Opinión Nacional

Ni con trampa

Los momentos llegan, por lo que menospreciar la capacidad de lucha de los venezolanos cuando de la libertad se trata, es algo más que una temeridad. Este régimen está contra el tiempo y ya es cuesta arriba su permanencia. Solo le resta la prédica del odio y la división que, al final de cuentas, constituyen elementos de su propia destrucción.

La lucha de los venezolanos está ahora en la movilización y defensa del voto. La oposición cuenta con los profesionales inteligentes, altamente capacitados en informática, que ya le tienen la caída a la truculencia de otros tiempos. Y las cosas están tan mal para los prototipos de ilícitos electorales que especialistas en Derecho Penal están dispuestos para hacer valer la ley. Porque todo será diferente y el Tribunal Supremo, jueces, policías, etc., tendrán que acoplarse a los nuevos tiempos.

Indudablemente que todo apunta a un cambio en Venezuela y la democracia resplandecerá. Eso se nota en los actos oficialistas donde reina el desánimo por cuanto la derrota se retrata en los rostros de quienes miran a todos lados en busca de sonrisas ausentes. Nadie expresa el contento porque saben el avance incontenible del cambio democrático. De la salud, la fuerza, el vigor que se imprime de punto a punto del país con el mensaje claro, valiente, decidido y victorioso. Eso se vive con la candidatura unitaria de la oposición que avanza triunfante por sobre todas las amenazas militaristas y las mañoserías de la delincuencia politiquera electoral.

El terror y la trampa no quebrantarán la voluntad soberana de los venezolanos. El régimen tiene ante sí la disyuntiva de desconocerla y lanzarse por los atajos de la violencia. Vamos a ver si tendrán el coraje de hacerlo. Pero no es nada fácil vencer el ímpetu de libertad del pueblo venezolano.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba