Opinión Nacional

¡No me defiendas tanto compadre!

Todas las medidas insólitas y arbitrarias de represión, abusos de poder y ataques contra el sector inversionista y productivo privado, y en contra de la sociedad civil en general, que disiente de sus políticas sociales y económicas, el gobierno las justifica demagógicamente, a nombre del pueblo venezolano, que según la versión chavista, ha sido excluido, empobrecido y explotado en Venezuela por mucho tiempo, por el imperio norteamericano, con la aceptación y participación de la oligarquía venezolana.

Los venezolanos más sensatos, estudiados, realistas, y menos ingenuos, sabemos que esa es una excusa baladí y simplista para intentar lograr apoyo político popular y militar que lo defienda de las críticas nacionales o internacionales y/o para contener cualquier sublevación masiva que se pueda presentar debido a estos excesivos y constantes abusos injustificados en contra de la sociedad civil venezolana.

El punto es, que el pueblo a quién el gobierno supuestamente protege y defiende en forma espontánea y generosa, poco a poco se va dando cuenta, de que esas medidas, en lugar de resolverles sus problemas, estos se les van multiplicando y agravando, a un punto tal, que llegará el día, en que ya no le crean al gobierno, y ese mismo pueblo le exija a éste, que no le defienda tanto, porque prefiere defenderse solo”.

Si usted amigo lector agudiza su visión de lo que pasa en el país, se dará cuenta, que la mayoría de las manifestaciones de inconformidad y/o protesta, que se hacen últimamente en Venezuela, están organizadas, compuestas y alimentadas mayormente por seguidores del chavismo, quienes rematan sus mensajes subliminales, dejando entrever que a pesar de que están sufriendo y padeciendo de múltiples calamidades y necesidades, votaron por Hugo Chávez y su gobierno en todas las elecciones que se han dado en los últimos 10 años, rematando además, que seguirían apoyándolo y votando por él. Algo, incompresible.

Una larga lista de renombrados economistas, bien preparados y profesionalmente exitosos, de diferentes tendencias políticas y diversas clases sociales – entre los cuales se encuentran muchos que militaron en partidos izquierdistas con tendencia socialista/comunista – le han cuestionado al gobierno sus políticas en materia económica y social, que no dejan lugar a duda alguna, que de seguir el gobierno con esas políticas proteccionistas y demagógicas excesivas y ataques despiadados a los empresarios, así como a la propiedad privada, terminaran por destruir al aparato productivo, imposible de sustituir exitosamente por un sistema socialista estatista, basado en cooperativas socialistas, conformadas mayormente por comunas.

Son tan sencillas y claras estas explicaciones, que dan constantemente por televisión, radio y prensa escrita, estos personajes de la economía, que se necesita ser muy fanático, tozudo o desquiciado para no entenderlas y aceptarlas. Cuando las mayorías chavistas se den cuenta del callejón oscuro en que los ha metido el gobierno, será demasiado tarde, y no tendrán otra alternativa, sino la de pedirle al mismo, que no los defienda tanto, porque preferirán defenderse solos. Y cuidado si ese día sería peor que el caracazo del 27 de febrero de 1989.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba