Opinión Nacional

Mito Che Guevara

Entre los mitos mejor elaborados por la ficción marxista se reconoce la fábula del guerrillero heroico, dedicada a Ernesto Guevara. El mito se alimenta de su foto con boina que adorna franelas, lienzos y posters vendidos a muchos jóvenes incautos que los exhiben sin conocer lo siniestro del personaje elevado a los altares de la revolución.

Su faceta de aventurero lo llevo por varios países de América, pero su actividad en Guatemala durante el gobierno izquierdista de Jacobo Arbenz y su posterior huída a México donde se unió a las huestes de Fidel Castro para llegar a Cuba en diciembre de 1956, fueron las más connotadas.

Su faceta de victimario “sediento de sangre” comenzó en 1957, recién llegado a la Sierra Maestra y continuó en 1959 siendo jefe militar de Santa Clara y posteriormente al frente de los pelotones de fusilamientos en la Fortaleza de La Cabaña. El Ché asesinó personalmente a 216 personas, muertes, debidamente documentadas con nombres y fechas resultado de minuciosa investigación.

Su faceta de funcionario público dejó una huella de incompetencia que comienza con su nombramiento como presidente del Banco Nacional de Cuba, al cual quitó la autonomía y con ella perdió su fortaleza, el peso cubano. Como Ministro de Industrias prometió industrializar la isla y acabar con el país monoproductor, cincuenta años después ni lo uno ni lo otro.

Su faceta de ideólogo con su teoría de crear el hombre nuevo liberado del perverso capitalismo y sus incentivos materiales, fue finalmente abandonada por la revolución que desechó las condecoraciones por los televisores Panda a los trabajadores “insignes”.

Su faceta guerrillera con sus bravuconadas de crear varios Vietnam para derrotar al imperio quedó sepultada con sus fracasos, primero en el Congo y después en Bolivia donde se entregó sin disparar un tiro, pidiendo clemencia. Los que intentan mantener el mito, chocan con la cruda realidad de una vida intrascendente.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba