Opinión Nacional

Nadie se burla del pueblo!

» Nadie me prohibió insertar la reforma en una ley», chilló el teniente coronel Chávez en su pasado show dominical. Un tanto fuera de sus casillas agregó: «Nadie me va a impedir que organice las milicias como una fuerza de complemento en una ley para garantizar la seguridad y defensa del país». Nadie, sinónimo de ninguna persona, debe saber el señor Presidente, puede cambiar la estructura de nuestra FAN sin violar la Constitución, a menos que se comporte como un tirano. Y un tirano, conviene recordarlo, es quien abusa de su fuerza o superioridad y ejerce el poder fuera de la Constitución y según su voluntad.

En defensa de su contumaz empeño de meternos la reforma de contrabando el presidente Chávez tomó el peor ejemplo, el de la FAN. Quien tenga la paciencia de leerse la exposición de motivos de las 26 leyes elaboradas a última hora, a oscuras y sin discusión ni participación de los venezolanos, podrá apreciar que todas ellas reflejan la intención de imponer un modelo centralista, militarista e ideologizante que fue contundentemente rechazado por el pueblo venezolano cuando votó No en el referéndum sobre la reforma (in)constitucional.

Como ha sido clara y pertinentemente denunciado, las 26 leyes son violatorias de la Constitución y sólo buscan el secuestro del Estado y la sociedad venezolana por la voluntad de un solo hombre. El Presidente sabe que el pueblo rechaza que puedan quitarle sus bienes, rechaza no poder decidir qué estudiar, qué comer y dónde trabajar, rechaza la designación de gobernantes a dedo y no por el voto popular, rechaza unas milicias bolivarianas bajo su mandato exclusivo, que tienen como consigna el lema cubano de «Patria, socialismo o muerte», que rechaza, en definitiva, que lo engañen metiendo la reforma por contrabando. Por eso sorprende que el Presidente se altere y chille: «Nadie me prohibió insertar la reforma en una ley».

Con su reiterado y absoluto descaro el jefe del Estado burla la voluntad popular con la organización de las mencionadas milicias castristas. La Ley Orgánica de la Fuerza Armada Bolivariana incluida en el paquetazo habilitante, que establece la creación de las milicias bolivarianas al servicio del Presidente, viola el artículo 328 de la Constitución Nacional: «La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la nación…

En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna. La Fuerza Armada Nacional está integrada por el Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional…».

¿No entiende el teniente coronel Chávez que decretar leyes sobre diversos aspectos que ya fueron rechazados por el pueblo el 2D (70% de los electores no aprobó la reforma constitucional), la amenaza de la nueva ley de telecomunicaciones, la advertencia de que habrá guerra si sus candidatos no ganan (como es previsible) en las próximas elecciones, su obsceno anuncio de que piensa «clavarnos» nuevas leyes violatorias de la Constitución no entiende que eso constituye una burla a la soberanía popular? ¿»Nadie me prohibió insertar la reforma en una ley»? ¿Olvidó su consigna de que «dentro de la Constitución todo, fuera de ella nada»? Pareciera que el Presidente no está leyendo adecuadamente lo que ocurre fuera de Palacio (sic). Quizá pasa demasiado tiempo fuera del país. Las protestas en el seno de sus propios partidarios muestran que el pueblo rechaza un gobierno ineficiente que quiere controlar la vida de los ciudadanos; rechaza la violencia que cada vez se hace más crítica; rechaza un gobierno que continúa regalando lo que es de todos y comprando armas cuando los hospitales no tienen insumos; rechaza los maletines de dólares paseando por América, sin culpables; rechaza que apenas se construyan viviendas en el país y que la inflación sea la más alta del continente; rechaza los apagones cada vez más frecuentes desde que el Gobierno estatizó el sistema eléctrico; el desabastecimiento resultante de malas políticas económicas.

Chávez no puede burlar impunemente la voluntad popular. El 2 de diciembre el pueblo dijo No. Y No es No. El próximo 23 de noviembre la voluntad popular deberá expresarse de nuevo para elegir candidatos plurales y eficientes que no sean cómplices del paquetazo habilitante. Nadie, nadie, puede burlarse de la voluntad popular.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba