Opinión Nacional

No más de dos

El mundo civilizado conmemoró el lunes el “9.11” o el 11 de Septiembre día en el que impactaron tres aviones en Nueva York y Washington y uno cuarto en Pennsylvania. Más allá del increíble horror -para todos menos para el capo del régimen imperante en Venezuela- los eventos originaron La Gran Coalición Internacional contra el Terrorismo, de la cual Venezuela -por supuesto- no forma parte que, en seis meses, derrotó a los terroristas.

En diciembre del ´98, Venezuela sufrió su propio atentado terrorista con la elección de un individuo auténticamente subversivo. El “proyecto” -que viene ejecutándose desde hace tres años con inexorable lógica y secuencia- es el de utilizar el pretexto democrático para asesinar a la democracia y erigir un régimen dictatorial y comunistoide financiado por el petróleo. Durante casi tres años la Sociedad civil contempló, refugiada en la posibilidad de la “rectificación”, el proceso terrorista de demolición política, institucional, gerencial, administrativa y económica. El terrorista secuestró a una Nación y convirtió los anti valores en sus emblemas: La Iglesia es un “tumor”; Lina Ron es la reencarnación de Teresa de Calcuta y los generales Rosendo, Cruz Weffer y Melvin López, modelos uniformados de honestidad y eficiencia. Hoy el nombre de “Bolívar” se asocia con la corrupción del régimen y la miseria de los sectores más pobres. Pero en los últimos 3 meses una serie de eventos expusieron la terrible fragilidad del “proceso”, que apareció por primera vez con la derrota oficialista en el referendo sindical. Pero el paro nacional del 10 de diciembre marcó el inicio de la construcción de la Gran Coalición Nacional contra este régimen para-terrorista. Devolvió a la Sociedad civil su conciencia cívica y su gravitación pública. El Acuerdo Democrático (CTV-Fedecámaras+Iglesia) fue fundamental porque indica las 10 principales prioridades gubernamentales post-régimen. El rechazo nacional al intento de someter Pdvsa a este régimen forajido, es un paso crítico en el fortalecimiento de la Gran Coalición. Porque la protesta contiene la vil intención oficialista de hambrear a la Sociedad entera aún a costa de la destrucción de Pdvsa. El próximo paro nacional, que se organiza para finales de marzo con apoyo de la OIT, precipita los acontecimientos lo que obliga a los factores “políticos” a concertar el régimen de transición y en eso están trabajando. La Gran Coalición Antiterrorista tardó seis meses en liquidar a los talibanes y Al Quaeda. Aquí nos quedan tres meses para lograr lo mismo. Y quién sabe si tanto, porque la mayoría de los observadores le da no más de dos.

Sólo negativo

“Reporte, diario de la economía”, tituló el lunes que la fuga de divisas en los últimos tres años fue de $21.5 mil millones. Pero para tener un panorama más amplio del terror económico desatado por el régimen considere otros $ 21 mil millones en inversiones extranjeras no concretadas en estos tres años. Quiere decir que la economía nacional no dispuso de $ 42 mil millones que –en la práctica- deben ser contabilizados como “votos” contra el régimen. Pero cómo será el drama de la desinversión que la página web del MPC no ofrece ninguna información al respecto. El nexo “Inversiones” en la página “Estadísticas e Indicadores” no está activado como tampoco abren las páginas correspondientes a “balanzas comerciales”. De hecho, las estadísticas más recientes datan del “sector turismo” y son del 2000. Allí fue cuando botaron a la gente que sabía. Considere la cifra oficial del crecimiento económico: 1.08% en ésos 36 meses. Crecimiento al que, si le resta el incremento demográfico del 2.5%, le queda un neto negativo de -1.43%.

Hemorroides cerebrales

“El Nacional” nos informó ayer que están sometiendo a Lina Ron a exámenes psiquiátricos en el Hospital Militar. “El Universal” reportó que se trata sin embargo de un problema de hemorroides brotadas. Bien visto, no hay contradicción necesaria en la información: el personaje tiene su cerebro en el lugar dónde le brotaron las várices anales.

El colapso

La cifra de Datanálisis, según la cual 2 de cada 3 venezolanos votarían contra el capo del régimen en un referendo revocatorio, no recoge el impacto sobre la población de los efectos de las medidas económicas anunciadas el 12 de febrero. Según industriales carabobeños, ellos prevén el cierre –entre marzo, abril, y mayo- del 30 al 40% de las industrias que aún funcionan en el Estado; lo mismo es aplicable por extensión a Aragua, al Zulia y a Miranda. En los Estados centrales la situación es peor. Me comentó una fuente que “ en el Guárico cerrará el 70%. Ya nos comimos el crédito y los ahorros. No hay cómo seguir adelante”.

¿Boulton?

La versión que corre con insistencia entre quienes suelen estar informados habla de que “Richard Boulton está en poder del Gobierno. Específicamente en los sótanos de Miraflores. Están esperando el momento para “aparecerlo”. Una ocasión propicia sería la llegada del avión “bolivariano” Airbus 319,…el de los $ 65 millones,…para desviar la atención. La versión no pudo ser confirmada en fuentes oficiales que tienen terror a responder llamadas porque se saben intervenidos “hasta los tuétanos”.

Las coincidencias

Manuel Cova, secretario general de la CTV, y Humberto Calderón, ex presidente de Pdvsa y ex Ministro de MEM, coincidieron el lunes en la Coordinadora Democrática de Acción Cívica:

1- en la solidez del frente obrero-gerencial en el sector petrolero;

2- en que las acciones reactivas frente a la invasión oficialista tienen que ser decididas internamente;

3- que la Sociedad civil debería respaldar enérgicamente ésas medidas;

4- en que la crisis de Pdvsa probablemente significa el comienzo del fin del régimen;

5- en la inconveniencia de una “solución de compromiso” en la integración de la Junta Directiva porque sólo prolongaría la gangrena de la politización de la empresa. Según los dos, los 5 directores internos, -los que manejan la empresa “real”- tienen que ser nombrados según el baremo de la “meritocracia”.

Democratización

Calderón Berti reiteró su propuesta de “democratizar” el capital de Pdvsa.

El 20% del capital de Pdvsa pagaría la deuda social del Estado con sus empleados ($ 10 mil millones) mientras que con los $ 20 mil millones restantes se capitalizarían los fondos de pensiones.

Por cierto,… los fondos de retiro y pensiones de Fedepetrol están colocados,… en dólares.

(%=Link(«mailto:[email protected]»,»E-mail:[email protected]»)%)

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar