Opinión Nacional

Más allá del Sí y el No: El cambio de actores políticos

Una de las lecciones más importantes que debería extraerse de la desastrosa experiencia “revolucionaria” chavista, es que la crisis económica y social que ha atravesado Venezuela en las últimas dos décadas, no encuentra su solución cambiando simplemente de actores políticos. De hecho, el cambio político radical que significó el advenimiento de Chávez al Poder no ha hecho sino acelerar de manera abrupta el proceso de deterioro económico y social del país, añadiéndole además un gigantesco salto atrás en materia institucional.

Una lección similar debería extraerse de la experiencia Carmona, que representó otro abrupto cambio de actores políticos. El gobierno unipersonal de “transición” logró fugazmente lo que Chávez no consiguió en 1992, barrer con todos los poderes democráticamente constituidos del Estado que aún quedaban en pie (luego del vacío que según muchos juristas se produjo en el Poder Ejecutivo), rompiendo así la continuidad democrática que mantenía el país desde 1958.

Los adecos y copeyanos que gobernaron por décadas el país no eran extranjeros ni extraterrestres, eran y son venezolanos comunes, tan genotípica y fenotípicamente venezolanos como los medinistas derrocados en 1945 o como quienes les hemos adversado y criticado duramente desde la sociedad civil o desde las nuevas organizaciones políticas en las últimas décadas. Luego, es sumamente improbable que, ante similares circunstancias institucionales, históricas y políticas, es decir, ante un mismo esquema de incentivos y un mismo esquema de interacción política, los medinistas (de haber sido los protagonistas de la transición a la democracia) o los nuevos actores que gobiernen el país en el futuro se comportarían de manera completamente distinta y/o encontrarían una mayor paciencia, comprensión y cooperación por parte de sus opositores y de la población en general que las viejas élites adeco-copeyanos.

Bajo esta perspectiva, luce fundamental que tanto los viejos como los nuevos actores políticos que conforman la oposición y que se encuentran aglutinados en la coordinadora democrática, reflexionen y discutan abiertamente acerca de los cambios institucionales y acuerdos políticos que resultan necesarios para que el nuevo Gobierno y la nueva Oposición que surjan una vez revocado el mandato del actual Presidente, cuenten con un marco de incentivos y de interacción política mucho más racional, cooperativo y amplio de miras, que aquel que ha caracterizado al juego político venezolano en las últimas décadas. El nuevo Gobierno estará condenado a un nuevo fracaso, sea quienes sean sus integrantes, si no cuenta con un manejo transparente de los recursos públicos que genere la confianza requerida para que los sectores no perciban que sus sacrificios son en vano, si se ve evaluado a corto plazo por la población y la oposición política organizada de acuerdo a un nivel de expectativas irrealizables (alimentadas por discursos político-electorales ingénuos y/o irresponsables), si la oposición en su legítimo afán de llegar al poder debilita con su crítica no sólo al gobierno de turno sino a la legitimidad del sistema político y de la democracia como un todo (tal y como ocurrió durante la hegemonía adeco-copeyana), si los gremios tanto empresariales como laborales no adaptan sus esquemas de reivindicación a las exigencias del mundo actual globalizado y competitivo; y, sino aceptamos de manera explícita y colectiva que como ciudadanos de un país petrolero nuestro nivel de vida ha sido y seguirá siendo inevitablemente golpeado, al menos a corto y mediano plazo, por una fuerza externa y fuera del control tanto de gobernantes como de gobernados como lo son los vaivenes de los precios del petróleo.

(*): Profesor Escuela de Economía, UCV
(**): Consulta (%=Link(1948734,»Más allá del sí y el no»)%)

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar