Opinión Nacional

“Milagros” de la Prueba de Aptitud Académica “revolucionaria”

Según datos publicados recientemente en la prensa nacional, la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU), hizo el “milagro” de subir el Índice Académico (IA) de los aspirantes que tenían bajos promedios de sus calificaciones y peores resultados en la Prueba de Aptitud Académica (PAA) y de bajar el de los aspirantes con altos promedios y mejores resultados en la PAA, al “Transformar los componentes del IA (promedio de notas y resultados de la PAA) por comparación con los pares, por sectores (planteles oficiales y privados) y por entidad federal”, según lo establecido en la Resolución del N°, 6 del CNU, de fecha 30 de julio de 2002.

Después de obtener el IA, formado por el promedio de las calificaciones más el resultado de PAA, se le “transforma” por comparación con los pares para incorporar la diferenciación regional y el tipo de plantel en el cual estudió. Es decir, que “el promedio de notas se calcula igual pero su transformación en índice académico se hace en función del sector, oficial o privado, al que pertenece el individuo”.

De los 100 mejores índices del año 2001, 59 provenían de planteles privados, 11 de planteles oficiales y 30 de la población flotante. El año 2002, 77 provenían de los privados, 14 de los oficiales y 9 de los flotantes. Pero con la “transformación”, en el año 2003 se produce el “milagro revolucionario”: sólo 38 aspirantes que estudiaron en planteles privados están entre los 100 mejores y el número de los que provienen de planteles oficiales subió a 55.

Ojalá los alumnos de los liceos oficiales incluidos en los 100 mejores tuvieran realmente altos índices académicos y que su preparación fuera mejor que la de los estudiantes de los planteles privados, como lo fue hace varias décadas.

Con los verdaderos índices, que se obtienen con el promedio de las calificaciones y el resultado de la PAA, se puede evaluar, en líneas generales, la educación venezolana y tomar decisiones con el fin de mejorar su calidad. Capacitar y actualizar a los docentes; mejorar la dotación de laboratorios, bibliotecas, talleres y campos deportivos; otorgar becas a los estudiantes con bajo perfil socioeconómico; e incorporar comedores escolares en los planteles, son algunas de las acciones que contribuyen a mejorar la calidad de educación y a compensar los déficit de los estudiantes en los planteles oficiales.

La selección de los cien mejores estudiantes del año 2003 ha originado una serie de dudas, entre las cuales se destacan las siguientes: ¿Cómo explicar que los planteles privados pasen, de haber tenido 57 y 77 estudiantes entre los cien mejores índices en los años 2001 y 2002, respectivamente, a tener sólo 38 en el 2003 y los oficiales hayan pasado de tener 11 y 14 en los años 2001 y 2002, respectivamente, a tener 55 estudiantes? ¿Se debe ese cambio a que los aspirante estudiaron y aprendieron más y mejor y a que tienen mejores docentes, bibliotecas y laboratorios que los que estudiaron en planteles privados? ¿No se deberá a que ante el deterioro actual de la educación se haya diseñado un sistema de admisión para favorecer al grupo de aspirantes que proviene de planteles oficiales y discriminar al de los planteles privados con un índice académico que no depende, fundamentalmente, del conocimiento y de aptitudes académicas sino del perfil socioeconómico?

El criterio de favorecer a los más necesitados sería válido cuando se trata de adjudicar becas, uniformes, útiles escolares, o becas alimentarias, pero no para discriminar a un grupo de venezolanos en el proceso de admisión a cualquier instituciones de educación superior como lo hace el nuevo enfoque para calcular el índice académico.

Una pregunta: ¿La creación de la Universidad Bolivariana para aspirantes “que no fueron escogidos en otras carreras” no les recuerda la desacreditada Universidad “Lumunba” que crearon para estudiante de países subdesarrollados en la desaparecida Unión Soviética?

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba