Opinión Nacional

¿Morir callados?

“Dígale a Fidel Castro que cuando Venezuela necesitó Libertadores no los importó, los parió”. Rómulo Betancourt (1908-1981), político, periodista, escritor y orador, Presidente de Venezuela interino entre 1945 y 1948, y constitucional entre 1959 y 1964.

Ya el malestar de los venezolanos por las carencias, la inflación, la inseguridad y el sin fin de plagas que azotan el diario transitar por este conflictivo país, es reflejado hasta en Aporrea, el portal chavista de internet.

La humillación se traduce en gigantescas y eternas colas para comprar dos kilos de harina pan, un paquete de leche o uno de papel tualé. La indignación callada o a voz en cuello surge cuando pretenden marcar como si fuesen ganado, un número en el brazo para poder acceder al producto. Las necesidades de todo tipo están acabando con los comercios, que cierran por falta de mercancía, los talleres sin trabajo por falta de repuestos. Cualquier actividad tiene fallas de insumos que poco a poco van paralizando el país, sin que el gobierno enfrente con verdadera responsabilidad el caos que él mismo ha creado.

Cuando vemos al presidente en Cuba firmar 54 convenios que comprometen financieramente aún más a Venezuela con esa isla de régimen comunista, recordamos todas las denuncias que como periodistas recogemos y que hablan del papel comisionista de una isla que no produce nada pero que vive de tramitar las compras externas de Venezuela para cobrar su comisión. Triangulación lo llaman. Pongamos un ejemplo: las vacunas antes las traía el gobierno en negociación directa del Ministerio de Salud con laboratorios ingleses, franceses, suizos. Ahora las compra Cuba en nombre nuestro, a Pakistán, la India, Irán. Así mismo sucede con las medicinas, las cuales no poseen patentes y son administradas al pueblo venezolano a través de los CDI por los “médicos” cubanos. El castro comunismo encontró su “lomito” en el chavismo. Como reza el dicho: “Todos los días nace un pendejo y el que lo agarre es de él”.

Mientras los hospitales venezolanos carecen de todo, mientras los niños venezolanos ven tres horas diarias de clases porque en sus escuelas no hay baños o no hay agua o no hay pupitres ni pizarrones, el gobierno venezolano ratifica todos los convenios que en el año 2000 le dieron a Cuba el derecho de tener 100.000 barriles diarios de petróleo venezolano a cambio de médicos, entrenadores, agentes de inteligencia y seguridad, con cuyos servicios el gobierno cubano supuestamente nos paga el combustible. Pero desde el año 2008, Cuba, que no produce petróleo, lo exporta. ¿De dónde creen ustedes que sale el petróleo cubano de exportación?

Aquí ni los chavistas, a quienes le han metido el cuento de la solidaridad internacional, están tragando esto de pasar trabajo mientras el gobierno venezolano sigue regalando generosos donativos a Bolivia, a Nicaragua y a las islitas chulas del Caribe.

La cabuya cada vez está más tensa y se acorta la distancia a la impaciencia. Lo venimos anunciando desde hace meses, porque ya los adormecidos rojitos están despertando a la Venezuela que los opositores denuncian. La revolución le ha pisado los callos a todos los sectores, a todos los venezolanos, perjudicando desde el gran productor hasta al obrero.

¿Por qué no sale todo el mundo a la calle a protestar? Porque tenemos un gobierno que obvia las leyes, los derechos humanos y dispara a mansalva. Ya hay bastantes muertos y heridos en el haber de la protesta contra un gobierno, por decir lo más leve, intolerante. El temor por la vida, las represalias contra los bienes, las amenazas al trabajo, es lo que ha contenido esta inmensa indignación que crece con cada cadena, con cada resolución perjudicial, con cada insulto oficial. Les ha dado resultado la violencia para contener la protesta.

Pero ¿hasta cuándo aguantarán los venezolanos? Algunos, frustrados por la falta de resultados en el voto, en las marchas, protestas y manifestaciones, reaccionan echando la culpa a Capriles y la MUD. Pierden argumentos y esfuerzos en disparar a los lados cuando el enemigo está al frente. Yo creo que tanto la Mesa como Capriles han hecho un gran trabajo, el que se requería en ese momento. Creo que las tácticas deben variar con flexibilidad. Pero siempre con unidad. Sin ella, estaremos peor que antes. Así que a callar la criticadera que perjudica y a construir por encima de todo el bloque que va a tomar las decisiones acertadas en el momento preciso. Conserven las energías para luchar.

Aquí sí hay líderes, hay una propuesta de país democrático, con derechos y justicia. Jamás nos conformaremos con la mediocridad, la ineficiencia, el abuso y la agresión. Morir callados, nunca.

Aquí entre nos

*La indignación popular por la presencia cubana, no en la isla de Margarita sino en Venezuela, ocasionó incidentes en el marco de la Serie del Caribe. El gobierno, alertado de la incomodidad por la posible presencia de Raúl Castro en la noche inaugural, así como por la anunciada participación del equipo cubano, tomó medidas extremas. Para comenzar compró gran parte de las entradas del estadio -pero no pudo controlar las ya vendidas en pre venta-, llenó la isla de agentes ( el anillo de seguridad en el Hotel Venetur donde se alojaban las delegaciones contaba con más de 500 guardias), ningún jugador de esa delegación tenía contacto con la prensa, no salían de sus habitaciones y tenían un comedor habilitado solo para ellos. Pero nada de esto impidió que el descontento traspasara barreras y fuera visto por los medios y el mundo. La pita monumental que recibieron el presidente, el ministro Izarra y el embajador cubano la noche inaugural no pudo ser tapada ni siquiera por las grabaciones de aplausos ya dispuestas en los parlantes del estadio. En Margarita circulaban numerosos vehículos con la inscripción “Cubanos Go Home”, que no se refería precisamente a los peloteros sino a la invasión de cubanos que sufre el país.

* El domingo 2 de febrero un nutrido grupo de manifestantes contra la injerencia cubana en el país se ubicó frente al CC. La Vela, que fue el punto más cercano al que pudieron acceder, por el cerco de seguridad que rodeaba al Venetur. Fuentes internas del hotel han revelado que nunca hubo ninguna penetración a las instalaciones, que no se reportó incidentes con la delegación cubana. Pero la Guardia Nacional detuvo a seis personas y ya habían detenido a otras el día anterior; todos fueron imputados por el delito de “Violación a la Soberanía Cubana” ya que según versiones oficialistas, los manifestantes “atacaron” al autobús donde se trasladaba la delegación cubana. Según fuentes judiciales, la orden de detención y enjuiciamiento la dio el propio Nicolás Maduro. Y yo pregunto: ¿desde cuándo el hotel Venetur pertenece a Cuba, para violar su “soberanía”? ¿Dónde está escrito que las calles margariteñas son territorio cubano? A quien se debe el gobierno venezolano ¿a sus ciudadanos o al gobierno castrista? La respuesta fue clara en Margarita.

* También desconcertó a los fanáticos el que se rompiera el protocolo tradicional de la Serie del Caribe, cual es que la noche inaugural juegue el equipo anfitrión, que en este caso era el Magallanes de Venezuela. Pues el equipo que jugó como si fuera el de la casa fue el de Cuba. Pena ajena este rastacuerismo.

* La situación de Pdvsa es cada vez más comprometida. En lugar de aumentar las exportaciones hacia el único cliente que paga sus facturas a 30 días ( Estados Unidos), más bien aumentaron las importaciones desde ese país: 84.000 b/d de refinados, 12,3% más que en 2012, lo cual habla de la desastrosa situación de las refinerías nacionales. Las exportaciones de Pdvsa hacia el mercado estadounidense en 2013 cayeron 16,47% con respecto a 2012, al ubicarse en un promedio de 791.000 b/d. En la actualidad, Pdvsa exporta a USA 95% de crudo y solo 5% en productos refinados. A mediados de 1998, cuando las exportaciones hacia ese mercado estuvieron por el orden de 2 millones de b/d, la proporción era de 70% crudo y 30% derivados del petróleo. Según cifras del Banco Central entre 1998 y 2013 la producción cayó 16%, pero la nómina de trabajadores ha aumentado de 40.000 a 100.000. La deuda financiera de PDVSA creció de 7.100 millones de $ en 1998 a 43.000 millones de $ en 2013. Esto es lo que hay.

* Ya lo hemos denunciado en otras oportunidades pero la matraca persiste: guardia nacional, fiscales, policías, hacen su agosto con los camiones de carga en nuestras carreteras y autopistas. El dueño de un 350 que hace viajes para buscar maíz en Turén, nos cuenta que paga “mordidas” en Valencia por 1.650 Bs, en Mirimire el regalo es de 850 Bs y dice que a veces no le queda ni para comer. Amenazan a los camioneros con enviarlos a fiscalía, al Seniat, al comando y hasta presos “si no me colaboras”.

* Una gigantesca pared forrada en porcelanato negro brillante ha sido instalada en la isla a la salida del túnel La Cabrera, sentido Valencia-Maracay. Este muro abarca hasta el borde de los canales rápidos de ida y venida, lo cual es un gran peligro para los viajantes, sin descartar que las luces de los vehículos se verán reflejadas en la brillante superficie, encandilando a los conductores. Esta guillotina vial tiene un objetivo: ponerle un letrero en letras doradas que dice: “Bienvenido. Aragua Cuna de la Revolución”. Un muro negro similar fue colocado en el límite con Miranda, pero a un lado de la vía. Qué peligrosa irresponsabilidad revolucionaria.

Hasta el próximo miércoles.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba