Opinión Nacional

Marisol y la AsoVAC

El jueves pasado, fue juramentada la doctora Marisol Aguilera como Presidente de la Asociación Venezolana para el Avance de la Ciencia (AsoVAC). El acto se realizó en Ciudad Bolívar, en el marco de la Convención Anual de la Asociación. Una vez más y como lo han venido haciendo desde hace 60 años, estudiantes e investigadores, de todas las áreas académicas y disciplinas del conocimiento presentes en el país, se reunieron para exponer los avances y resultados de sus investigaciones, bajo el cobijo de la Convención Anual de AsoVAC.
        En estos días, esas convenciones anuales no son lo que solían ser. Antes, la asistencia era masiva, buen reflejo de la importancia y trascendencia que los miembros de la Asociación le solían dar. Empero y desde ya unos cuantos años, el número de investigadores y estudiantes que se reúnen, ha venido disminuyendo dramáticamente. Este año, apenas fueron presentados unos 666 trabajos.
        ¿Qué está pasando? Es posible que la baja concurrencia la ocasione el «corralito financiero» impuesto por las autoridades gubernamentales a los centros académicos y de investigación científica.. Simplemente, hoy en día no existen fuentes de financiamiento para la asistencia a eventos científicos, no importa que sean dentro o fuera del país.
        Los retos que enfrenta Marisol para solucionar los problemas que aquejan a la AsoVAC no son cualquier cosa. Lo de sus Convenciones Anuales o incrementar la membresía de la Asociación son, por ejemplo, dos huesos duros de roer. No obstante, la mira de Marisol apunta más lejos; la crisis de AsoVAC es profunda y tiene que ver con su esencia.
        Durante su campaña electoral, Marisol nos hizo saber que si bien hay que enfrentar las causas del rosario de cosas que no caminan como deberían, lo medular era enfrentar el problema de fondo; una Asociación que envejeció sin poder adaptarse a los cambios espectaculares que han estremecido a su membresía. Es verdad que con el cambio de Estatutos en el año 1992, AsoVAC intentó modificar su estructura para enfrentar los retos emergentes. Lamentablemente, ese no era el camino. AsoVAC fue convertida en una pobre federación de micro asociaciones para el avance de una ciencia devenida parroquial. Un conjunto mal ensamblado de socios y de muy dispar peso. Cada uno de ellos más interesado en promover sus intereses particulares que en comulgar con causas de envergadura nacional o propósitos de relevancia universal.
        Lograr que los programas nacionales de AsoVAC trasciendan y hagan sentir su impacto, es lo que desde Guayana, Mérida, Zulia, Caracas o Cumaná, todos queremos.. Para lograrlo se necesita algo más que desearle suerte a Marisol u ofrecerle ayuda. Ella necesita convencer a los secretarios regionales de los diversos capítulos de AsoVAC, de que llegó la hora de repensarse.
        Eso no es una tarea fácil. De hecho, será labor de titanes. Afortunadamente, ella tiene las condiciones para lograrlo.
¡Éxito, Marisol!

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba