Opinión Nacional

Manifestaciones populares y represión en Venezuela

Venezuela ha tenido un aumento significativo de las protestas populares durante el último año. La ONG PROVEA (Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos) registró 1383 manifestaciones-casi 4 por día- de las cuales apenas 7.5 % se consideraron violentas. Estas manifestaciones fueron llevadas a cabo fundamentalmente por vecinos, trabajadores y estudiantes. Estando las violentas concentradas entre estos últimos. Las protestas políticas opositoras constituyeron sólo el 3.5% del total. Por lo que, la casi totalidad de las protestas se concentraron el lo reivindicativo: educación, vivienda, servicios, seguridad y empleo.

La modalidad de estas manifestaciones reivindicativas es que, ahora son los partidarios del régimen con sus vestimentas rojas, rojitas quienes las encabezan. Dejando claro que ellos están contra la ineficiente burocracia estatal y no contra su líder máximo Hugo Chávez. Aunque esto no parece ser suficiente ni para conseguir sus demandas ni para evitar ser reprimidos.

La “mejor Constitución del mundo” ahora “moribunda” establece en su Título III sobre Derechos Humanos, Artículo 68 que “Los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a manifestar, pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establezca la ley”. Más de una vez, en el pasado el propio Presidente apoyó públicamente el derecho a manifestar, incluso sin solicitar permiso.

Sin embargo, y a pesar del discurso basado en el poder popular y la democracia protagónica y participativa, el hecho es que las protestas y por lo tanto la represión se ha concentrado en las protestas reivindicativas que aumentaron con respecto al año anterior casi cuatro veces.

El número de personas lesionadas por heridas de perdigones, golpes, asfixias y otros maltratos se incrementó en 130.6%, con respecto al año 2005. Por su parte el número de detenidos aumentó en un 300%.

Mientras PROVEA documenta estas situaciones y hace estas denuncias, ni los partidos del chavismo, ni la Defensoría del Pueblo han cuestionado esta situación o apoyado a estas personas. Muchas de ellas identificadas con el “proceso” y , sin duda, estimulada por el discurso gubernamental .

El gobierno chavista está reprimiendo de manera creciente y sistemática las manifestaciones de protesta populares, en especial a sus propios partidarios insatisfechos, pero esperanzados aún. De seguir la ineficiencia gubernamental – o del modelo del Socialismo del SXXI- que impide satisfacer los requerimientos de empleo, vivienda, salud, seguridad y trabajo, notaremos un aumento en la actual represión a los más pobres y lo que es peor en la criminalización de la protesta, en abierta violación de los derechos humanos. Así veremos más y más pobres presos por disentir y protestar.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba