Opinión Nacional

Mensaje de la Junta Patriótica Venezolana

Desde hace seis meses se consolidó aquí en Venezuela un movimiento cívico militar, el propósito del movimiento solicitar la renuncia del presidente Hugo Chávez Frías, este movimiento denominado Junta Patriótica Venezolana (JPV) adjudica al gobierno de Chávez de violar la libertad de expresión, que quiere politizar la Fuerza Armada se está cercenando la libertad en diferentes puntos del país.

Militar activo de la Guardia Nacional Luis García Morales, quien es el vocero de esta junta patriótica y nos explicará el por qué del nacimiento de este movimiento.

«Compatriotas, los sables están sonando, pueden sentirse tranquilos realmente las Fuerzas Armadas nacionales están con todos ustedes y en ningún momento estamos a las órdenes de ningún particular. Entiendan ustedes que éste es un movimiento que se consolida hace seis meses de la inquietud de diferentes ciudadanos y de las diferentes personas de la sociedad.

Pretendemos buscar la renuncia del Presidente de la República por la vía pacífica y seguiremos constantemente la lucha hasta lograr nuestros objetivos. El movimiento no es un movimiento político, es un movimiento patriota.

El problema venezolano, la crisis actual del país no es política, no es económica, no es social, el problema es patriótico. Hay falta de diligencia, realmente pueblo venezolano cuenten todos con nosotros, estamos presentes existimos y vamos a consolidar nuestros objetivos, en solidaridad con la participación de todos ustedes hago una invitación a todo el pueblo en general, universitarios, estudiantes a los trabajadores, al sector económico, industrial, al clero y a la sociedad civil en general, para que todos logremos este objetivo y podamos vivir en un país progresista.

El movimiento patriota venezolano ha prendido sus luces y vamos a conseguir la libertad absoluta y la paz integra en el estado venezolano. 4 DE FEBRERO La Junta Patriótica Venezolana piensa en función al pueblo venezolano, realmente nuestra intención no es por los momentos dar un golpe de estado, pensamos hacer toda nuestra participación a través de las vías pacíficas a favor del pueblo venezolano.

Convocatoria de una junta patriótica que este integrada por nobles venezolanos de la sociedad civil, de todas maneras llamamos nuevamente a elecciones para que sea realmente las personas elegidas a través del sufragio universal las que ostenten los cargos de la vida política nacional.

La Junta Patriótica Venezolana ,está integrada por un gran número de militares pertenecientes a las distintas componendas de las Fuerzas Armadas Nacionales y también hay una gran participación del sector civil del estado venezolano. Estamos todos unidos vamos a luchar por esta causa que es Venezuela, por la patria que tanto queremos.

Libertad de expresión, ataque evidente al clero que representa el verdadero poder moral del pueblo venezolano, igualmente la disminución de la calidad de vida del venezolano, desempleo, el estado de derecho y el bienestar del ciudadano ha sido coartado.

Venezolanos cuenten con nosotros vamos a unirnos por una sola causa, Venezuela es nuestra y la patria es primero.

RAZONES PARA SALIR DE LA CLANDESTINIDAD

La razón principal para salir de la clandestinidad, significó porque queremos demostrarle al pueblo venezolano que no van a hacer con las aras de nosotros los militares que se va a destruir nuestros hermanos, realmente nosotros somos parte de la sociedad venezolana, somos católicos, somos cristianos creemos en Dios y realmente todas aquellas personas que han destruido nuestra democracia son los que se pueden ver menos perjudicados a la hora en que se crucen las armas, por los momentos no está planteado salir en alzamiento de armas a las calles.

La JPV ha hecho su primer boletín que posteriormente voy a publicar por todos los medios de comunicación, igualmente ha hecho una proclamación donde se ha dictado un decreto y se normatizan las primeras pautas de la junta, y esa va a ser la base, el principio, la raíz, de lo que realmente está persiguiendo la JPV.

No estamos buscando ostentar el poder, no estamos buscando el gobierno la JPV, ni gobernaciones porque realmente eso le corresponde a la sociedad civil venezolana. Las Fuerzas Armadas Nacionales queremos volver a los cuarteles estamos cansados de que se nos subutilice en ese arcaico Plan Bolívar 2000 que sólo ha servido para defraudar a la nación.

Será el pueblo venezolano quien va a decidir el día que debe salir, el presidente de Venezuela, tiene que empezar a pensar, sea inteligente señor presidente renuncie usted está acabando con Venezuela. De lo contrario, contaríamos con la desobediencia civil y por última tendríamos que llegar a la opción que nunca hemos querido. Luis García es simplemente el vocero de la Junta Patriótica Venezolana y por nuestro cuerpo sólo hay sangre venezolana, no importa si por defender, nuestro país, nuestras instituciones democráticas tenemos que arriesgar la vida, porque Venezuela bien lo merece.

La familia es importante, ustedes tienen que observar que en este momento ya estamos muertos en vida, lo que necesitamos es buscarle una posición al pueblo venezolano, porque sino nuestras familias van a seguir sufriendo, mi familia es todos los venezolanos ya que estamos luchando por ellos. No se preocupen pueblo venezolano por lo que le pueda pasar a Luis García, detrás de Luis García vendrán muchos Venezolanos más a hacer patria. Nosotros estamos concientes de que pueden haber represalias en contra , pero no importa, Venezuela se merece ese sacrificio.

Mensaje de la Junta Patriótica Venezolana al Presidente de la República Hugo Chávez y al pueblo

República de Venezuela
Junta Patriótica Venezolana
La encrucijada, 12 de junio de 2000

Boletín Nro. 01
Mensaje al Ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y al pueblo venezolano Venezolanos y venezolanas, compatriotas todos. Somos un grupo de ciudadanos comunes, como ustedes, que como bien deben conocer, una representación significativa de nosotros, está integrada por Oficiales, S.O.P.C. y Tropa Profesional de la Fuerza Armada nacional, otra proporción igual viene de los diferentes sectores de la vida nacional. En ocasión a la crítica situación que hoy vive nuestra patria, donde la magnitud de sus problemas ya se escapan del orden político y del control del gobierno, los convocamos a todos, para que despierten de ese letargo en el que hasta hoy nos encontrábamos y emprendamos una jornada de recuperación de las Instituciones democráticas del Estado, salvándolas del actual sistema político en el que se pretende conferir todo el poder a un solo hombre. Con ejecutoras opuestas a un gobierno constitucional del sistema democrático, en búsqueda de un ambicioso poder limitado, que se identifica con el modelo autocrático, contrastando con las limitaciones constitucionales impuestas a los Jefes de Estado de los países democráticos.

Muy conscientes de la actualidad, donde existen gobernantes absolutistas en muchos países, entre los que se encuentran algunos de los Estados comunistas. Nos damos cuenta que hoy es el día en que nos vemos obligados a defender lo que nos corresponde: nuestra patria y nuestra democracia, actualmente muy comprometida en caminos obscuros e inciertos.

No podemos permitir que un hombre, acompañado de un grupo muy reducido, socave las bases de nuestro sistema democrático, los venezolanos estamos vivos y todavía tenemos el coraje de nuestros antecesores, gestores de nuestra independencia.

Señor Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, ¿por qué se opone a la obediencia de cualquier clase de jerarquía? Sólo los anarquistas creen que el mayor logro de la humanidad, es la libertad del individuo, para poder expresarse y actuar sin que se lo impida ninguna forma de poder. Será por esto que es básico luchar contra toda religión o grupo organizado que combata al gobierno como la entidad que reprime la auténtica libertad económica, política, social y personal de todos los ciudadanos.

Los venezolanos como nosotros, de los diferentes estratos rechazamos la práctica del Caciquismo, práctica electoral que buscaba intervenir en los resultados comiciales a favor de su candidatura y sus alianzas, sin importarle violar a ultranza los propios mandamientos de la novísima carta magna, el tan venezolanos como los integrantes de la comisión legislativa nacional supraconstitucional, pues somos norma secundaria de esas que ustedes mal saben aplicar, para tratar de apagar la llama de esta cruzada cívico-militar que empieza a dar sus primeros luces, en el escenario de la necesidad venezolana. Le recuerdo, un gran número de nuestros miembros pertenecemos a la institución más digna de nuestra nación como lo es la fuerza armada nacional, (sin dejar de reconocer los méritos de otras instituciones del Estado), puesto que realmente representamos la reserva ética, histórica y moral, descendiente de nuestros forjadores de la patria.

Nuestras instituciones están desangrando sus principios y su doctrina, por culpa de sus adversas ideas, que alimentadas por sus frustración nos ha involucrado activamente en la vida política del país, nunca se nos consultó, los intereses personales prevalecieron sobre los institucionales.

Le exigimos que nos respete, recuerde que Usted ya colgó el uniforme, nuestras vestiduras han sido a través de la historia un símbolo sagrado, mal podría emplearse para fines diferentes a los establecidos, peor aun cuando se utiliza para actividades proselitistas. Honremos la majestad de nuestros trajes militares.

Estamos firmemente claros de la misión que el Estado nos encomendó, como es proteger la soberanía nacional, preservar la paz y el resguardo de las
instituciones democráticas, por favor no nos utilice, no nos involucre en su juego político, no olvide que nuestra institucionalidad está por encima de los intereses personales de cualquier particular. Y tenga presente que observamos todos los sucesos y hacia dónde nos está conduciendo. Los militares nunca olvidaremos el daño por Usted causado que costará mucho tiempo revertir, no estamos con Usted a ningún nivel y en ningún cuartel, estamos con la patria.

Observe que con el Plan Bolívar 2000, se ha subutilizado la Fuerza Armada Nacional, y esto sólo ha servido para dañar nuestra imagen institucional.

Si Usted quiere a los venezolanos y a Venezuela, si por su cuerpo todavía corre sangre impregnada del sentir venezolano, por favor ponga su cargo a la orden, hágase un examen de conciencia y reconozca que ya demostró su incapacidad para gobernar, hágalo por Venezuela no por Usted ni por sus mezquinos intereses, trastocados con ideas que no se identifican con nuestro sistema democrático.

Entre en razón. Nuestra imagen internacional, está muy cuestionada, todo se lo debemos a las pésimas estrategias diplomáticas, bajo su dirección. Por favor no nos siga destruyendo.

Es lamentable que bajo la apariencia del juego electoral, se han burlado de la voluntad de los electores. Con un sistema viciado que no funcionó. El sistema partía del convencimiento de que sería nefasta la imposición del número, a la calidad, resultado del cual se desembocaría una tragedia nacional. No se puede estar jugando con el pueblo, no olvide que fue el mismo el que lo llevó a la primera magistratura, y será el que lo deponga de su cargo, sea inteligente, renuncie antes de que la situación se haga más crítica y el problema escape de las manos del Estado.

Con las estrategias de destituciones a los gobernadores civiles, y la imposición de gobernadores militares a través de la ejecución del arcaico Plan Bolívar 2000, cuya misión primordial era aparentemente fabricar una nueva mayoría de electores, sólo ha logrado desestabilizar las regiones del interior, que aún que usted no lo crea, también son parte de nuestra patria.

Con mucha pena me permito decir que la demagogia es la actitud y comportamiento político que lo han caracterizado en su intento de conseguir el efecto popular o el incremento de adeptos a su liderazgo, pues es a través de manifestaciones públicas, que inculcando falsas ideas y expectativas a los estratos más bajos de esta sociedad, se ha aprovechado de la inocencia de quienes una vez confiaron en Usted. Por supuesto, utilizando ese peculiar lenguaje de fácil entendimiento y difícil interpretación que sólo persigue lograr la plena identificación y conseguir el apoyo para sus propósitos personales.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela es la ley suprema de nuestro país y así debe ser respetada por todos los ciudadanos, por los poderes públicos y especialmente por Usted. Pero no existe ningún indicador que esto esté sucediendo. Debe realizarse una interpretación literal de la norma, de acuerdo con el significativo propio de las palabras, de la concordancia de los preceptos y también tomando en consideraciones y propósito del legislador que sancionó el precepto a interpretar.

La República Bolivariana de Venezuela, según refleja el artículo «2» de la Constitución, es un Estado democrático, social de derecho y de justicia.

Será que Usted y sus seguidores realmente tendrán una somera idea en los conceptos de democracia y estado social, tendrán la menor imaginación del profundo significativo en los principios de justicia. Francamente, no han podido cumplir con estos preceptos, tome conciencia. Es difícil pero es necesario, vea por quién está Usted rodeado, y quién lo está asesorando, Usted está ignorado, reaccione antes de que sea tarde.

Señor Presidente, pese a que el Estado adoptó el modelo federal y descentralizado, este régimen no entrañó expectativa en efectiva descentralización de competencias, todo lo contrario, Usted ha tratado de manejar su gobierno como un latifundista. Eso es errado, hay que ubicarse en tiempo y espacio, la descentralización es el modelo que siguen los países desarrollados, hay que destacar de lleno esas ideas centralistas con esencia ciudadana, despreciamos la anarquía, el comunismo, las dictaduras, donde todo se ejecuta desde la capital. El interior del país sólo sirve para hacer campaña política.

El megadesastre político que sufrimos todos los venezolanos no se debe a las deficiencias arrastradas de la vieja constitución del 61, tampoco es culpa de la nueva e inaplicada constitución, no es culpa del punto fijismo, menos de los 40 años que Usted tanto menciona, ni de ninguna de las justificaciones que utiliza para evadir sus responsabilidades, como acostumbra a hacer en sus tediosas cadenas televisivas que el pueblo tanto detesta, adornadas con esos mensajes sin contenido alguno, que tanto dejan que decir y de ser propios a su investidura de Presidente de la República. (Sepa que no sólo es ser la mujer del…. también hay que parecerlo). Usted es el padre de esa mal engendrada criatura, y único responsable de los daños causados por ese monstruo.

El artículo «3» de la novísima carta magna, expresa que el Estado tiene como fines esenciales la defensa y desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad. ¿Usted cree que ha tratado al pueblo venezolano en comunidad? ¿Cree que le aplaudimos porque les falta los respeto a los representantes de nuestra iglesia Católica? Los católicos no compartimos sus acciones, le reprochamos a Usted que se crea un… que quiera compararse con Jesucristo, «por Dios», no se puede tan cínico ni tan charlatán.

Usted ha sembrado en el pueblo la negativa a prestar obediencia a las leyes. Aunque nos iniciaremos en las plataformas de resistencia pasiva. No atentaremos contra nuestros compatriotas venezolanos con alzamientos y con armas, esa sería la última vía. Y estamos conscientes que la desobediencia civil asume la posibilidad de ser sancionados incluso con la prisión, pero no olvide que el soberano tiene el poder más alto y es independientemente del que ostente Usted, que ostenta el poder Estado.

Reprochamos al Déspota, al gobernante absoluto, que no está sujeto a ninguna restricción ni a procedimiento legal o constitucional alguno. Con
pretensiones de ser el dueño de un poder limitado. Realmente su gestión no llena las expectativas del pueblo, mucho menos convence la opinión de los observadores internacionales.

¿Será la dictadura su próximo paso? Invocará un pretendido interés público. Se logrará el poder ejercido por una persona al margen o por encima de las leyes como observamos que está sucediendo con las instituciones, ahora constitucionales, sin sometimiento a fiscalización ni control democrático alguno.

Usted obvia los poderes del Estado: legislativo, moral, electoral y judicial, los que maneja a su antojo, justificándose la situación económica y política vivida por el país en los gobiernos anteriores, que no eran peores que el megadesastre actual.

El Estado de bienestar, como proyecto y modelo de sociedad constituye el principal punto programático de gran número de ideologías y partidos políticos actuales. Con la premisa de que el gobierno de un Estado tiene que ejecutar determinadas políticas sociales que garanticen y asegure el «bienestar» de los ciudadanos a determinados marcos como el de la santidad, la educación y, en general, todo el espectro posible de seguridad social.

Estos programas gubernamentales, financiados con los presupuestos estatales, deben tener un…. gratuito, en tanto que es posible gracias a fondos procedentes del erario público, sufragado a partir de las…. fiscales con que el Estado grava a los propios ciudadanos y sus ingresos petroleros. En este sentido, el Estado de bienestar no hace sino generar un proceso de redistribución de la riqueza, pues, en principio, intereses inferiores de una sociedad son las más beneficiadas por una cobertura social que no podrían alcanzar sus propios ingresos.

Presidente, Usted no tiene la capacidad de garantizarnos un estado de bienestar, Usted no tiene condiciones de estadista, que garantice que ningún individuo subsista por debajo de un mínimo umbral de calidad de vida.

Se requiere de un Estado social, donde las instituciones y estructuras del Estado luchen por la búsqueda de la igualdad y la seguridad social. Realmente se requiere de un Estado social de derecho, que se ocupe de proteger a los individuos ante las consecuencias sociales del desempleo y de la incapacidad laboral, la jubilación y la enfermedad. Respondiendo a las obligaciones no sólo del Estado frente a los individuos, sino también del individuo con la sociedad representadas por el Estado. Puede que exista la intención, pero no la capacidad de gerencia para afrontar esta realidad que paulatinamente se hace más crítica.

El problema de la relación Iglesia-Estado en Venezuela surge de la tensión entre las exigencias hechas en nombre del régimen político, y la buena intención de las solicitudes realizadas por la institución religiosa y esto se agrava con la actitud del Presidente de la República, quien pretende descalificar una institución de tradición y respeto dentro de los estratos del estado venezolano como lo es la Iglesia Católica, aun cuando falta a la dignidad y el respeto de nuestros máximos representantes de esa Iglesia. Verdaderos representantes del PODER MORAL que siempre ha existido en nuestro país.

El clero y el Gobierno se relacionan cuando estas instituciones reclaman una serie de asuntos en el ámbito de reforna de la sociedad. La esencia de esta interacción existe en la mayoría de las sociedades. El esclarecer dilemas civiles-eclesiásticos en la sociedad moderna han sido difícil, pero siempre se ha logrado el consenso de que las iglesias deben ser libres de desarrollar sus propios programas. Este modelo sólo ha sido coartado por regímenes comunistas.

Señor Presidente, su Nepotismo al realizar nombramientos de cargos públicos y proporcionar empleo dentro de la administración a partir de la relación personal y familiar antes que por la aplicación de un criterio de idoneidad o mérito de la persona nombrada. Esto constituye una amplia modalidad de injusticia política.

Se requiere de un verdadero Patriotismo, que refiere al amor por la patria. Implicando la constante defensa de ésta, con verdadero sentido nacionalista. Sepa que cuando un patriota percibe que la que siente como patria sufre vulneración u ofensas por terceros, el patriotismo puede adquirir connotaciones ideológicas de gran repercusión. Recuerde que los movimientos de liberación y las guerras de independencia nacional han sido puntos álgidos en la historia del concepto de patriotismo, al ser éste apelado como elemento de cohesión frente a la amenaza de lo querido como propio, la patria.

Quiero hacer énfasis en que no haremos oposición armada. No es nuestra intención cualquier alzamiento público para impedir elecciones, disolver las cámaras legislativas, o fracturar las instituciones democráticas hoy al borde de la destrucción. Pues los autores de una rebelión deben ser castigados con la pena que corresponde al delito de traición, al menos que surja la imperiosa necesidad, generada por un desastre político, social y económico, producto de la mala administración.

No comulgamos con «La Revolución», por ser este un cambio generalmente, realizado por la fuerza y a menudo con violencia, donde se experimenta un cambio social o político con resultados adversos, una revolución es la solución política más extrema que puede adoptar un grupo para lograr el reconocimiento o la reforma de una modificación radical y traumática de la situación existente. Y sólo se hace revolución para cambiar de un régimen político para otro, o sea de una democracia a una dictadura o a un comunismo.

Actualmente su revolución suele reflejar un clima de descontento. En la historia moderna, las revoluciones más importantes han sido la Revolución Cubana y la Revolución Rusa, y representan una verdadera desgracia para sus pueblos y algo que lamentar para el resto del mundo.

Las revoluciones han sustituido con frecuencia un mal por otro, al instrumentar medidas de dureza extrema, exaltar un liderazgo egocéntrico o afirmarse sobre la represión del pueblo. Y es por sus excesos señor Presidente, que se desencadenará el triunfo de la contrarrevolución, pues su desafío orientado contra el orden social establecido, ha logrado que en la sociedad se produzca una respuesta en sentido opuesto por completo a esa su utópica revolución.

Usted habla de la refundación de la República, no se puede fundar lo que ya está fundado, el simple hecho de cambiarle el nombre a las instituciones del Estado y mandar a pintar sus estructuras, no significa que esté creando una nueva República, la única patria ya existe y es la que nos legó nuestros antecesores, es como pretender que Usted se cambie el nombre mañana, y este hecho haga que comience a pensar mejor.

La libertad de expresión representa uno de los derechos más sagrados del pueblo, no se deben cercenar, no olvide que ésta representa otro poder del Estado, y es el único que en la actualidad es legítimo, no invada ni amedrente los medios de comunicación, pues no ha nacido todavía el hombre
que silencie la voz del pueblo.

Señor Presidente, le exigimos que respete la memoria de nuestro «Libertador Simón Bolívar» y que no trate de compararse con él, sea Usted mismo y deje que la historia lo juzgue.

Hacemos un llamado a la Coalición, de todos los sectores, políticos, sociales y económicos para la consecución de objetivos trazados mediante la acción conjunta. Las diferentes organizaciones de los Estados se unen a veces para lograr un propósito común. Este tipo de coalición es la mejor opción para recuperar la estabilidad general del país en esta época de crisis.

Venezolanos, no enfrentamos un problema político, enfrentamos un problema
patriótico, que en resumidas el resultado de una incompetente gestión que
han conllevado a los siguientes resultados:

 Desempleo.

 Recesión económica.

 Pérdida del valor adquisitivo de la moneda.

 Mala imagen ante la opinión internacional.

 Inestabilidad política, social y económica.

 Resquebrajamiento de las instituciones democráticas del Estado.

 Etcétera.

Venezolanos, hacemos una convocatoria para sumar esfuerzos y recuperar lo
que por tradición es nuestro, la democracia.

Convocamos a todos los sectores de la vida a esta cruzada cívico-militar: a los trabajadores, a los desempleados públicos, a los educadores, a los estudiantes, al sector salud, al sector industrial, al sector comercio, a la familia venezolana, al campesino, al indígena, al clero, a las diferentes organizaciones políticas, asociaciones de vecinos, a las organizaciones no gubernamentales, a todos ustedes integrantes de todos los poderes del Estado, a los deportistas, organizaciones culturales, amas de casa, a los maltratados medios de comunicación, a todos los venezolanos en general, y a los extranjeros que comparten con nosotros nuestra sociedad, para que emprendamos esta cruzada cívico-militar para la restauración de las instalaciones democráticas del Estado, con la garantía de que la fuerza armada nacional no atentará contra su integridad porque somos venezolanos como ustedes y compartimos las mismas necesidades.

Sepa usted señor Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, no le tenemos miedo, la patria es primero. No estamos solos y entienda que la Institución armada no es un partido político y no estamos al espacio de los caprichos suyos.

La Junta Patriótica Venezolana. Enciende la llama del triunfo, en la
búsqueda de la felicidad del pueblo venezolano.

Cap. Luis E. García Morales
Vocero
C.I. 9.207.400
Oficial (GN)
Postdata:
Miembros de esta cruzada, a partir de la publicación de este comunicado, se pone en práctica el Plan Gaviota en su primera fase.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba