Opinión Nacional

Mediación mediática

Para que tenga éxito, una gestión de mediación debe llevarse a cabo dentro de la máxima discreción. Ventilar públicamente los entretelones de una gestión de mediación sólo conduce a endurecer las posiciones de las partes.

Chávez no puede pasar un día sin aparecer en los titulares de los periódicos. Ahora no le basta con la prensa nacional sino que quiere figurar en las primeras planas de los diarios del resto del mundeo. Para lograrlo ha escogido el doloroso problema de los 45 ciudadanos secuestrados por la guerrilla colombiana. Lo que persigue es figuración internacional, presentarse en el escenario mundial como el artífice de la solución del problema de los rehenes prisioneros de las FARC. Es por eso que se vale de la vía mediática para llevar a cabo la tarea de mediación que le confió el Presidente Álvaro Uribe. Chávez no ha cesado de hacer alarde públicamente de las gestiones que lleva a cabo para cumplir el mandado recibido.

En la cumbre realizada el 31 de agosto el presidente colombiano, sin mucho entusiasmo, le dio luz verde, para que emprendiera conversaciones para tratar entablar un diálogo con representantes de la guerrilla en Caracas a fin de lograr la liberación de los 45 rehenes en manos de las FARC. Según el acuerdo alcanzado quedó claro que la gestión se refiere a la promoción de un acuerdo humanitario y que esas conversaciones deben llevarse a cabo en Caracas.

En su primer “Aló presidente” a su regreso de Bogotá (Domingo 2-09) anunció que la noche anterior había enviado un mensaje al jefe guerrillero Manual Marulanda “para planear una reunión con un enviado especial que este designe” “Marulanda, mosca, anoche te envié un nuevo mensaje. Espero respuesta”. «hablando buscaremos el punto de salida para este tema del intercambio humanitario». «Ojala, quien sabe, si buscamos un camino a un acuerdo histórico de paz en Colombia. Es el camino a la unidad de nosotros».

El 7 de septiembre Chávez reveló que había discutido con el Alto Comisionado para la Paz de Colombia una carta que había recibido de Marulanda. Y que juntos habían evaluado “gestiones para lograr el acuerdo humanitario”. Ese día dijo: “si tuviera que ir a las puertas del mismo infierno para tratar de lograr un acuerdo humanitario y más allá un acuerdo de paz en la querida Colombia, pues allá iré con la aprobación de ustedes”. “Recibí carta de Marulanda hace dos días. A lo mejor muestro mañana la carta en Aló Presidente”. “Marulanda dice que no puede venir a Venezuela todavía. Me invita a que yo vaya a Colombia y es difícil que yo me meta en la selva de Colombia a hablar con Marulanda.

Nótese que ya no se trata de una reunión FARC-Chávez en Venezuela sino de un encuentro en territorio colombiano. Además Chávez se arroga la tarea de buscar “un acuerdo de paz” Pero el Canciller Fernando Araújo ha dejado claro que la mediación de Chávez para lograr un intercambio humanitario no implica que se vaya a dejar en sus manos una negociación con la guerrilla. “”Siempre la facultad de la negociación la conservará el gobierno colombiano” dijo Araújo.

Sin embargo, en menos de 24 horas cambió de opinión y en el Aló Presidente del 09-09 manifestó que esta dispuesto a conversar en la selva con Marulanda siempre y cuando el presidente Uribe estuviera de acuerdo. «Si el presidente (de Colombia) Álvaro Uribe lo aprueba, lo considera conveniente, yo estoy dispuesto a irme a lo más profundo de la selva a conversar con Marulanda».

La respuesta colombiana no se hizo esperar, el día siguiente el gobierno colombiano emitió un comunicado en el cual manifiesta que considera «inviable» esa idea. «El gobierno nacional no ha recibido por parte del presidente Hugo Chávez solicitud para reunirse con las FARC en territorio colombiano. Tampoco considera viable una eventual propuesta en ese sentido».

El viernes pasado, 14-09 Chávez reveló públicamente que había recibido un nuevo mensaje de Marulanda pero no dio detalles sobre su contenido. «Cuando venía para acá recibí un mensaje de ‘Tirofijo’, de Manuel Marulanda, el comandante de las FARC. Estoy de mediador ahora. Hablo con Uribe, hablo con ‘Tirofijo’. Me responde ‘Tirofijo’, me responde Uribe», dijo Chávez durante un acto en la ciudad de Barquisimeto. «Piénselo bien, presidente Uribe, le pido autorización para que me permita ir allá a hablar con Marulanda. Yo sé que lo consideran un inconveniente, pero ese problema hay que matarlo por la cabeza, porque Marulanda no tiene teléfono», «Mi amigo Uribe, lo que tiene que hacer es apartar a las Fuerzas Militares y yo voy al Caguán, con testigos internacionales como Sarkozy y Morales, que están dispuestos a venir a Colombia para hablar con las FARC».

En la misma ocasión Chávez aseguró que los presidentes de Francia, Nicolás Sarkozy, y de Bolivia, Evo Morales, están dispuestos a acompañarle a la selva a negociar con las FARC.

El sábado insistió nuevamente: “Presidente Uribe, usted me pidió ayuda, yo quiero ayudar. Ahora ayúdeme usted. Le hago la solicitud formal ante el mundo: permítame hablar con Marulanda en Colombia”
De nuevo la repuesta del presidente colombiano tampoco se hizo esperar. «Lo dicho no hay que repetirlo», dijo escuetamente Uribe respondiendo a la solicitud que apenas horas antes le había hecho Chávez.

En su culebrón televisivo del domingo pasado, Chávez volvió a insistir en su solicitud al Presidente Uribe para que le permita entrevistarse con Marulanda en territorio colombiano. «Lo juro, trataremos de ayudar. Y más allá del acuerdo humanitario vamos a pensar en lo máximo: la paz ¿por que no?» Para tratar de convencer a Uribe le propuso que lo acompañe en esa entrevista.

Sin embargo, una vez mas el gobierno colombiano nuevamente rechazó la solicitud y recordó que su gobierno no está dispuesto a realizar ningún despeje en su territorio para permitir el encuentro de Chávez con Marulanda.

Todos desearíamos que la situación de los rehenes se resolviera cuanto antes. Como ha dicho el Canciller Araújo “se necesita la máxima discreción” porque cualquier espectáculo que se haga de ello puede hacer peligrar las negociaciones.

Pero el camino escogido por Chávez es el del despliegue mediático. Este afán de protagonismo pone en evidencia que el interés primordial de Chávez es la publicidad, darse bombo con un tema que es muy lastimoso, con la finalidad de ganar popularidad internacional y al mismo tiempo distraer la atención de la opinión pública internacional para que descuide el tema igualmente espinoso que se ventila en nuestro país como es el de la modificación constitucional.

El Presidente Sarkozy debe darse cuenta de que todo es una maquinación inicua de Chávez. Sería lamentable que el gobierno francés, en su buena fe y en su interés de contribuir a rescatar a Ingrid Betancourt, quedara envuelto en una trampa perversa que al final lo involucrará, indirecta e involuntariamente, haciéndolo aparecer ante la sociedad venezolana como tomando partido en el tema de la modificación de la Constitución nacional.

www.adolfotaylhardat.net

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba