Opinión Nacional

Más allá de la política

Hoy ando en una nota reflexiva, ya que el tiempo da para eso. Quiero aprovechar para expresarles algunos pensamientos que no dejan de dar vuelta en mi cabeza y que me hacen creer que el trecho que nos falta para avanzar como sociedad no es político sino algo más complejo y cotidiano: humanidad.

Como no soy quien para tirar la primera piedra, trataré de apoyarme en dos citas que quiero poner en práctica, justamente porque me cuestan más: «Puedo escoger tener paz a tener la razón» (Yehuda Berg) y «El medio para hacer cambiar de opinión es el afecto, no la ira» (Dalai Lama).

Todas las consejas -desde las religiosas hasta las diplomáticas- advierten de que, ya que Dios y el Diablo están en las palabras, hay que cuidar mucho de ellas. Se escribe fácil, pero sabemos lo difícil que es no ser deslenguado. Los venezolanos al parecer sufrimos una inmadurez emocional colectiva y por un «quítame una paja» somos capaces de armar una pataleta, ya que solemos ver la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en el nuestro. Por supuesto, hay excepciones, pero esas son las que menos ruido hacen.

Este año, por decir lo menos, el país ha vivido sucesos tristes que de seguro en otros momentos habrían concitado la solidaridad general; pero como estamos polarizados, ya ustedes saben, los muertos sólo tienen dolientes del lado de su lado. En lo personal me impactaron las muertes de Luis Tascón y Franklin Brito. Tal vez lo que más me afectó fue ver cómo algunos se regodeaban en estas pérdidas y trataban de justificar la furia y el resentimiento que llevamos rumiando más de 12 años.

Los dos casos anteriores tienen nombres y apellidos, pero diariamente la sociedad venezolana vive microrrasgaduras que para quien las sufre es un deslave: hay cientos de injusticias anónimas y con frecuencia vemos el dolor, el miedo y la rabia en cada muerte violenta, en cada abuso de poder, en cada omisión. Quizás por eso es que dejamos entrar tanta amargura en nuestros corazones.

La historia de la humanidad está llena de episodios de barbarie, pero se supone que terminan siendo ejemplos ilustrativos para que las generaciones venideras ni lo permitan ni lo ejecuten. Por eso repetimos la frase «Nunca más»; para que nunca más haya personas perseguidas, torturadas y muertas por la intolerancia a su color de piel, ideología, orientación sexual, género, credo; para que nunca más la injusticia se enseñoree en una sociedad; para que nunca más haya que decir nunca más.

Hoy ruego porque nunca más nos alegremos con la desgracia ajena, ni dejemos que la retaliación y la venganza sustituyan el natural clamor por la justicia; y hago votos para que siempre podamos ser solidarios, especialmente con quienes no son santo de nuestra devoción. Así sea.

Lo que toca

Comparto los siguientes anuncios: 1) «Venezuela 2011, Presente y Futuro». Foro organizado por Hinterlaces. Caracas, 11 de noviembre. Esta firma presentó algunos hallazgos de índole cualitativa previo a las elecciones del 26-S que, a mi juicio, ilustran un proceso de fondo que está en pleno desarrollo. Convocatoria al taller. 2) «Mujeres y política. La feminización de la política». 3 y 4 de diciembre

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba