Opinión Nacional

No a los magnicidios ni fórmulas similares

De nuevo y con una intemperante ira, solo explicable cuando se carece de razón y quieren tergiversarse motivos para justificar algo que no puede serlo, fuimos sorprendidos en estos últimos días por los procaces insultos pronunciados por quien invoca nos gobierna contra el gobierno y pueblo de Norteamérica con motivo de emprender una campaña para disimular o de alguna manera evitar la responsabilidad en que se encuentra inmerso este grupo de quienes pretenden gobernar sin saber como hacerlo ante los bochornosos hechos de los maletines forrados de billetes con destino a gobiernos o personajes similares a ellos en varios de los países de nuestro entorno.

En esta ocasión y de nuevo violando flagrantemente toda la regulación ética y moral sobre actuación de entes públicos y privados, así como la que ampara la debida y adecuada actuación de los medios de comunicación, precisamente proclamada y puesta en vigencia por este propio desgobierno, Chávez con un lenguaje procaz y soez insulta y proclama deslegitimado al gobierno de Norteamérica para intervenir en forma alguna en la vida interna de Bolivia, procurando con ello sustentar su épica aventura por defender las ideas de un socialismo ajustado a sus directrices y al castro comunismo.

El mecanismo ahora usado contra el gobierno del Norte, fue el de declararlo responsable de los desafueros que vienen cometiéndose en Bolivia entre la oposición y el discutido Evo Morales, Presidente electo, con sus mal concebidos planes de cambios constitucionales radicales, todo lo cual dio motivo a comentarios formulados por el representante diplomático del país Norteño, que generaron, sin apoyo del pueblo, y tal acaba de ocurrir en Venezuela con la invitacion a dicha representación para que abandonara el país donde ocurrieron esos hechos.

Con el mismo argumento en que pretende justificar su insólita e inconstitucional posición , esto es defensa de la soberanía de cada país, se erige ahora Chávez en flagrante violador de ese orden institucional, al pretender fijar derroteros en la forma y manera de gobernar en ese otro país soberano y lo cual hasta el propio estamento gubernamental y militar de dichos países han protestado enérgicamente.

Su desdichado acontecer lo sigue llevando por ese camino con otros países del entorno suramericano, y es de nuevo la soberanía popular de aquellos quien alza la voz de protesta por tan insólita como des-adecuada posición ante la soberanía de esos entes y ahora en Ecuador también se le pide a quien se atribuye la condición de líder nacional venezolano, abandone tan ilegítima intromisión en los asuntos internos y se le pide abstenerse de participar en las decisiones internas .

Chávez continua obsesionado, ciego de ira y obnubilado en su proceder , ya no tiene pueblos amigos vecinos, sino gobiernos lacayos que por el mendrugo de dinero con el cual se les engolosina, ríen su desgracia e incompostura. Cada día se acorrala más dentro de sus propios incoherentes procederes.

Lo de la constatación del desatino de la participación de este desgobierno en el apoyo a otros gobiernos vecinos, las insólitas declaraciones de los involucrados en el llamado proceso Antonini y sus secuaces, cada día se complican más y ponen en mayor evidencia la inadecuada participación del gobierno venezolano en el financiamiento y organización de los partidos socialistas con aspiraciones de gobernar en otras áreas de Centro y Sur América.

No ha encontrado ahora mejor excusa para disimular su tozudez y disparate político que manipular lo de “ Yankees go home”, con y sin vulgares epítetos, de nuevo usados como otrora l fueran, para descalificar la posición de no apoyo a esas pseudo democracias, por los norteamericanos y cuantos como ellos piensen en el desafuero que viene cumpliéndose por las izquierdas en territorio de América central y del sur.

La otra forma displicente manera de desviar la atención sobre tan graves disparates es el invento de Chávez por los posibles intentos contra su vida, para dar paso a un magnicidio y la fantochada del resto de los mal llamados poderes públicos nacionales para, plegándose a la cómica teatral dirigida por nuestro flamante disparatero, clamar por la defensa de la democracia y el peligro de la vida de un mandatario de por si deslegitimado y cada vez con menor prestigio en su gestión y que día a día apunta a dejar mal parado el liderazgo que el mismo se ha encargado de aupar a pesar de no existir ni meritos ni argumentos en el cumplimiento de su desteñida gestión como mandatario con arcas públicas repletas de dinero.

Mientras la Asamblea y el Supremo Tribunal de esta República pierden el tiempo en desarrollar una teoría que apoye las barrabasadas del Poder Ejecutivo, bajo la máscara de censurar y evadir las graves consecuencia de un posible atentado planificado y propulsado por el propio desgobierno, en el país en cambio, con plena prueba y evidencias, si se cometen contra la ciudadanía ajena a todo medio de defensa, homicidios y atropellos de toda índole que quedan sin censura ni persecución penal y dejan a la cada vez mayor cadena de víctimas y sus familiares, en absoluta situación de desprotección y sin poder pensar siquiera en la demorada y materialmente inútil vindicta pública contra los autores y responsables.

De tan reprochables conductas nadie dice nada, ni autoridad alguna del resto de los Poderes del Estado atina siquiera a dar sensatas declaraciones.

Nada se dice tampoco sobre esos crímenes que llevan las estadísticas nacionales de la delincuencia a índices mayores de los que pueden observarse en períodos de guerra y de absolutos desgobiernos.

En Venezuela no hay magnicidios, ni puede pensarse en ellos. Amen de que somos de los que consideramos que con el primer estallido de cohete, sin necesidad de que sean destellos de la pólvora de municiones, el solo anuncio de que no habrá reelección, provocara la mas feroz estampida de gobernantes y desmerecidos pseudo líderes políticos responsables y con el ya conocido ejemplo de la fácil entrega de sus puestos a defender, como ya lo ha visto Juan Pueblo en el pasado, hacen innecesaria acudir a tan reprochable delito y con se obviará la necesidad de todo sacrificio de vidas.

Lo que si puede decirse con propiedad es que para un magnicidio ni hay posible víctima ni tampoco hombres con los pantalones bien puestos para tomar o propiciar actos similares.

Lo que también podemos afirmar es la existencia en cambio de un inútil holocausto que padece una pobre ciudadanía , inerme, desarmada, desprotegida y desgobernada, que día a día soporta y padece atracos, homicidios, secuestros y cuanto crimen es posible imaginar, sin que ni el Ejecutivo ni el resto de los Poderes Públicos tomen medidas de especie alguna, y sin ni siquiera existir pronunciamientos tan patéticos como los que hemos oído con ocasión de la parodia del magnicidio.

Por esos parias, los que no tiene voz ni mando como gobierno, nadie pide ni reclama justicia, protección, ni defensa, ni hay Poderes Públicos que se pronuncien contra tal género de arbitrariedades ni violación de derechos humanos.

Nuestro pueblo no pide la cabeza de nadie, ni sus ejecuciones físicas, lo que si quiere es que los responsables de tan bochornosos como reprochables hechos constatados por la realidad diaria de nuestro acontecer cesen en el indebido uso del poder y de alguna manera se defienda a la ciudadanía.

Por esos sostenemos “No al magnicidio, ni a la guerrilla ni al para militarismo” pero si exigir a los incapaces de conducir el país, salgan del gobierno por inútiles, descarados y enemigos del pueblo. No a Magnicidios ni soluciones violentas, pero si exigencia de responsabilidades políticas y ciudadanas en las próximas elecciones de noviembre para reclamar el pago de esa cuantiosa factura a quienes escudan su incapacidad y llanto con los lamentos por la mal inventada puesta en peligro de sus vidas .

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba