Opinión Nacional

Microsoft y el futuro

Periódicamente, el peculiar sistema judicial norteamericano emite sentencias de repercusión internacional, en particular cuando son de orden económico en esta época de la globalización. Y cuando involucran a una firma que ha poseído el honor de ser la empresa con mayor capitalización bursátil del mundo y que ha sido presidida y fundada por la persona más rica del orbe, es evidente que estamos ante un acontecimiento trascendental.

Tras la ruptura de las negociaciones entre la compañía liderada por Bill Gates y el Departamento de Justicia del Gobierno federal -19 estados de la Unión también se adhirieron a la demanda-, el veredicto del juez Thomas Pennfield Jackson estaba cantado y, como se esperaba, el magistrado declaró a Microsoft culpable de violar las leyes antimonopolio y de utilizar su poder para perjudicar a la competencia en la fabricación y comercialización de los sistemas operativos del programa Windows, que forzaban a utilizar en exclusiva su navegador de Internet (Explorer). Fuentes cercanas a las negociaciones indican que la ruptura de las mismas se debió sobre todo a la confianza de ambas partes en que el veredicto final de los tribunales les será favorable, por lo que el caso acabará previsiblemente en el Tribunal Supremo, dentro de dos años como pronto.

Ciertamente, la partición de Microsoft en varias empresas distintas -como ocurrió en los casos históricos de la Standard Oil o de la AT&T- es una posibilidad real, pero en ningún caso inmediata y, dada la vertiginosa evolución del sector informático y de las telecomunicaciones, nadie puede predecir a ciencia cierta cuáles serían las consecuencias de esa segregación. Tampoco es ningún secreto que los abogados de Microsoft quieren ganar tiempo, porque un Departamento de Justicia bajo la eventual presidencia de George W. Bush sería mucho menos militante (el candidato es frontalmente contrario a la partición).

Y tampoco se sabe qué empresa habría finalmente que partir, puesto que Microsoft está transformando su negocio tradicional de hacer sistemas operativos para ordenadores personales a desarrollar «software» para Internet. Subrayar, por último, la caída en bolsa, cuya importancia se refleja en que ha arrastrado a casi todo el sector de las nuevas tecnologías, pero que, por su propia naturaleza, no es irreparable. Hay que esperar a ver.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba