Opinión Nacional

Militares y Control Civil en Venezuela

El país registra en los últimos años claros procesos de desinstitucionalización en sus agencias, instituciones, códigos, prácticas y vida política. No hay duda que el auge del populismo, personalismo y militarismo destaca en la Venezuela contemporánea totalmente desdibujada desde varios puntos de vista, y de manera particular en lo que respecta al auge de lo militar en detrimento de lo civil.

Nunca antes exponencialmente registramos la acentuación de lo militar a los niveles actuales, es una deformación por donde se le quiera evaluar, nos referimos a la presencia desmedida de los hombres de oliva en cargos estratégicos de dirección, gerencia y planificación del Estado venezolano tradicionalmente ocupados por civiles con altos niveles de preparación y desempeño, pero además, la anomía no se limita a que los militares han ocupado los cargos de gobernadores, ministros, embajadores con dos elementos muy emblemáticos bajos niveles de eficiencia y altos niveles de discrecionalidad y corrupción, sino que además, nunca antes fueron tan débiles los mecanismos que tradicionalmente el sector civil como en cualquiera sociedad y Estado tienen sobre el sector militar.

La deformación o mutación que registran nuestras Fuerzas Armadas Nacionales tienen que ver no sólo con cinco reformas a la Ley Organica de las Fuerzas Armadas (LOFAN) en estos años, sino con sus roles e incursión en cuanto campo o actividad pueda pensarse – paradójicamente – descuidando su misión principal como es el resguardo de nuestras fronteras, de nuestra soberanía, además de ser un acicate del Estado venezolano y de su democracia, lo que registramos salvo excepciones son unas FAN al servicio de un gobierno y de un proyecto político específico, a diferencia de lustros anteriores donde las FAN servían exclusivamente al Estado venezolano.

El laboratorio en que se ha transformado Venezuela ha permitido por parte de la economía la sociología, el derecho, y de manera particular por parte de la ciencia política ensayar, construir, modelar y estudiar diversos fenómenos, prácticas, instituciones, proyectos, liderazgos, ideologías y para usted de contar. Creemos que la ciencia política local sin dudas ha hecho aportes al estudio del proceso político, civil, militar y cultural venezolano. En este sentido, recogemos de manera somera la reciente edición y salida del libro Militares y Control Civil en Venezuela (Consejo de Publicaciones – Universidad de Los Andes – Universidad Simón Bolívar, Octubre 2013. 351 paginas) del Profesor Hernán Castillo. Con rigurosidad diremos que los temas vinculados a la seguridad y defensa en Venezuela -especialmente los que corresponden al papel desempeñado por el Parlamento o antiguo Congreso Nacional en relación con la formulación de los proyectos, leyes y demás que atañen la política de seguridad y defensa en los sesenta- han consistido ciertamente en investigaciones menores y poco desarrolladas por parte de las ciencias sociales en Venezuela. Naturalmente se cuenta con algunos ensayos y estudios, pero, repito, sigue siendo un área un tanto deprimida con la que la ciencia política y la historia están en deuda.

Militares y Control Civil en Venezuela es una investigación y estudio de un intelectual, un politólogo e historiador versado, metódico como Hernán Castillo que logra combinar un extraordinario manejo de la historia con la ciencia política, más aún, cumple una labor de orfebre o artesano al reconstruir e hilvanar el tratamiento que el tema de seguridad y defensa ha tenido en el Parlamento Venezolano no sólo en la década de los sesenta, sino proyectado hacia a la actualidad.

Hernán Castillo tiene, entre otros méritos, no sólo una formación densa consistente estudios de licenciatura, varias maestrías en el país y en los Estados Unidos y un doctorado en Historia por la Universidad Católica Andrés Bello, sino también una dilatada experiencia vinculada al tema al haber fungido como asesor, editor, funcionario de la Embajada de Venezuela en Londres y jefe de Coordinación de Comisiones de la Cámara de Diputados en el antiguo Congreso Nacional de Venezuela, entre otros, y, por supuesto, una trayectoria como docente e investigador plasmada en artículos científicos y libros colectivos que son referencia obligada en su ámbito.

Por otra parte, el tema de la seguridad, la defensa y el militarismo – especialmente el pretorianismo- constituye un tema en alza y de extraordinaria actualidad e importancia. En lo particular existen unos cuentos colegas que han venido dedicado sus estudios y libros a dicho tema, entre ellos, Domingo Irwin, Aníbal Romero, Agustín Blanco Muñoz, Elías Pino Iturrieta, Roscio San Miguel, Hernán Castillo y otros prominentes autores venezolanos que han dedicado largas horas, estudios, seminarios y escrito al tema militar venezolano.

Insisto que si algún fenómeno se encuentra distorsionado y desproporcionado en la Venezuela contemporánea -a contravía del siglo XXI, definido y enmarcado por la democracia, la ciudadanía, las garantías constitucionales, lo civil, el estado de derecho, la ecología y otros- es el relativo a la defensa, la seguridad del Estado y -de manera preocupante y nociva si se quiere- el pretorianismo.

Este reciente libro en forma de ensayo es fruto de una reciente investigación, pero basada sin embargo en décadas de exploración de su autor sobre un manuscrito original que superó las cuatrocientos páginas, y que fue reescrito y presentado de manera concisa, hilvanada y pulcra en este libro concebido en cuatro densos capítulos.

El primer capítulo aborda y analiza un tema de singular importancia sobre las relaciones civiles y militares en Venezuela, que justamente ha sido tratado en coloquios, congreso, monografías, tesis doctorales, libros colectivos de destacados colegas venezolanos y que hoy, por las características propias del régimen, cobra mayor relevancia.

Un segundo capítulo se refiere a un tema olvidado y descuidado que Hernán Castillo, precisamente por su experiencia, pone sobre la palestra pública: el debate parlamentario sobre los problemas de seguridad y defensa de política interior en un periodo muy particular que vivió el país en la década de los sesenta.

Prosiguiendo su periplo analítico, nuestro autor nos presenta en el tercer capítulo el debate parlamentario y los problemas de seguridad y defensa de la política exterior.

Y, finalmente, como corolario, nos ofrece un cuarto capítulo dedicado al Parlamento venezolano y el debate sobre las Fuerzas Armadas, tema que por su esencia está más que nunca llamado a estudiar y ser evaluado partiendo de las deformaciones y distorsiones que registramos en la actualidad en Venezuela, mediante las cuales, nuestras Fuerzas Armadas Nacionales han sido sometidas a un proceso de metamorfosis en sus concepciones, misiones, e incluso funciones, por parte del Presidente de la República.

Suscribo la tesis de Hernán Castillo en el sentido en que si alguna labor o tarea tenemos pendientes los venezolanos es la imperante necesidad de erradicar de la cultura política del venezolano y más en la actualidad el virus del pretorianismo, y en ese mismo sentido la única estrategia plausible esta en fortalecer el control civil sobre la institución militar. Con seguridad Venezuela registra a la inversa una situación donde el pretorianismo está en alza socavando la esencia de lo civil y prácticamente tenemos un control civil sobre el estamento e institución militar profundamente débil e incipiente que tendrá que ser corregido en las siguientes décadas del siglo XXI.

Estamos sin duda en presencia de un texto valioso, bien escrito, con un aparato crítico documental impecable y una bibliografía exhaustiva sobre el tema. No hay la menor de Hernán Castillo analiza en detalle las relaciones civiles y militares en Venezuela en lo que respecta al siglo XX y su proyección en la actualidad, destacando claro está el control civil sobre la institución y ámbito militar, si alguna variable cobra fuerza en la actualidad es precisamente lo referido a los controles que deben existir en relación a la desproporción actual que en Venezuela observamos, donde la tendencia universal de predominio de lo civil sobre lo militar no se cumple, es por ello que este tipo de estudios e investigaciones constituyen un valioso aporte personal e institucional de su autor y de la Universidad venezolana, no sólo de la Universidad Simón Bolívar como institución a la cual está adscrito Hernán Castillo, sino de la Universidad de Los Andes (Mérida) a través de su Consejo de Publicaciones como editora de esta obra.

(*) Profesor de la Universidad de Los Andes

 

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba