Opinión Nacional

Mónica Contreras recibe Doctorado en Microbiología General

Mónica Contreras, bioanalista, investigadora venezolana, tachirense, quien desde años atrás desentraña los secretos de la bacteria implicada en úlceras gástricas, después de haber sido galardonada en Francia con el Premio Jacques Monod 2001, otorgado anualmente por el Instituto Pasteur de la ciudad de París, obtiene hoy el Doctorado en Microbiología General en tan prestigioso centro internacional, inaugurado el 14 de noviembre de1888.

En el mes de diciembre de 2001, nuestra científica, rindiéndole honor al coraje, a la mística, a la entrega regional tachirense, hizo que el talento venezolano en el exterior volviese a ser noticia, ocasión de verdadero estímulo y optimismo en el campo de la ciencia.

Digno de mencionar, a modo de feliz augurio, el notable número de científicos, que habiendo llevado a cabo sus investigaciones en el Instituto Pasteur, han logrado obtener el codiciado Premio Nobel/Medicina, entre ellos: Charles Louis Alphonse Laveran (1907), Ilya Ilich Metchnikoff (1908), Jules Bordet (1919), Charles Jules Henri Nicolle (1928), Daniel Bovet (1957) y Jacques Monod (1965).

Con el Premio Jacques Monod, ilustre médico y biólogo molecular francés, Premio Nobel, Director del Servicio de Bioquímica Celular del Instituto Pasteur y nombrado su Director General en 1971, se honra a aquellos investigadores que efectúan trabajos científicos en el referido Instituto, relacionados con el ámbito genético y celular. En este caso, el proyecto merecedor del premio se refirió al estudio de la regulación genética de una proteína de Helicobacter pylori, causante de gastritis crónica, úlceras pépticas, atrofias y cáncer gástrico en el ser humano, cuyo producto final acaba de ser defendido como tesis de doctorado. En Microbiología General, en la especialidad de hongos, virus, bacterias, particularmente lo relacionado con la regulación de la proteína Helicobacter pylori.

Es importante observar que los resultados de esta investigación tienden a repercutir en una mayor comprensión de los mecanismos genéticos y celulares presentes en dicha bacteria, pues su poder patógeno puede utilizarse en tratamientos clínicos, a mediano plazo, en aquellos cuadros médicos que se convierten cada vez más en un verdadero problema de salud pública, tanto en Venezuela como en el resto de Latinoamérica.

La meta de nuestra científica es comprender al Helicobacter pylori, uno de los agentes patógenos más difundidos en el mundo, y que tiene la capacidad de sobrevivir en un ambiente tan antipático como el del estómago. El trabajo de la Doctora Contreras consiste en entender los mecanismos de acción del Helicobacter, y de esta manera ayudar a comprender cómo coloniza el estómago y sobrevive. Los tratamientos empleados en el mercado, como la triple terapia (dos antibióticos más un anti-secretor ácido) eliminan la bacteria, mas no se conoce hasta qué punto la erradicación es total y efectiva.

Itinerario vital

Nacida en San Cristóbal, estado Táchira, Venezuela, en 1968, Mónica Contreras obtuvo su Título de Bioanalista en la Universidad de los Andes, en 1992, habiendo comenzado de inmediato a trabajar en un proyecto para establecer los parámetros de riesgo en el desarrollo del cáncer gástrico, el cual desde 1991 había iniciado el Instituto de Cáncer Gástrico “Luis Anderson” de la ciudad de San Cristóbal. Posteriormente, emprende en 1998 el mencionado Doctorado sobre Microbiología en el Instituto Pasteur, desarrollando como tema de investigación —bajo la tutoría de la Dra. Agnès Labigne— el estudio de la regulación genética de la proteína de marras, lo que la llevó al nominado reconocimiento. Su pasión por este tópico de investigación, aparte de la novedad e interés suscitado en el plano internacional, tiene su origen en la preocupación personal por la alta incidencia de casos infecciosos producidos por la aludida bacteria en el Táchira, su estado de origen, donde piensa retornar para enfatizar su línea de investigación.

Sobre el aspecto de la regulación genética, Mónica Contreras ya publicó algunos de sus resultados en la Revista Científica Venezolana GEN (1993). Durante sus estudios doctorales, Mónica Contreras ha participado en varios congresos internacionales relacionados con la Helicobacter Pylori, llevados a cabo en Finlandia (Helsinki), Francia (Nice) y Estados Unidos (Maryland), ciudad donde obtuvo su primer premio académico como un estímulo al joven investigador en el estudio de la bacteria: “Prix Young investigator award in recognition of an outstanding abstract in the 10th International Workshop on Campybacter, helicobacter & Related Organisms-CHRO. »

En esta hora, a la altura de su exitoso, meritorio itinerario vital, Mónica admite que su sueño es encontrar, como premio a sus desvelos, a su serendipity, una vacuna que impida la acción de la bacteria en estudio en los seres humanos. Aspira, por lo demás, continuar atendiendo su línea de investigación en alguna institución académica venezolana, hasta lograr que su esfuerzo sea aprovechado en bien de la humanidad.

La Doctora Mónica del Carmen Contreras Valero de Camacho, a la luz de su encomiable disciplina científico-creadora, en suma, constituye un ejemplo a seguir por las nuevas generaciones de venezolanos que, en su patria o en el mundo, realizan esfuerzos trascendentes en pro de una ciencia al servicio del hombre y de su entorno. Sus distinciones: el galardón, ayer, el doctorado, hoy, enaltecen nuestro gentilicio, por cuanto representan una de las escasas ocasiones en que un latinoamericano, un venezolano, una tachirense, logra obtener el referido galardón científico. El doctorado con creces signa, ratifica la razón de ser de su galardón o viceversa.

Orgulloso, el Táchira está de plácemes ante el feliz triunfo de tan sobresaliente hija. Orgullosos, el Colegio María Auxiliadora, el Liceo Aplicación, la Universidad de los Andes, el Instituto de Cáncer Gástrico Luis Anderson y el Instituto Pasteur ante el brillante, lozano fruto que a las claras, manifiestamente, enaltece la razón académica, organizacional, de todo magisterio, academia, universidad. Orgullosos, particularmente, sus familiares y amigos, todos, sangre, pan y sueño de quien viste, calza y hoy, sin ninguna pena y con toda gloria, da lustre a la antigua y nueva prosapia, gentilicio, tachiranidad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba