Opinión Nacional

Mis hijos ya tienen a quien parecerse

La libertad de nuestros hijos empieza precisamente en tener la oportunidad de parecerse a quienes ellos quieran, no a los ídolos de otros, ni a los héroes impuestos.

En último caso si quisiera que se parecieran a alguien, al menos desearía que fueran como su padre o su madre, como sus abuelos y abuelas, en dos palabras a “nuestra familia” de quienes tienen mucho que aprender, porque hemos sido hombres y mujeres que hemos trabajado honradamente y hemos formado a nuestros hijos con suficientes valores, amor y responsabilidad ciudadana para poder actuar en el entorno y contexto social, cultural y político que se les presente a lo largo de sus vidas.

Quien no tenga modelo a imitar, ciertamente es trágico, pero estoy segura de que al menos aquí en Venezuela, siempre habrá un abuelo, una abuela, un hermano, una hermana, un tío, una tía, un familiar y hasta un amigo a quien parecerse, y si no se tuvieran a estas personas y hubiera que buscar un modelo, creo que existen seres humanos venezolanos suficientes a imitar antes que buscar personaje de otras latitudes.

Comencemos si se quiere con algunos nombres que me vienen a la mente, consciente de que son muchos los que en este momento no recuerdo, por ejemplo Simón Bolívar, Simón Rodríguez, Francisco de Miranda, Antonio José de Sucre y Luisa Cáceres de Arismendi de quienes tenemos algo que aprender. Como escritores y poetas a Andrés Eloy Blanco, Andrés Bello, Ramón Díaz Sánchez, Rómulo Gallegos, Miguel Otero Silva. Como científicos Jacinto Convit, Humberto Fernández Morán. Pintores como Tito salas, Arturo Michelena, Armando Reverón. Médicos como Leopoldo Briceño Iragorry, José Gregorio Hernández, José María Vargas, Enrique Benaim Pinto, José Izquierdo, Luis Razetti, Domingo Luciani, Milena Sardi, Juan José Puigbó. Como deportistas Alfonso Carrasquel, Omar Vizquel, Andrés Galárraga. Como periodistas Arístides Rojas, Aquiles Nazoa, Pedro Coll.

Así como ellos y ellas, hay muchos más de quienes primero tendríamos que conocer sus historias y sus éxitos para poder sentirnos orgullosos de escoger entre miles de venezolanos que son ejemplo para nuestra juventud.

Si bien considero que estos personajes son dignos de imitar en algunos aspectos de sus vidas, también me parece tonto pretender que voy a educar a mis hijos para que se parezcan a alguno de ellos, porque repito lo que quiero es que sean ellos mismos y que se sientan seguros de su identidad y en especial que alcancen sus sueños, como seres humanos distintos y auténticos y no como marionetas idénticas dirigidas por inexpertos.

Me encanta que nuestros jóvenes sean ellos mismos ¿por qué tener que parecerse a otros? si ellos pertenecen a otro siglo donde los personajes y héroes son ellos, con experiencias hermosas y modelos a veces mejores que los que tuvieron nuestros antepasados que vivieron otras épocas, vivencias y realidades, dejemos que surjan como los actores de este momento, no contaminemos el agua cuando está clara, pura y transparente.

A todas aquellas personas que quieren que sus hijos se parezcan a otro, les invito a que sean buenos padres y abuelos con una historia hermosa y consistente que hagan sentir orgullosos a sus hijos y nietos de ser como ustedes y no que tengan que buscar a quien imitar, en un afiche, en un libro o video, elaborado por otros con historias e imágenes a veces inventadas, con las cuales la mayoría de las veces no llegan a identificarse y así muchos pierden la oportunidad de tener una verdadera identidad, buscándola hasta el fin de sus vidas.

No cometan errores que los lleve a arrepentirse una vez más, que cuando estén en ese final ya no tendrán tiempo ni fuerza para enderezar el camino. Es bueno recordar que aquellos que roban los años a la juventud, a la final se les acaba el agua clara para llenar el vacío

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba