Opinión Nacional

No me la calo más ¿y tú?

Combato a este gobierno porque ha empobrecido, material y espiritualmente, a millones de personas bajo el peso de un régimen militar y civil incompetente, altamente corrompido y corruptor. Ha socavado nuestra cultura y pretende modificar la historia. Alguien me señalaba, con razón, que son los bárbaros más caros del mundo. Merecen ser sustituidos sin trámites. Me decepcionan los dirigentes que, teniendo claro el problema de fondo y la realidad castro-chavista del presente, no ejercitan la razón frente al problema. Digo siempre lo que considero verdadero y justo, sin tratar de complacer pero sí de explicar. A veces soy inoportuno y la opinión se hace incómoda o genera cierto desasosiego. De aceptarse como válida, las obligaciones de hacer serían inevitables. Lo primero es entender. Luego hay que actuar en consecuencia.

Está por terminar el primer trimestre de este año electoral. Cuatro meses, casi, nos separan del 4D-05 y el cuadro político-electoral lejos de mejorar, empeora. Si entonces alrededor del 90% de los venezolanos, mediante la abstención, rechazó un sistema electoral envenenado, perverso y desviado de su misión, hoy hay más razones para hacerlo. Es más, aquella enorme manifestación de voluntad opositora contenía una carga mayor de rechazo al régimen de Chávez y de advertencia a buena parte del liderazgo tenido como opositor, por no estar a la altura del momento. El señor Chávez y sus apóstoles aceleran el proceso. Arremeten contra todo cuanto se le opongan. Usa y abusa del poder como nunca. Tratará de mantenerse a como de lugar, porque tendría que rendir cuentas tenebrosas de una gestión corrompida y represiva. Sabe que en unas elecciones limpias, manuales y secretas sería ampliamente derrotado. La rendición de cuentas también tendría que darla a los jefes del tablero internacional para el que trabaja.

Pocas cosas indignan tanto que oír en boca de dirigentes opositores (¿?) que en Venezuela no ha habido nunca fraude electoral, que Chávez es mayoría y nosotros minoría, que la lucha es “a largo plazo, hasta construir la nueva mayoría que pueda derrotarlo” y otras estupideces adicionales que, además de no ser ciertas, reflejan inercia mental, destrezas abstractas para polémicas inútiles y provocan graves errores de conducción que facilitan el trabajo al enemigo. Aunque sean políticos, no hacen política. Manosean información inútilmente.

No nos calamos más esta situación. No votaremos el 3 de diciembre. La vía electoral está bloqueada por un sistema inaceptable, probadamente fraudulento y administrado a capricho por un señor que califica como traidor a la patria. Exigimos el cumplimiento de todas las condiciones establecidas en la Constitución y la Ley correspondiente. No aceptamos que se mantenga reducida, casi inexistente, la capacidad de elegir mediante el voto. El pueblo ejercerá su derecho a no votar. Es bastante tener claro lo que no se debe hacer. Al menos, por ahora.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba