, quiere distraer la atención del pueblo de sus penurias? Sabemos que esa ha sido su táctica desde hace mucho tiempo, cada vez que hay problemas en el país, cuando viene alguna elección cerca o el señor ha bajado en sus puntos en las encuestas de aceptación.

¿Sabrá el señor Presidente lo que esta diciendo, lo que esta trasmitiéndole a el pueblo? Nos imaginamos, que para el será todo un gran acontecimiento, aumentando y satisfaciendo su gran Ego personal y soñando que se convertirá en el gran hombre, de este lado del continente, del siglo XXI. ¿Con que moral se atreve a llamar al pueblo a prepararse para una guerra? ¿Y, donde dejo eso de que el Imperio creo una guerra con Irak? El Presidente, expresaba muchas veces, que era una guerra donde se estaban matando a gente y niños inocentes; que era una guerra sin escrúpulos y ningún sentido. ¿Es que acaso, señor Presidente, alguna de las guerras han tenido sentido? ¿Será, que la que usted quiere tener, pues, si lo tiene? Creemos y estamos seguros, que toda esta alharaca montada, es solo con fines políticos y de ganar tiempo para lo que quieren lograr: intimidación, miedo y tapar el flagelo de todas las carencias que tenemos.

No sabemos a ciencia cierta, si lo que ha dicho el Líder Máximo, es solo una bravuconada más de las que nos tiene acostumbrado, o cree estar muy seguro, de que lo que queda de nuestras fuerzas armadas y pueblo, lo apoyaran y seguirán en esta inventada aventura, como domados corderitos; el menciono que, ¡esta es una guerra de todos!

De ¡todos no! señor Presidente, será de usted y sus grupo de aláteres que tiene. Nosotros, ni nos interesa una guerra con nadie y menos aun, tener sobre nuestras espaldas y nuestra conciencia, una falacia como esta, le repetimos, somos una nación con un pueblo tranquilo, que queremos tener relaciones claras, honestas y productivas con todos los países.

Se sabe, que estamos infiltrados por muchos cubanos, iranís, libaneses del grupo “Hezbola», y palestinos del grupo radical “Hamas”; camuflados bajo el tema que son trabajadores del campo, medicuchos y técnicos que nos vienen a ayudar. ¿No será, que esos individuos de esos países, son los que irán a la guerra con el hermano país? Es que dudamos mucho señor Presidente, que usted envíe a la guerra a su propio pueblo, no se lo aceptaran y mucho menos irá a morir en una guerrita suya, ¿O es que usted cree que las guerras son un jueguito? ¿Será que usted cree, que en las guerras no se muere nadie, sino que es un jueguito de soldaditos?

Porque, en ves de estar jugando a “Los Soldaditos de Plomo”, déjese de “preocupe tanto” de lo que esta haciendo el hermano país, esos son problemas internos de ellos, “ocúpese” de resolver la gran cantidad de problemas que nos aquejan. ¡Es tiempo ya!, señor Presidente, que se deje de tantas bravuconerías, de tanta intimidación, engaño, mentiras y vejaciones, ¡Gobierne, las necesidades de este país! Búsquese y rodéese de gente capaz, que puedan Gerenciar y echar para adelante al país, y no estar sentados a su lado, enfrente o ¡estar sin estar!, asintiendo con la cabeza que todo lo que usted esta diciendo es una maravilla, que tiene toda la razón y que están de acuerdo. ¡Que poca vergüenza tienen estos señores! Señor Presidente, no se le valla a ocurrir enviar a estos genios a la guerra, además que la perderá, quedara usted muy mal parado, ante su pueblo y el mundo en general.

¿Con que derecho se atreve usted pedirle a su pueblo que deben irse preparándose rápido, para la guerra? ¿Acaso cree usted, que es dueño de todos nosotros, y que debemos reclinarnos y obedecerle en todas sus torpezas? Pareciera, que cuando se le ocurrió semejante barbaridad de que debían prepararse para la guerra, ni usted, ni sus acólitos y militares que lo acompañaban, pensaron ni un instante, en la guerra que tenemos internamente nosotros en el país: guerra contra la delincuencia desatada por todas partes, la guerra entre las bandas en los barrios mas desposeídos, la guerra entre policía y malandro, la guerra y odio que usted ha creado entre las clases sociales.

No les basta con la matanza que hay todos los días en cualquier parte del país, en especial en los barrios mas pobres; a esas madres y padres que lloran a sus hijos muertos, a los esposos que lloran la muerte de su esposa y ellas las de sus esposo; abuelos, nietos, niños y gente buena, que matan todos los días. ¿Será que a usted señor Presidente, y sus cercanos colaboradores, le importan un bledo el país y mucho menos, su pueblo?
Pues, es que eso es lo que ¡todos percibimos!, cuando usted hace una de sus bravuconadas. No se convierta ni quiera imitar a el señor Hitler, Mussolini o al amigo suyo, ese que usted dijo que ¡aquí huele a azufre!.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba