Opinión Nacional

No desviar el debate

“Viejo, yo veo que pocas de mis esperanzas se han cumplido, que lejos está el mundo de lo que deseé, imaginé y por el que luché. Y sin embargo no reniego de haber esperado, de seguir esperando. Creo en la fuerza y la transformación que nos da el vivir con una idea.”
(ERNESTO SABATO, 2005).

Pienso que no debemos desviar el debate en este momento tan conflictivo para esta autocracia y su autócrata. Está a la vista lo que le ha sucedido en la esfera internacional donde él se consideraba como un amo de la situación para lo cual utilizaba tanto un discurso radical que no debemos negar, tiene cierta sintonía con aspiraciones de los pueblos como una chequera repleta de petrodólares. Confunde además lo que en realidad está sucediendo en América Latina con sus delirios. Veamos. Existe una tendencia de mayor democracia y justicia social, pero ello no tiene el grado de radicalidad que le asigna el autócrata cuando considera el momento para proclamar el “socialismo del siglo XXI y un enfrentamiento y guerra contra Bush y Estados Unidos”. Advirtamos en este punto que, una cosa es la agresiva política de Bush que tiene repudio en todo el mundo, inclusive su país, y otra cosa es Estados Unidos. Bush es pasajero, Estados Unidos es permanente. En Chile, Brasil, Uruguay, Argentina lo que han triunfado son fuerzas de centro izquierda. En ninguno de esos países sus gobiernos propugnan construir “el socialismo” y mucho menos imponer un régimen al estilo cubano o de Chávez. En esos países el pluralismo, la separación de poderes está unido a la conformación de coaliciones cuyo compromiso es avanzar en democracias con justicia social. No se están proponiendo “salvar al mundo” ni cambiar de régimen por otro confuso, incierto y con elementos de fracasos ya conocidos en el mundo. El estatismo, el centralismo, el “culto a la personalidad”, sistemas electorales dominados por un autócrata y con signos de partido único pertenecen al pasado. Ese pasado no volverá, y en el caso venezolano no tiene futuro. Son regímenes dominados por la corrupción y por el desprecio de los derechos humanos. Este es el centro del debate. Aprovechemos este año electoral. Existe un solo adversario: el autócrata. No lo olvidemos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba