Opinión Nacional

No es sólo lo electoral

A riesgo de ser terriblemente crucificado por quienes piensan que escribir o decir algo negativo de la oposición, es hacerle el juego al bribón sin escrúpulos de Miraflores, a pesar de este riesgo, uno no puede callar la orfandad lamentable de propuestas más allá de la electoral de la oposición. La oposición carece de un líderazgo capaz de despertar entusiasmos y crear expectativas positivas que creen un efecto multiplicador para reunir voluntades, alrededor de una idea de país que trascienda lo puramente electoral. Quienes en reiteradas oportunidades hemos planteado esto, se nos ha calificado de necios y de tontos útiles, por cuanto lo prioritario de quienes así opinan, es salir de Chávez. Esta postura nos revela la situación de estupídez, mentira y vacuidad que domina la escena política del país, de la cual desafortunadamente, no escapa la oposición, ello nos muestra de cuerpo entero, la tragedia que estamos padeciendo.

El fácil recurso de la violencia con que se conduce el Presidente de la República, es paralelo a la resignación que ante tal actitud, prodiga el líderazgo de la oposición bajo el argumento de que no podemos caer en la estrategia del Presidente, de tal manera, que para demostrar su talente democrático, han participado en todas las elecciones democráticas que ha organizado el régimen, pues con ello pretenden convencer a la población que existe una frontera entre quienes resuelven sus conflictos a tiros y pedradas, y quienes la resuelven a través de la cordura democrática demostrando su civilidad y su capacidad indomable de mantenerse surfeando indefinidamente, la violencia sistemática del totalitarismo del régimen.

Para entender la fé en la democracia de la oposición, no hay sino que seguirle la pista electoral desde el 15 de Agosto del 2004 hasta el 23 de Noviembre del 2008. Paralelo a esta vocación democrática irreductible, existe la carencia de un impulso político para crear y proponer una alternativa distinta al modelo político de Hugo Chávez, no ha aparecido en todo este tiempo, una propuesta, una idea, de un país distinto al que está llevando adelante el régimen de Hugo Chávez, la pequeñez de los intereses electorales parciales de los partidos y sus dirigentes, ha conspirado contra este objetivo. Durante todo este tiempo las propuestas programáticas de la oposición, han sido escasas, y las pocas que han sugerido, ninguna enfrenta la realidad con algo de creatividad que permita insertar al país en el presente con cara hacia un futuro distinto al que vivimos ahora en la cotidianidad Chavista. El gran problema de los partidos políticos de oposición es que no han entendido el país. Para bien o para mal, el presidente Chávez cambió a Venezuela, cambió políticamente al países. (Roberto Luckert. Diario la Verdad, domingo 1 de febrero de 2009, Pag. A2) La verdad hasta ahora, es que parece haberse perdido la fórmula que permita a Venezuela encontrar el camino para salir de esta pesadilla.

Continuamos permitiendo que el régimen a través del control absoluto de las instituciones interfiera en los comicios, inclusive, amenace y agreda a todos los venezolanos que no compartimos sus pretensiones políticas. Mientras continuemos preocupandonos sólo de lo electoral, la crisis política no se terminarán por resolver. Se trata por encontrar respuestas al caos de la violencia, la inseguridad y la división del país en que ha convertido a Venezuela Hugo Chávez, y esto pasa por trascender lo puramente electoral

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba