Opinión Nacional

Más allá del pasaporte

A inicios de los años noventa se manejaba un número de 200 mil emigrantes venezolanos distribuidos por todo el planeta. En 2010 la cifra ascendió hasta toparse con 900mil “auto expulsados” del país. Hoy se consolida que, amén del director del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Elías Eljuri, y sus teorías de la especulación mediática, un 4% de nuestros compatriotas habitan en el extranjero.

La inseguridad, principal tema del debate nacional y del deterioro de nuestra calidad de vida, es el elemento número uno que toman en cuenta quienes no soportan los atracos diarios, secuestros, homicidios, choques de bandas y demás abusos del hampa, para irse de la nación.

En muchos de los que toman camino fuera de nuestras fronteras para buscar prosperidad y paz, existen recuerdos de algún fallecido en hecho violento, o suceso que lamentar por la carencia de tranquilidad que se acentuó profundamente los últimos 13 años en todo el territorio. Son más de 180 mil homicidios los que ha logrado el chavismo con su desconocimiento en materia de seguridad.

Así toque venderlo todo y huir sin capital alguno, quienes hoy están fuera consideraron en su momento que era mejor comenzar desde cero a estar sometidos a la tortura de la delincuencia reinante. Simple, sin tanto que resumir… En Venezuela se convirtió un delito ser rico o vivir con privilegios, así como poseer empresas prósperas, aspirar tener estabilidad, expresarse libremente y pare usted de contar. Aquí se premian y protegen a los delincuentes principalmente porque el Gobierno Central es la escuela de “pranes” que hoy conforman la “Boliburguesía”, como bien dijera Domingo Alberto Rangel en 2006.

Según la tesis “¿Formado para exportar?” de Claudia Vargas, citada el 13/05/2012 en el diario Últimas Noticias, la causa número dos y tres de los emigrantes criollos, son el Gobierno y el conflicto político que actualmente vive el país. Este dato debe añadirse a esa reflexión permanente que se sostiene en el seno de la familia venezolana con respecto a los paradigmas que pueden suscitarse a final de año.

La sociedad está cansada de divisiones, de conflictos, pugnas y sobre todo de quienes dirigen este barco sin rumbo que se ha vuelto la República de Venezuela. No hay que alimentar el odio, pero si la memoria, porque no debemos olvidar que de ese 4% de nuestros compatriotas, la gran mayoría huyó porque no veía posibilidad de sueño alguno en la patria de Bolívar.

Son 260.000 criollos los que viven en EEUU, 200.000 en España, 150.000 en Italia, 100.000 en Portugal, 60.000 en América del Sur, 12.ooo en Oceanía, y sigue… Son más de 1.360.000 ciudadanos venezolanos en el extranjero.

Más allá del pasaporte, hay un sentimiento de nostalgia, de querer ver próspera la tierra que tanto amamos. Por ello, la tarea de quienes aquí estamos, sin miedo, es cambiar a quienes dirigen el timón y colocar gente capaz, con profundo sentimiento patriótico, para exaltar ese amor por lo de aquí que no se ha perdido ni se perderá jamás. Somos pueblo de lucha y por un camino mejor nos resteamos.

Necesitamos que vuelvan nuestros profesionales y conciudadanos que son parte fundamental para desarrollar esta nación y volverla productiva y libre, recuperar el hilo de la tranquilidad, acabar con la guerra interna y seguir adelante.

www.angelarellano.blogspot.com

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba