Opinión Nacional

No se puede nadar a contracorriente

En Venezuela a los gobiernos nunca les ha gustado la crítica, pero la han aceptado como parte del llamado juego democrático. Sin embargo, a pesar de que se ha permitido que se ventilen opiniones adversas al régimen de turno en las columnas de los principales periódicos de circulación nacional, la cosa cambia cuando esa crítica se hace en medios de difusión masiva como pueden serlo la TV y en alguna medida la radio o incluso en la prensa cuando la crítica aparece en las portadas que es lo único que lee la masa.

(%=Link(«/bitblioteca/ibsen_martinez/»,»Ibsen Martínez»)%) escribió hace poco en su columna semanal que al actual gobierno no le molestan las acerbas críticas que le hacen en Internet, y acuñó la frase “ Internet no sube cerro”, yo le agregaría a que los artículos y los programas de opinión tampoco. Por lo tanto el gobierno seguirá haciendo a su guisa mientras tenga el respaldo emotivo de la mayoría depauperada. Sin embargo esta tolerancia tiene sus límites, por ejemplo si la portada de un diario de amplia circulación como El Mundo incluye expresiones como: “¿Qué vaina es esta?”, refiriéndose a prácticas no muy justas de beneficiar al estamento militar por encima del resto de los venezolanos, y además en los días sucesivos denuncia, presuntos hechos dolosos cometidos por funcionarios del nuevo gobierno. Tampoco parece admitir que un semanario como la razón señale que se está conformando alrededor del nuevo régimen un nuevo apostolado que hará con el estado ,una vez más , pingües negocios por el simple hecho de haber financiado las diversas campañas electorales y ser amigos del nuevo orden.

Esto no debe llamar a asombro porque en Venezuela se aplica a la perfección el dicho popular de que a quien buen árbol se arrima buena sombra lo cobija. O incluso aquel otro que dice que jefe es jefe manque tenga cochocho. Un buen amigo lamentablemente fallecido me decía que aquí se aplicaba el principio muy en boga durante el franquismo en España que crudamente rezaba así” Para los amigos el culo, para los enemigos una patada por el culo y para los indiferentes simplemente aplicación de la ley vigente” En otras palabras si eres amigo del régimen podrán prosperar amparado por la protección de un estado benevolente que se hará la vista gorda ante las irregularidades que se cometan para asegurar el éxito económico. A los adversarios se les hará la vida imposible utilizando todos los recursos del estado para fiscalizar e impedir que prosperen. Y a los demás simplemente tendrán que someterse a todas las trabas que la maraña de leyes les imponen.

Por eso es que frente a un estado todopoderoso pocos son los que se atreven a nadar contracorriente, ya que si por honestidad intelectual alguien desea hacerlo, tendrá que pagar un precio muy alto por su osadía. Los hombres y mujeres valientes que persisten en hacer públicas sus críticas y denuncias pueden tener por seguro que, más temprano que tarde, pagarán caro tal atrevimiento. A los más afortunados sólo se les cerrarán los espacios públicos en los que solían ventilar sus palabras de protesta, a otros se les acosará hasta tal punto en que no les quedará otra salida que el camino del exilio y a los mas peligrosos se les aplicarán medidas mas duras que podrán llegar hasta la privación de la libertad, sin olvidar que no es imposible que les suceda lo que le ocurrió a Leoncio Martínez o a Fabricio Ojeda.

El poder absoluto corrompe absolutamente así sean sus integrantes arcángeles .

Fundado hace 28 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba