Opinión Nacional

Niños sedentarios, salud en riesgo

Los niños de hace unas décadas jugábamos al balón, al escondite, o simplemente a correr y nuestra merienda era fruta, un bocadillo o un vaso de leche. Ahora nuestros hijos se mueven poco, los juegos son casi todos electrónicos, y se abusa de la bollería industrial o de la comida basura. El resultado es que uno de cada siete niños en los países de la OCDE presenta sobrepeso. La mayor tasa se encuentra en Estados Unidos, con un 30%. España, con casi un 17% de niños con sobrepeso es el sexto país con peores indicadores. Y en cuanto a obesidad los datos son contundentes: un 10% de los niños españoles sufre obesidad, según el Programa Thao-Salud Infantil y la Fundación Española de Nutrición (FEN). Una auténtica “epidemia”, según afirma Gregorio Varela, presidente de la FEN. El estudio se realizó midiendo el Índice de Masa Corporal (IMC) de 17.000 menores de seis ciudades españolas, la muestra más grande de este tipo que se ha hecho en España. Los datos revelan que los hábitos alimenticios de los menores no son saludables, y que además se suma la falta de ejercicio físico. A los niños de tres a cinco años estudiados les cuesta dejar el ordenador, la consola o la silla para hacer actividades físicas, y sólo el 65% de los menores practica algún deporte al acabar la jornada escolar. Los expertos recomiendan una hora de ejercicio cada día a esas edades. Sería bueno ayudar a los niños a descubrir nuevos deportes para que encuentren su actividad física favorita. Algunas veces, puede ser en compañía de los padres, cuando salen al campo, a la montaña o juegan baloncesto, fútbol, etc. Eso aporta además un factor de relación familiar añadido, muy positivo y que favorece la comunicación. Otro punto deseable sería el fomentar la creación de espacios públicos donde jugar y hacer frente al sedentarismo que están propiciando las nuevas tecnologías. Algo que también influye en la obesidad y el sobrepeso es su relación con el descanso. Los niños que descansan bien tienen menos posibilidades de tener sobrepeso. Los expertos destacan la importancia de que los menores duerman un mínimo de 10 horas al día hasta cumplir los 10 años. Los jóvenes también se ven afectados por esta epidemia. El sedentarismo, la mala alimentación, el sobrepeso y la hipertensión amenazan su salud. El catedrático de Fisiología de la Universidad de Murcia, Salvador Zamora, junto con otros investigadores, ha analizado el estado de salud de 18.000 jóvenes de entre 13 y 18 años, con un resultado sobrecogedor: el 40% de los adolescentes estudiados corren el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Cerca de la mitad de los adolescentes son sedentarios, 4 de cada 10 de los chicos presenta hipertensión, y más del 15% es fumador. La obesidad y el sobrepeso afectan a casi un tercio de ellos con una dieta poco recomendable, demasiado rica en carne y pobre en pescado, cereales, legumbres, frutas y verduras. Además, hay que tener en cuenta el consumo elevado de alcohol, un problema de salud pública de primer nivel en la adolescencia. En la parte positiva, el estudio asegura que hay un 38% de adolescentes que realizan una actividad física diaria, con buenos hábitos alimentarios. Los investigadores han dibujado un panorama algo desolador de los adolescentes actuales, adultos del mañana, pero dan una propuesta de prevención que incluye la actividad física y la educación en nutrición y salud. Durante seis meses trabajaron con los estudiantes, reeducando sus hábitos alimentarios y los resultados fueron asombrosos: del 40% en riesgo cardiovascular se pasó al 25%. Es una prueba más de que podemos prevenir y mejorar la salud de nuestros menores. Periodista

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba