Opinión Nacional

No agachar la cerviz

 Transición esperada, la cual, tiene su base en la constante lucha  democrática de quienes nos hemos convertidos en un “muro de contención” contra la distorsión de este régimen, que desde hace tiempo rebasó los límites del mandato  que en su comienzo le fue otorgado.

Hoy más que nunca se demanda la lucha y la unidad. Prioridades vitales para terminar de salir del escollo donde el enfermo de Miraflores  tiene metido al país y para sacarlo de ese peligro, todos los venezolanos tenemos el compromiso de meterle hombro. Porque  como dice un  refrán: “Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto” y ante este ignominioso gobierno no hay que agachar la cerviz.

¡Usted señora, señor, trabajadores! venezolanos de a pie, con la sabiduría que  da el bregar estas calles para el sobrevivir, consciente está de que uno de los atajos para lograr el triunfo en las presidenciales es la unidad de la dirigencia opositora en conexión con el pueblo y por eso demandan la tarjeta única, porque al final la mayoría de votantes son ustedes con derecho a exigir  condiciones e instrumentos de cómo ir a esos comicios ¡La unidad definitivamente es con los venezolanos!

Aunque aplaudo el esfuerzo hecho por la MUD en buscar este compromiso unitario de la dirigencia partidista, en establecer las elecciones primarias para la escogencia del candidato y el mensaje de unidad que tratan de enviar con esa herramienta electoral, pero no basta con ordenar este lado del juego sino desde ahora, es decir ya, ponerse en movimiento con la sociedad democrática y partidos políticos para exigir al CNE las normas que regirán los comicios presidenciales y especialmente lo concerniente al Registro Electoral, por cuanto el Sistema de Identificación se encuentra en manos extrañas.

No hay que esperar que las reglas vengan impuestas por el convaleciente comandante, que los dados vengan “montados”, ni servir para complacer a la dirigencia de los partidos, ya que si existen intereses y egoísmo sería  una gran torpeza para arrepentirse el resto de sus vidas política. Hoy es un momento crucial para el país y como dijo alguien “el tiempo no espera”.

Si a estas alturas de la crisis venezolana existen ni-ni y abstencionistas,  posiblemente es porque no habido claridad en el mensaje que vincule a esa población, y la ruta electoral no se halla despejada. No se puede pretender atraerlos solamente con una tarjeta unitaria que desde su anuncio se presenta opcional y mucho menos a los chavistas descontentos.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar