Opinión Nacional

¡Mi vida no es tan socialista!

Si señor,  es lo que han descubierto algunos  de los nuevos ricos  que, gracias a nuestro Gobierno anticapitalista, hicieron una fortuna en menos de diez años y que ahora, en menos de diez días, han caído en desgracia. Me informan que el desapego por el dinero y por cosas materiales nunca los caracterizó y, mucho menos, la falta de inteligencia; por el contrario, tienen una inteligencia financiera, altísima, y lo podemos comprobar al aplicarles los parámetros de Roberto Kiyosaki, autor del libro, “Padre rico padre pobre”.  Investigaciones preliminares dicen que la mayoría de ellos poseen más del 25 % de su patrimonio en moneda fuerte (no en bolívares fuerte), sus ingresos son generados en al menos dos monedas, tienen seguros de vida, al menos  un 50 % de sus respectivos patrimonios lo tienen en propiedad inmobiliaria y  más del 50 % de sus ingresos son ingresos pasivos… ¡Mi control no es tan controlador! Si señor, es lo que al parecer ha descubierto recientemente el Presidente, a pesar de las tantas pistas y reseñas que desde hace muchísimo tiempo venían dando los diferentes medios de comunicación sobre lo que estaba  y está sucediendo. Pero bueno, ahora es cuando el Presidente se da cuenta y aquí nos recuerda a aquel presidente de la Cuarta república que a veces andaba entonado y otras veces enratonado, y que emitió aquella frase: “ay, me engañaron”… Mi entendimiento no es tan entendedor. Y por ello, sin juzgar, pregunto: ¿Quién es en verdad el mayor responsable de esta situación? ¿Nunca el Presidente había escuchado la palabra “boliburgueses”? ¿El superintendente de bancos nunca le informó que estos bancos se estaban quedando ilíquidos? ¿La Sala Situacional de Miraflores no detectó ni comunicó nada sospechoso en la compra de tantas empresas por parte de estos seguidores del proceso? ¿Su segundo hombre de confianza, Jesse Chacón, nunca le refirió que tenía un hermano capitalista muy prospero económicamente? ¿Nunca había escuchado, ni siquiera de refilón, el calificativo “Rey de Mercal”? ¿Nunca su amigo José Vicente le presentó a un gran amigo suyo, de nombre “Perucho” Torres Ciliberto? Todo es posible, como también es posible que el Presidente no sepa que el azúcar controlada y regulada no se consigue en los supermercados, pero sí se consigue en las chocitas, kioscos y bodeguitas de cualquier barrio a un precio de 8 bolívares el kilo… Su socialismo no es tal ni es tan socializador. No señor, no es ningún socialismo lo que se está predicando ni mucho menos lo que estamos viviendo. Esto es más bien un ineficiente capitalismo de Estado, con una buena dosis de autoritarismo y de totalitarismo que no acepta sugerencias ni recomendaciones y que crea, eso sí, enfrentamientos. Disgustarse o descalificar los análisis de los economistas o reaccionar con molestias ante los índices que publican los diversos organismos internacionales no borra los problemas de inflación ni de corrupción ni de inseguridad ni de pobreza ni de nada… Una nueva oportunidad. Si señor, ya que estamos en Diciembre le propongo a, quien corresponda, una tregua de 21 días sin peleas, sin ofensas, sin hablar de armas de guerra, que sean mas bien días para la reflexión y quizás para pensar en la posibilidad de realización de un miniensayo de construcción de consensos, de definición de prioridades y de corrección de rumbos. Soy optimista y por ello pienso que si hacemos esto podríamos encontrarnos con el mejor abono para sembrar la semilla y desarrollar el proceso de reconciliación que todos necesitamos…

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba