Opinión Nacional

Medidas económicas de urgencia

La situación económica es en extremo delicada, y requiere de medidas urgentes que deben ser implementadas en el muy corto plazo, para afrontar el impacto de una recesión que podría ser severa, y con un efecto empobrecedor y de desmejora significativa de la calidad de vida de los venezolanos.

Apostar a una recuperación súbita de los precios petroleros que han venido ajustando hacia la baja en las ultimas semanas, y pensar que se puede paliar la crisis con los recursos con que se disponen, es no solo peligroso para la salud financiera del país, sino que conlleva riesgos muy altos sobre la inflación, la moneda, la economía y el empleo, afectando con mayor severidad a la población menos favorecida. En consecuencia, el Gobierno debe evaluar e implementar cuanto antes algunas acciones que garanticen estabilidad, y poder afrontar de una mejor forma los efectos de la devaluación y de presiones inflacionarias y escasez que ya se registran y conduzcan a una recesión económica. Deben ser acciones y medidas que le salgan al paso a las situaciones adversas y desequilibrios económicos y fiscales.

Recomendaciones

Estas son algunas de las medidas que el Ejecutivo Nacional debería implementar cuanto antes:

• Cese de invasiones y confiscaciones a la propiedad privada, dando el Ejecutivo garantías por Decreto Presidencial.

• Convocatoria al diálogo nacional con los empresarios para crear las condiciones para el aumento de la inversión y la producción. Levantamiento progresivo y administrado de los controles de precios, en cooperación directa con la industria para sincerar los precios de bienes, especialmente alimentarios en la medida que se incrementa la producción y la generación de inversión.

• «Prioridad Alimentaria Venezuela» impulsada completamente por los factores productivos y empresariales venezolanos.

• Medidas e incentivos para el aumento de producción y crecimiento económico.

• Impulso decidido a la construcción de viviendas e infraestructura con la búsqueda sin complejo del sector privado. Crear los incentivos: banco de tierras, urbanismo, servicios, materiales, reducción de los tiempos de permisología, financiamiento a través de la titularización de hipotecas y posible establecimiento del «Bono Vivienda Promotor» que he planteado en varias oportunidades.

• Creación de Fondos de Inversión Inmobiliarios, de capital de riesgo y Fondo de Ahorro Popular tanto en bolívares como en dólares.

• Establecimiento de medidas cambiarias, fiscales y monetarias orientadas al control de la inflación y el manejo de la deuda a través de un BCV con autonomía plena. El ancla económica estará basada en el cumplimiento de Inflation–Targeting (objetivo de Inflación) y un eficiente manejo fiscal.

• Levantamiento progresivo del control de cambio, manteniendo un sistema de subastas diarias por el BCV en un inicio, para luego crear las condiciones de un mercado de divisas en la Bolsa de Valores parecido al que opera en Colombia.

• Derogar la Ley de Ilícitos Cambiarios y permitir que tanto las personas jurídicas como naturales puedan transar posiciones en moneda extranjera entre ellas, o vender al BCV a través de los Operadores de Valores Autorizados o instituciones financieras al tipo de cambio de subasta. Igualmente, de acuerdo a la Ley de Ilícitos, está prohibido divulgar e informar el precio del mercado paralelo, por lo que se tendrá que modificar esto para que el BCV pueda informar, y los Operadores de Valores Autorizados designados puedan conocer los precios de negociación, y estos a su vez informar al mercado. Por ello, la derogación de la Ley de Ilícitos eliminaría esta restricción.

• Establecer el esquema de Conversión de Deuda en Capital (Debt Equity Swap) Mediante esta Ley (ya promulgada), se aprovecha los niveles bajos de precios que registra la deuda de Venezuela y Pdvsa en los mercados internacionales, de esta manera los inversionistas pueden aplicar los títulos comprados a inversión directa en las 11 áreas productivas de la economía que el Gobierno ha señalado. El BCV sería el encargado de recibir y convertir a bolívares al valor nominal dichos títulos. Esto incentivaría la inversión en el país, al mismo tiempo que reduce el nivel de deuda externa en circulación.

• Establecimiento de un programa de participación accionaria de empresas del Estado, incluyendo las empresas petroleras mixtas a través del Mercado de Valores, donde todos los venezolanos puedan participar como accionistas, democratizando el capital a través de la venta o cesión de acciones, unidades de inversión o participaciones al público, especialmente a pequeños inversionistas, cajas de ahorro, fondos mutuales y de jubilaciones, y a los trabajadores y gerencia alta y media de esas empresas.

• Detener los programas de cooperación internacional que no compensan al país, (Petrocaribe); compras de armamento y programas de nacionalización de empresas.

Asesor Financiero

Candidato AMDP Harvard University

@asesorfinaciero

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba